14/04/2015

Neo paritarias

1-1634.jpg

En un escenario diferente al de otros años, las estrategias de negociación salarial han dado nacimiento a un fenómeno que los abogados laboralistas coinciden en interpretar, con distintos nombres, como una suerte de “neo paritarias”.
Se trata de una modalidad de discusión en la que, en lugar de cerrar acuerdos anuales, los gremios pactan montos por un período de tiempo acotado a la espera de obtener señales futuras más claras respecto de la economía y la inflación. Y, al mismo tiempo, reclaman cifras superiores a la pauta oficial, en pos de reducir el impacto del Impuesto a las Ganancias.
Por Mario Hernandez


La consecuencia más evidente es que, salvo algunas excepciones, hasta ahora prácticamente no se han cerrado paritarias de manera definitiva. Eso es lo que viene ocurriendo desde el verano, luego de que bancarios, petroleros, colectiveros, metalúrgicos y ferroviarios acordaran subas trimestrales hasta marzo.

Después de varias semanas de discusiones, los gremios petroleros de la Patagonia y la cámara que agrupa a las empresas de la actividad cerraron un acuerdo salarial transitorio por el que hasta julio los trabajadores de los yacimientos cobrarán una suma fija extraordinaria mensual de $ 6000, tras lo cual las partes negociarán el aumento sectorial para todo 2015.

En medio de la fuerte presión sindical por la rebaja del impuesto a las Ganancias que motorizó el contundente paro del 31 de marzo, la novedad del entendimiento petrolero es que el suplemento salarial convenido quedará exceptuado del pago del tributo.

El mismo mecanismo fue incorporado al entendimiento para que un suplemento adicional de $ 3000 que los petroleros percibirán junto al medio aguinaldo de junio también quede excluido.

El beneficio impositivo conseguido por lo petroleros tiene lugar en momentos de creciente presión sindical por una reducción del impacto del tributo sobre los salarios. Esa ofensiva, que se materializó el martes 31 con un contundente huelga convocada por los gremios del transporte y respaldada por el sindicalismo opositor, domina a su vez el escenario de la nueva ronda de paritarias, al punto que hasta las propias organizaciones sindicales cercanas al Gobierno advirtieron su resistencia a firmar aumentos salariales en línea con el techo oficial si la Casa Rosada no da respuestas concretas a los reclamos por la reducción de Ganancias.
La estrategia adoptada por los petroleros se suma así a la postura de los metalúrgicos y los choferes de colectivo de la UTA, que no descartan estirar las sumas acordadas en el verano, ante la incertidumbre respecto de la evolución de los precios y la presión impositiva.

El propio titular de la CGT oficialista y de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, busca obtener una suba del 32%, con la mira puesta en que el Gobierno modifique Ganancias antes de las elecciones para restarle presión a su negociación, que es vista como una de las más importantes, por su peso político.
En línea con Caló, el secretario general de la Asociación Obrera Textil, Jorge Lobais, coincidió que las paritarias se deben cerrar entre 32% y 34%, según cada actividad y los diversos salarios mínimos de cada rubro. Por ese motivo, el gremialista textil aseguró que “en algunos casos es una vergüenza lo que se cobra por el Impuesto a la Ganancia”, aunque admitió que en su sindicato solo el 3% o 4% de los trabajadores lo pagan.

En tanto, los colectiveros amenazaron esta semana con lanzar un nuevo paro en mayo y con elevar sus reclamos salariales, debido a la falta de cambios en Ganancias. Durante el verano su titular, Roberto Fernández, llegó a pedir una suba de hasta el 50%.

En esa línea, Luz y Fuerza realizó este miércoles su primer huelga en décadas para exigir cambios en el tributo y protestar contra la tercerización del empleo.
El jefe de los lucifuercistas, Guillermo Moser, estimó que el piso de Ganancias debe subir a $ 25.000 y exigió una exención del impuesto para las horas extras. “Al ser un servicio público, no es que las horas extras las hacemos porque queremos, tenemos la obligación de hacerlas, no podemos retirarnos de nuestro lugar de trabajo si no viene nuestro relevo. Nos descuentan entonces muchísimo por Impuesto a las Ganancias. Tenemos casi el 60% de los trabajadores a los que les descuentan”, aseguró Moser. En las paritarias, que arrancan para Capital Federal en mayo, piensan pedir 35% de aumento salarial.

El sindicato que reúne a los empleados del subte, enrolado en la CTA oficialista, exigió a la empresa Metrovías un aumento salarial del 40%, anunció el metrodelegado Néstor Segovia.

La empresa otorgó un adelanto a cuenta de futuros aumentos de entre el 21 y 23% y dejó abierta la mesa de negociaciones para determinar en el corto plazo cuál será el alza final para todo el año.

La excepción parece ser los judiciales porteños. La seccional Nº 2 de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), que conduce Juan Manuel Rotta, informó de un aumento salarial del 35,25%. El acuerdo de la seccional intervenida por el moyanista Julio Piumato regirá hasta el 31 de marzo de 2016 y se abonará en tres pagos: 13% en marzo, 14% en julio y 5% en noviembre.
En respuesta a las críticas del sindicalismo, el viceministro de Economía, Emanuel Alvarez Agis, aseguró este martes que “el mínimo no imponible está en un nivel razonable”, y remarcó que la posición del Palacio de Hacienda “es clara, hay que pagar el impuesto a las Ganancias, porque es progresivo y se aplica marginalmente”.
En consecuencia, subrayó que el gravamen “nunca se come la paritaria”, y aseguró que el reclamo para elevar el piso del gravamen por parte del transporte urbano “es un síntoma de que hay salarios muy altos en ese sector”.
La última vez que el gobierno nacional modificó el mínimo no imponible fue en 2013, tras haber caído en los principales centros urbanos en las elecciones primarias de todo el país. Desde entonces, el impuesto no tuvo modificaciones.

Paro nacional de aceiteros

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina va a la huelga nacional a partir de las 18 horas del próximo lunes 13 de abril, por la inmediata reincorporación de Alfredo Irazoque, Secretario General del Sindicato de Empleados y Obreros Aceiteros de la Provincia de la Rioja, y en repudio de la respuesta represiva a la huelga que sostienen los obreros aceiteros en la empresa AIMURAI S.A. en la localidad de Vichigasta, en La Rioja.
En la mañana del viernes 10 de abril, el gobierno de la provincia de La Rioja envió personal policial, con efectivos de la guardia de infantería, a intimar a los trabajadores que se encuentran ejerciendo su legítimo derecho de huelga ante la planta de la empresa, reclamando por la inmediata reincorporación del dirigente sindical a quien la empresa despidió de forma discriminatoria y antisindical al día siguiente de la conformación del Sindicato de Aceiteros de la Rioja, fundado el 27 de marzo de 2015.

Por los gremios de prensa

En horas del mediodía del miércoles 8 de abril, se reunieron en la sede sindical del Cispren (Córdoba), los delegados obreros, paritarios y miembros de la Comisión Ejecutiva de la Capital y el interior provincial, con el objeto de delinear colectivamente el plan estratégico de negociación rumbo a la paritaria de prensa que comenzará hoy, martes 14 de abril.
Los trabajadores de la prensa y la comunicación, luego de realizar un análisis colectivo y minucioso de su economía, llegaron a la conclusión de que un trabajador no puede ganar por debajo de $14.783 de salario básico inicial.
Como resultado del plenario, se delineó un cronograma de asambleas en los distintos medios de la ciudad y la provincia hasta el próximo martes 14, fecha en la que se celebrará la primera audiencia paritaria.
El jueves 9 de abril, se cumplió el tercer día del retiro de firmas de los trabajadores de Clarín ante los incumplimientos de la patronal. Periodistas, ilustradores, columnistas y fotógrafos volvieron a retirar sus firmas de los distintos medios de AGEA y en una asamblea multitudinaria, que por primera vez bajó de la redacción a la calle Tacuarí decidieron, entre otras medidas, retomar la semana próxima con cinco días sin firmar, y la siguiente con siete días sin firmar, de no mediar una respuesta positiva de la empresa.

Conflicto en la agencia oficial Télam

En la víspera de la fundación de un nuevo sindicato de prensa en la Ciudad de Buenos Aires, la agencia Télam, una de las empresas más grandes del gremio, vive un profundo conflicto con sus trabajadores. La agencia -administrada por el Estado-, desconoció la legalidad del Cuerpo de delegados elegido y postergó reivindicaciones de casi un millar de trabajadores. Por eso el Plenario de Delegados de Prensa Gráfica, Radial y Televisiva convocó a todos los trabajadores de la actividad al acto que se realizará el martes 14 a las 14.00hs en la puerta de Avenida Belgrano 347.
Los trabajadores de Télam eligieron su Comisión Gremial Interna el 25 de noviembre de 2014. Desde entonces, más de cuatro meses, la empresa desechó todo canal de diálogo. Por eso, responden ganando la calle y la redacción.
Para acompañar el acto, todos los trabajadores de prensa realizaron el jueves un “tuitazo” para exigir por la libertad sindical dentro de la empresa y para que las autoridades revean su actitud.

Paran docentes universitarios

La Asociación de Docentes e Investigadores de la UNR (COAD) comenzará el lunes un paro que se extenderá por cinco días y que se desarrollará también en otras 26 universidades nacionales de todo el país.
El gremio de docentes e investigadores de la Universidad Nacional de Rosario decidió ratificar la realización de una huelga desde el lunes 13 al viernes 17, en reclamo de un aumento salarial, por lo que no se dictarán clases en ninguna de las facultades de esa casa de estudios.
La medida gremial quedó firme a pesar de la convocatoria lanzada por el Ministerio de Educación nacional de reabrir la negociación salarial el miércoles 15. Lo confirmó el rector de la UNR, Darío Maiorana: “Para la semana entrante se espera una reunión programada por el Ministerio de Educación de la Nación para la discusión salarial de las confederaciones universitarias”, señaló.
“La noticia de la convocatoria a la mesa de negociación salarial para el 15 de abril demuestra que sin disputa no es posible un salario digno”, subrayó la Secretaria Adjunta de Coad, Patricia Propersi. “Es ineludible -prosiguió- que la convocatoria, dos meses y medio antes del vencimiento del acuerdo salarial vigente, es un triunfo de la lucha, y resulta al menos curioso que la instancia paritaria sea citada en medio de la semana de paro que tendrá lugar en 28 universidades nacionales. Es evidente que parte de la maniobra es desactivar la organización de los propios trabajadores y trabajadoras docentes”, cuestionó.
La legitimidad de la medida de fuerza, dijo Propersi, se basa en los 1.314 docentes que la votaron entre el 17 el 19 de marzo pasado.
Ya el año pasado habían protagonizado un paro por tiempo indeterminado que duró más de un mes y desde entonces le vienen planteando al Gobierno Nacional la necesidad de que la paritaria del sector no sea cerrada por 18 meses, con la consecuente pérdida del poder adquisitivo que eso genera, ni retrasada hasta la mitad del año, sino que se pueda discutir al mismo tiempo que lo hacen todos los trabajadores. En noviembre reiteraron el pedido y este año pusieron una fecha límite: el 15 de marzo. Pero ante la falta de respuesta de la patronal, la docencia universitaria definió “estimular al gobierno a sentarse a una paritaria salarial a través de una medida de fuerza”, definió Patricia Propersi.
Estas exigencias se producen en un contexto en el que hay aproximadamente 9.000 agentes en la UNR, de los cuales más de la mitad no son concursados, lo que significa que trabajan con contratos temporales que los atan a las necesidades de los gobernantes de la casa de estudios. Y el dato más contundente: la mayoría de los docentes, que son quienes sostienen la Universidad, son de dedicación simple, es decir, que tienen 10 horas semanales. Alguien que recién ingresa con esa categoría, cobra $ 2.200.

Paro feminista en PepsiCo

Según consigna La izquierda diario, el reclamo de las compañeras es por el acceso a la categoría de medio oficial para todas. Se trata de una categoría que no existe en el conjunto del gremio de la Alimentación y que en PepsiCo es una conquista alcanzada con la lucha hace muchos años, pero son los hombres los que acceden a las categorías más altas.
Pero el reclamo es más profundo. Las compañeras son las que más trabajan, las que lo hacen con mayores ritmos e intensidad y las que hacen múltiples tareas no reconocidas. Realizan hasta siete tareas a la vez, como control de calidad de los paquetes, armar, desarmar y limpiar las máquinas y mantener ordenadas las líneas. Todo eso aparte de la tarea de empaque que es la que reconoce el convenio colectivo de trabajo. Un convenio que es del año 1994, está desactualizado y la burocracia no quiere cambiar. A su vez las mujeres son las que sufren las mayores enfermedades laborales, como tendinitis, hernia de disco y otras enfermedades que se dan por el trabajo repetitivo. Llegan a tener tres o cuatro hernias de disco. La empresa siempre trata de desconocer esas enfermedades. Pero hay compañeras que después de años de trabajo no les queda otra que terminar haciendo tareas livianas.
Por eso, hartas de que la empresa no reconozca esta situación, comenzaron la lucha. El pasado miércoles se dictó una conciliación obligatoria y ahora se está debatiendo cómo seguir. La Comisión Interna se puso a la cabeza de esta lucha, a la que suman otros reclamos como el de los compañeros tarimeros que buscan también su categoría. En estos días estaban en medio de un conflicto por el premio de productividad, que se aumenta cada año paralelamente a la paritaria y el año pasado la empresa quiso hacer una trampa contra las mujeres, descontando el 50% de ese premio al segundo día de faltar. La empresa sabe perfectamente que son las compañeras las que faltan por hijo enfermo, lo que tampoco se reconoce como licencia. Por eso la bronca acumulada del año pasado llevó a la explosión de este año que se transformó en un paro general de los tres turnos en la fábrica.
La actitud de la Lista Verde de Rodolfo Daer fue primero dubitativa y después directamente no acompañó. De hecho sus congresales llamaron a no parar y, contra el reclamo de las compañeras, llegaron a decir que la Comisión Interna quería armar este conflicto para provocar un ataque mayor de la empresa. Pero la burocracia, al igual que la patronal, quedó desubicada. Como dijo una compañera, “nos levantamos desde abajo y por eso la empresa tiembla”.
Para no desentonar con el reclamo de las trabajadoras, y a pesar de estar enrolado en la central obrera oficialista de Antonio Caló, el sindicato de la Alimentación reclamó una recomposición salarial del 43%.
“El Instituto de Estadísticas de la Ciudad, que es un ente autónomo, marca que una familia con dos hijos y alquilando tiene que tener un ingreso superior a $ 12.690”, justificó Rodolfo Daer.

Suspensiones y despidos

La patronal de Fate suspendió a sus 1.800 trabajadores de su planta de San Fernando el jueves 9 y viernes 10, con el acuerdo del sindicato del neumático (Sutna Central) dirigido por la lista Violeta y su secretario general Pedro Wasiejko, un ferviente servidor del kirchnerismo. Por los días de suspensión los trabajadores cobrarán el 75% del sueldo básico. Sin embargo, la filial SUTNA Zona Norte, que no comulga con la dirección gremial K, asegura que la planta no atraviesa una “situación de crisis” y que obtuvo fuertes utilidades durante todos estos años para afrontar alguna eventual situación adversa.
El 1° de abril, un día después del paro nacional convocado por las centrales sindicales oficialistas y opositoras, los trabajadores de la firma de electrodomésticos Bambi ubicada en la zona sur de Rosario, se desayunaron con la noticia de que todo el personal contratado fue despedido por baja producción. Alrededor de 100 familias quedaron en la calle.

¿Habrá un nuevo paro general con movilización?

“Si no se arregla el tema de Ganancias vamos a tener que pedir como mínimo un 46%”, afirmó Omar Maturano, líder del gremio La Fraternidad. “Si se actualiza verdaderamente el mínimo no imponible debe aumentar a $ 35.000”, agregó el dirigente ferroviario.
El referente de La Fraternidad aclaró que existen “varias maneras” en que podrían realizar sus protestas, aunque admitió que “puede salir un paro” nuevamente. Ya la semana pasada los gremios que participaron de la huelga general contra Ganancias anticiparon que se reunirán el próximo 14 de abril para evaluar nuevas medidas de fuerza. Eso no implica que los maquinistas no puedan realizar protestas por su cuenta.
“Tenemos una agenda de reclamos: el tema de la inflación, el tema de la seguridad… Pero si se soluciona lo del impuesto, iríamos más despacio”, adelantó Maturano.
Cuando Luis Barrionuevo se apresuró al blanquear la idea del paro de 36 horas detonó los primeros cortocircuitos. El transporte, que quiere liderar esta etapa del sindicalismo, reaccionó indignado porque pretende mantener la iniciativa. “Pero ahora la fecha la ponemos nosotros”, advirtió un dirigente transportista. Hoy, nadie descarta nada. La CATT (Confederación de gremios del transporte) hará su plenario el 14 para incorporar a la UTA y a La Fraternidad, y facultaría a su conducción para decidir sobre la nueva huelga.
Al día siguiente, Moyano y Barrionuevo presidirán un encuentro del Comité Central Confederal de la CGT para resolver la continuidad del plan de lucha. Ambos apuestan al paro de 36 horas, con movilización a la Plaza de Mayo, el jueves 30 de abril y viernes 1° de mayo, lo que implicará parar medio día y marchar en el feriado por el Día del Trabajo.

Mario Hernandez

Fuentes: www.infobae.com, www.iprofesional.com, www.ambito.com, www.cronista.com, www.federacionaceitera.com.ar, www.prensared.org.ar, www.rosarioplus.com, equipo de comunicación CTA Rosario, www.anred.org, www.laizquierdadiario.com, www.ieco.clarin.com



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba