02/05/2015

Tras la muerte de Freddie Gray, la fiscal de Baltimore acusa a los seis policías de homicidio

foto_1-45.jpg
La fiscal Marilyn J. Mosby, mujer afro americana de 35 años anunció el viernes por la mañana que acusaba de homicidio a los 6 uniformados que habían arrestado a Freddie Gray el 12 de abril. Los cargos son asesinato, homicidio involuntario y detención ilegal. Durante la revuelta en Baltimore, el sindicato de los policías defendió a capa y espada a sus afiliados implicados, y por otro lado el Presidente Barak Obama, tibio ante la impunidad racial, sólo se preocupó de repudiar públicamente los disturbios en las movilizaciones. Este anuncio es un suceso novedoso, ya que en la mayoría de los hechos donde existió abuso policial, no hubo acusaciones para los ”agentes de seguridad”, como sucedió en los casos de Michael Brown en Ferguson y en el de Eric Garner en Staten Island. Por Lorenalia M., desde EEUU, para ANRed/ Fotos: Baltimore Sun


En conferencia de prensa, la fiscal Marilyn J. Mosby, comentó que los policías no tenían causa probable para arrestar al joven Freddie Gray de 25 años y que nunca han cooperado en la investigación. Tan es así que ante los hechos, acusó al oficial César Goodson, el conductor de la furgoneta donde tiraron inmóvil a Gray, de asesinato en segundo grado, homicidio, asalto en segundo grado y mala conducta en el cargo.

A los otros, oficial William Porter, Teniente Brian Rice y Sargenta Alicia Blanco, les atribuyó los delitos de homicidio involuntario, asalto en segundo grado y mala conducta en el cargo; mientras que a los oficiales Edward Nero y Garret Miller, de asalto en segundo grado, mala conducta en el cargo y detención ilegal. Si son declarados culpables, Goodson se enfrentaría a 63 años de prisión y el resto a 30 y 20.

foto_4-30.jpg

La multitud, que estaba escuchando a la fiscal mientras hablaba con los medios en la conferencia de prensa, aplaudía y gritaba de alegría ante las novedades. Las declaraciones de Mosby aludían a la búsqueda de justicia. Frases como: “oí su llamadas de “˜Sin justicia no hay paz”™”, “nadie está por encima de la ley y me gustaría buscar justicia”, “como jóvenes, nuestro tiempo es ahora”, hicieron que los manifestantes se esperanzaran en que en un futuro inmediato haya por primera vez justicia ante el acoso policial en Baltimore. Pero no fueron casuales ni ingenuas estas palabras ya que tenían que apaciguar a la gente. Todas las movilizaciones que sucedieron en estos días hicieron mella para que la Justicia, en este caso representada por la fiscal, diera un leve alivio al pedido de los pobladores de la ciudad.

foto_2-50.jpg

El abuso policial como moneda corriente

El 12 de abril en Baltimore, distrito perteneciente al Estado de Maryland, la policía arrestó a Freddie Gray solamente por haber hecho contacto visual con un Teniente y luego correr. Cuando lo atraparon, lo golpearon hasta que Gray quedara inmóvil y lo tiraron en una furgoneta para llevárselo detenido. Los testigos del hecho comentaron que durante su arresto lo torcieron como una trenza de pan y la consecuencia fue su muerte una semana después debido a las heridas en la medula espinal y la fractura del 80 por ciento de la columna vertebral a la altura del cuello. Se podría decir que fue arrestado, condenado y ejecutado por la policía en la calle. Tras su muerte, hubo revueltas con cientos de detenidos como se vio en todos los medios de comunicación a nivel mundial, donde la gente respondió con indignación saliendo a las calles y algunos incendiando negocios como CVS, una cadena de farmacias y supermercados.

foto_3-39.jpg

Pero el abuso policial en Baltimore es moneda corriente. El dato principal es que desde el 2011, la policía de esa ciudad lleva pagando en multas por exceso de violencia la suma de 6 millones de dólares. No es casual que haya tanta represión y que ahí exista la mayor taza de encarcelamiento de todo el Estado, donde hay abuso constante e innecesario por parte de los uniformados y una población afro estadounidense empobrecida que vive en una zona sin puestos de trabajo ni crecimiento económico. Esta situación, que es económica y racial se refleja en estos números: la comunidad afro estadounidense representan casi el 80% de la población total en el sistema penitenciario de Maryland, pero sin embargo comprenden aproximadamente el 28% de la población en funciones dentro del Estado.

Eddie Conway, periodista de The Real News y ex Pantera Negra reflexionaba en una entrevista realizada en el noticiero Democracy Now: “Ese nivel de acoso provoca respuestas verbales de parte de la población y hace que la policía termine arrestando a la gente. Tienen un registro de arresto muy alto incluyendo a niños de entre 10 a 13 años que terminan en el sistema penitenciario y es por eso que se convierte en un sistema de alta delincuencia y de alta criminalidad a los ojos de todos”.

foto_5-22.jpg

foto_6-17.jpg

Luego de las movilizaciones de los pobladores de la ciudad durante todos estos días, Gene Ryan, presidente del Sindicato de Policías Fraternal Order of Police, declaró que se sentían muy enojados por haber “sufrido un linchamiento de parte de la gente que se manifestó, y que no podían meter presos -como la opïnión pública pedía- a los policías involucrados en el asesinato de Freddie Gray”. La estrategia de defensa del sindicato continuó minutos antes de que Mosby realice el anuncio de las acusaciones de homicidio, donde circularon una carta en la que pedían que se nombre a un investigador especial e independiente, ya que dudan de la objetividad de la fiscal, debido a que ella tiene una relación personal con William H. Murphy Jr, abogado de la familia Gray y esta casada con Nick Mosby, concejal de Baltimore.

En la carta, Gene Ryan se refiere de esta manera a la imparcialidad de Mosby: “Está claro que el futuro político de su marido se verá afectado directamente, para bien o para mal, por el resultado de su investigación, es por eso que con el fin de evitar cualquier apariencia de incorrección o una violación de las normas de Responsabilidad Profesional, pido que se designe un Fiscal Especial para determinar si los cargos deben ser presentados o no”. A su vez, la declaración escrita sostenía que “Ninguno de los seis oficiales involucrados en la detención y muerte de Gray fueron responsables del fallecimiento del hombre de 25 años, que estimuló las protestas y los disturbios que incluyeron saqueos”.

foto_8-10.jpg

foto_7-15.jpg

Como reacción a la noticia de las acusaciones, el presidente Barack Obama calificó de vital que la verdad salga: “Creo que la gente de Baltimore quiere más que nada la verdad… es lo que la gente del todo país espera”. Pero durante la semana hubo más declaraciones de Obama, que como ya nos tiene acostumbrados, resalta más el comportamiento “incorrecto” de los ciudadanos que el asesinato sistemático de personas afro estadounidenses por parte de la policía.

En la conferencia de prensa que Obama realizó esta semana junto al Primer Ministro japonés Shinzo Abe para anunciar cooperación militar entre ambos países, se tomo unos minutos para hablar sobre lo sucedido en Baltimore y dijo: “No hay excusa para el tipo de violencia que se vio ayer -refiriéndose a una de las revueltas-. Es contraproducente. Cuando las personas comienzan a forzar puertas para saquear, no están protestando ni están dando un mensaje: están robando”. También señalo: “Hay algunos políticos malos que son corruptos. Hay gente en la comunidad de negocios o de Wall Street que no hacen lo correcto. Bueno, hay algunos policías que no están haciendo lo correcto”.

foto_9-10.jpg

foto_10-8.jpg

Pero Obama no puede mirar todo el tiempo al costado y se refirió al problema de acoso policial y racial hacia la comunidad de color de manera muy tibia: “Creo que hay departamentos de policía que tienen que hacer un examen de conciencia. Creo que hay algunas comunidades que tienen que hacer un examen de conciencia. Pero creo que, como país, que tenemos que hacer un examen de conciencia. Esto no es nuevo. Ha estado ocurriendo por décadas”.

foto_11-8.jpg

foto_12-6.jpg

Fuentes:
Colorlines News for Action
Democracy Now!
Baltimore Sun
The real news



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba