18/04/2015

Los trabajadores de prensa versus las empresas periodísticas

prensa.jpg

En las últimas semanas se han incrementado los conflictos en distintos medios de comunicación: Despidos, vaciamientos, falta de reconocimiento de comisiones gremiales internas. Mientras tanto, la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires convoca a elecciones para renovar a sus autoridades pero con un padrón lleno de empleados de otras actividades y personas fallecidas. Por Red Eco Alternativo


No a los despidos en Publiexpress y BAE; repudio a los incumplimientos de la patronal de Clarín; no al vaciamiento y cierre de Poligráfica del Plata; por la regularización del pago de salarios y la defensa de los puestos de trabajo en revistas Premium del Grupo 23, Siete Días y Comunidad Virtual; libertad sindical en Télam y que la patronal reciba ya a la comisión interna; 40% de aumento salarial, que los sueldos sean discutidos por los paritarios electos en asamblea; por un bono de compensación de 3000 pesos; por un nuevo sindicato de prensa y fuera la burocracia de la Utpba. Estos son los principales reclamos efectuados por el Plenario de Delegados de la prensa escrita, radial y televisiva a través de una declaración. Ante esta situación se resolvió realizar este viernes 17 y sábado 18 de abril retiro de firmas, asambleas y aplauzasos en los distintos lugares de trabajo.

Conflictos

La asamblea de trabajadores del Diario BAE resolvió realizar paros progresivos hasta el martes 21 de abril, día en que volverán a reunirse para evaluar nuevas medidas. Lo hacen ante el despido de un colaborador permanente del diario, hecho que se enmarca en un cuadro de ajuste y vaciamiento en el diario BAE Negocios, que ha perdido en cuatro años (es decir desde la llegada de los hermanos Olmos) más de 30 puestos de trabajo sin que ninguno de ellos haya sido repuesto, lo que ha significado una sobrecarga de tareas para el resto de los trabajadores. Los trabajadores de Clarín vienen realizando un masivo retiro de firmas, medida que continúa esta semana. Lo hacen para reclamar que la empresa cumpla con los acuerdos paritarios del año pasado, además de otras reivindicaciones.

Los trabajadores de la editorial Publiexpress, que edita, entre otras, la revista Pronto, la más vendida del país, están llevando adelante un plan de lucha que ya incluyó un paro de 24 horas en repudio a un proceso de ajuste y despidos. Los trabajadores de Poligráfica del Plata, del Grupo 23, también se encuentran en un plan de lucha peleando contra el vaciamiento y el cierre de la imprenta.

La Asamblea de Trabajadores y la Comisión Gremial Interna de Veintitrés expresaron su solidaridad con el periodista Lázaro Llorens, redactor de la revista en Córdoba, quien fue demandado judicialmente por el empresario Horacio Miró a partir de las investigaciones y notas por él realizadas. Al respecto, el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren) afirmó: “Resulta muy preocupante la posibilidad de que un poderoso empresario intente amordazar la libertad de expresión de un trabajador, judicializando el ejercicio del periodismo con la clara intención de amedrentar a quienes no sean funcionales a sus intereses. Manifestamos nuevamente la preocupación ante la sistemática repetición de sucesos similares al de Llorens y repudiamos cualquier intento de aleccionar o amansar al periodismo y la libertad de expresión, banderas históricas de lucha de nuestra profesión”.

Los trabajadores de las revistas Premium, Siete Días y Comunidad Virtual del Grupo 23 también se encuentran en conflicto ante el cierre de varios productos de la editorial, dirigida por Sergio Szpolzki y Matías Garfunkel.

Este martes 14, la Comisión Gremial Interna de la Agencia de Noticias Télam realizó un acto para reclamar que las autoridades la reconozcan y abran una instancia de diálogo. Según explicó Mariano Suárez, integrante de la Comisión, al programa Otras Voces, Otras Propuestas que se emite por Radio La Retaguardia, la empresa no reconoce a la comisión a pesar de haber sido elegida por el voto de 400 trabajadores en noviembre del año pasado: “es una situación excepcional para la historia gremial de Télam, solamente durante la dictadura militar pasó que la empresa no reconociera al cuerpo de delegados, en democracia es la primera vez que ocurre. Desde noviembre venimos intentado un canal de diálogo con la empresa, que se ha negado a tener cualquier clase de contacto, por lo que no nos dieron más alternativa a los trabajadores que iniciar un proceso de lucha para obtener el reconocimiento del cuerpo de delegados y retomar la vida gremial normal que tuvo siempre la agencia y que ahora está interrumpida. La empresa dice que el proceso electoral fue ilegal, estamos en un momento de transición en la Capital Federal del viejo sindicato de la Utpba a un sindicato nuevo que está en proceso de formación. En ese contexto, la Utpba se negó a llamar a elecciones de delegados de base dentro de Télam, algo que no se viene haciendo desde el año 2000. Normalmente teníamos elecciones convocadas por el Ministerio de Trabajo, pero esta vez el Ministerio jugando en espejo con la conducción de la empresa, que está vinculada al gobierno, tampoco convocó a elecciones. Los trabajadores presentamos un amparo, obtuvimos un medida cautelar favorable que ordenó hacer las elecciones, nosotros ejecutamos el fallo judicial e hicimos las elecciones en el marco que nos indicaba la justicia. A pesar de contar con el respaldo judicial la empresa dice que el llamado a elecciones fue ilegal y no reconoce al cuerpo de delegados. Nosotros entendemos que no se trata de una cuestión de legalidad o ilegalidad sino de una decisión política, dentro de Télam hay otro sindicato, que es moyanista, y evidentemente a esta conducción le es más cómodo negociar con un sindicato de empresa que tiene prácticas poco deliberativas. Les es más fácil acordar y tienen negocios con la publicidad oficial que tratar con una comisión interna como la nuestra que tiene prácticas diferentes, que consensua sus decisiones en asamblea, que tiene un proceso de tratamiento de las decisiones mucho más arduo, y evidentemente prefiere otra clase de sindicalismo. Nosotros queremos un sindicalismo democrático, vamos por otro camino e inexorablemente llegamos a este momento de enfrentamiento”.

Por un nuevo sindicato

Para el Plenario de Delegados de la prensa escrita, radial y televisiva, estas distintas ofensivas por parte de las empresas contra los trabajadores no son casuales. Por un lado, se dan en el marco del inicio de la discusión salarial de este año, pero además el gremio de la Utpba se encuentra cada vez más lejos de los trabajadores de prensa que incluso están llevando adelante la construcción de un nuevo sindicato que dé cuenta de sus verdaderos reclamos y necesidades como sector. “Es evidente que a las empresas no les basta con sentarse cómodamente a pactar salarios a nuestras espaldas con la directiva traidora de la Utpba, que no tiene representatividad ni para discutir del clima. Necesita, además, disciplinar cualquier posibilidad de rebeldía en las redacciones contra el previsible acuerdo salarial a la baja que buscarán imponer en complicidad con el Ministerio de Trabajo y un sindicato vaciado y ausente de cualquier lucha en nuestros lugares de trabajo”, manifestaron.

En estos días, la Utpba realiza elecciones para renovar sus autoridades, pero según denuncia el Plenario de Delegados se trata de un proceso electoral fraudulento, una simulación efectuada a espaldas de los trabajadores, e hicieron un llamado a no votar: “no hay nada más lejano a la democracia que este montaje electoral. Nada más lejano a una construcción colectiva que estos comicios que no se publicitaron en ningún lado (“¦).Votarán los muertos y los empleados de las más variadas actividades. Banqueros, sojeros, empleados públicos, policías, representantes de embajadas extranjeras, los 2.525 afiliados que en la Justicia se acreditó que no trabajan en el oficio. Se votará solamente en Perón 1173, la sede la de obra social. No habrá una sola empresa periodística con una urna. No hace falta. Los trabajadores de prensa no votan”.

En diciembre del año pasado, los trabajadores de prensa realizaron un plebiscito para pronunciarse a favor o no de la creación de un nuevo sindicato de prensa que realmente los represente. El resultado fue contundente, más de 2000 trabajadores dijeron “Sí” a la propuesta y tan solo 72 se manifestaron en contra. Transformar esta votación en una realidad es el próximo desafío que los trabajadores de prensa tienen por delante y, según afirman, hacia allí van.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba