16/04/2015

Elia Espen presentó un habeas corpus por su hijo

elia_hc.jpgElia Espen (Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora) presentó un habeas corpus en favor de su hijo, Hugo Miedan, secuestrado el 18 de febrero de 1977 en la vía pública, durante la última dictadura militar. Hugo estuvo detenido en el centro clandestino El Atlético, hasta el 20 de septiembre de 1977 cuando fue visto por última vez por sus compañeros de cautiverio y habría sido “trasladado”. Por APEL.


Elia Espen (Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora) presentó un habeas corpus en favor de su hijo, Hugo Miedan, quien fue secuestrado el 18 de febrero de 1977 y hasta el día de hoy permanece desaparecido. Elia cuenta con el patrocinio de los abogados de Apel, que intervenimos activamente en los juicios por los crímenes de la dictadura.

Hugo, militante del PRT, fue secuestrado en la vía pública y conducido al centro clandestino El Atlético, donde permaneció cautivo hasta el 20 de septiembre de 1977 cuando fue visto por última vez por sus compañeros de cautiverio y habría sido “trasladado”. En la jerga de los genocidas, el “traslado” significaba la ejecución de los detenidos, lanzándolos al mar o al Río de la Plata.

El juzgado de instrucción N° 13, el juez Luis Alberto Zelaya es el encargado en investigar y dar respuestas sobre el destino de Hugo y, para ello, requirió informes sobre Miedan a diversos organismos. El único que todavía no respondió -ni siquiera las llamadas, según consta en el expediente- fue el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Julio Alak.

En la petición se requirió que se cite al ministro del Interior Agustín Rossi para que informe qué archivos de la dictadura fueron abiertos y sobre la existencia de documentación que dé pistas del destino de Hugo, lo que hasta el momento no fue resuelto por el juez interviniente.

El gobierno desinforma

A 39 años del golpe militar, los archivos de la dictadura siguen guardados bajo llaves, al tiempo que se nombra al frente del Ejército y de las tareas de inteligencia a un probado genocida como César Milani.

Con sus 84 años de edad, y más de 38 de lucha, Elia Espen miró a los ojos al juez y dijo: “No quiero irme sin saber qué pasó con mi hijo, como les pasó a tantas Madres”.

La lucha de Elia no cesa, y estará presente en el próximo juicio por circuito ABO (Atlético -Banco-, Olimpo) donde su hijo es caso. Allí pedimos que se realice una audiencia especial para anticipar el testimonio de Elia en la causa, que tramita ante el Tribunal Oral Federal N° 2.

La lucha contra la impunidad sigue viva para los luchadores de todas las generaciones.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba