18/04/2015

Marcha y acto por el “Día internacional del Preso Político”

tapa_6-18.jpg
“Libertad para los presos políticos”, pidieron CORREPI y organizaciones nacionales e internacionales que marcharon ayer a las 16 horas desde el cruce de Av. 9 de Julio y Av. De Mayo hasta Corrientes y Callao en la Ciudad de Buenos Aires, dónde hicieron un acto desde las 17. “Reclamamos la derogación de la ley anti-terrorista, herramienta para perseguir a las luchadoras y luchadores populares. Repudiamos esas actividades, incluso de gobiernos que se dicen progresistas como en Argentina, que sigue a los militantes populares con el Proyecto X, que sigue teniendo gatillo fácil, que sigue teniendo procesados y presos políticos, que no los encarcelaron Videla o Massera, sino Néstor y Cristina; os que bajan cuadros, que son los que también ponen a Milani”, denunció Martín, representante del Partido Guevarista, entrevistado por ANRed. Informe e imágenes: ANRed.


A diez años del nacimiento del Día Internacional del Preso Político – que se originó por las masacres en las cárceles israelíes – el movimiento que se creó desde allí afirmó, como en 2015, que se cuentan 7.040 prisioneros palestinos, mientras continúa la ocupación y la persecución de sus ciudadanos en su propio territorio. Otro ejemplo citado fue el pueblo de Saharaui, al norte de África, dónde existe el muro más grande del mundo -después de la muralla china- a un lado de su frontera, y al otro el gobierno de Marruecos mantiene a 160 mil soldados vigilando, dejando a sus pobladores encerrados desde 1991. A la espera que se cumplan las sanciones de la ONU, hay miles de prisioneros políticos, y muchos murieron en las cárceles marroquíes. El estado es reconocido por 85 países del mundo, pero Argentina aún no lo ha hecho.

tapa-2319.jpg

La representante del Colectivo de Presos Políticos Vascos reclamó por el fin de las violaciones de los derechos carcelarios, responsabilizando a los gobiernos español y francés, y la liberación de los 460 presos y presas, en un país de 3 millones de habitantes. Luego se sumó la denuncia de distinos frentes por los presos políticos en Paraguay, que sufren inumerables violaciones a los derechos humanos, durante todo el proceso judicial, y condiciones carcelarias indignas y degradantes. Entre los numerosos casos citados, destacaron la prisión de Tacumbú en Asunción, y el de los campesinos paraguayos extraditados desde Argentina.

tapa_2-97.jpg

“Pedimos libertad para los compañeros de Corral de Bustos, para el compañero Boli Lescano, el fin de la persecución, lo que pasó en la puerta de la fábrica en Panamericana dónde la Gendarmería infiltraba manifestaciones, el gendarme carancho, todas las situaciones que venimos viviendo en Argentina, que si nos dejamos llevar por medios oficialistas, estaríamos frente a los paladines de los derechos humanos, y es algo falso de toda falsedad”, sentenció el representante del Partido Guevarista. “El pasado 24 de marzo, en el aniversario de la dictadura militar, fuimos al edificio Libertador a dejarle un mensaje a Milani: ‘Milani Genocida, Cristina cómplice’. Es vergonzoso que algunos organismos de derechos humanos, que históricamente han estado del lado popular, se saquen fotos con Milani. ‘Como me lo recomendó Nilda (Garré, ex-ministra de Defensa), es un buen tipo’, declaró Hebe de Bonafini. Se ve que no habló con la madre del soldado Ledo (conscripto desaparecido durante la última dictadura)”, sumó.

tapa_3-54.jpg

En otro discurso se reclamó por “el militante estadounidense Mumia Abu-Jamal, a quién se le niega atención médica, detenido desde 1981, condenado a pena de muerte suspendida por las campañas internacionales en su apoyo, y en 2011 conmutada por prisión perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Él es parte de los 536 presos políticos estadounidenses, mayoritariamente, dirigentes y activistas indígenas, lo que muestra, la misma política de represión y encarcelamiento a los Mapuches en Chile, o hacia los Qom y los Wichis en Formosa. Las diferencias y roces entre gobiernos imperialistas y los denominados nacionales y populares desaparecen, cuando se trata de represión y encarcelamiento. Ambos aplican su justicia contra los luchadores populares”.

tapa_4-34.jpg

También hubo discursos de integrantes de MOVADEF por los prisioneros políticos del Perú, que afrontan condiciones infrahumanas, torturas y hasta muerte. Por Colombia, la representante de Marcha Patriótica, denunció “el hacinamiento y las condiciones deplorables que sufren los presos políticos en su país, las detenciones preventivas, es decir, sin condena, las persecuciones a los opositores, los atentados, asesinatos y desapariciones, y el uso de la policía para criminalizar la protesta social“.

tapa_5-24.jpg

Para Martín del Partido Guevarista, “no vamos a tener respeto por los derechos humanos con gobiernos que favorecen a empresas y empresarios, pero vamos a seguir denunciando nuestros problemas. Olvidemos por un momento los presos políticos de militantes, pensemos en los casos de gatillo fácil, que nunca se dan en Barrio Norte, Belgrano, Recoleta o Palermo, y sí se dan en Moreno, La Matanza, (Florencio) Varela, pensemos en los chicos que se mueren desnutridos en Chaco, la gente de la Matanza que van a comer del (basural) CEAMSE, realidades que no son organizativas, sino sociales, tampoco han sido resueltas por este gobierno”.

tapaaaaaaa-2.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba