14/04/2015

16.425 días sin Los Beatles

1-1632.jpg

Hace 45 años Paul McCartney anunciaba a la prensa inglesa e internacional que lanzaría su primer álbum como solista y dejaba a entrever que los 4 de Liverpool se distanciaban “temporalmente”. El legado beatle para la música popular y los motivos de su final. Por Pablo Esquivel de la redacción de El Caminante


Atrás quedaban los primeros años de camperas de cuero, jeans ajustados, botas texanas y jopos “engominados”. También se iban esos días de furor e histeria generalizados, con la prensa y las hordas de fanáticas enloquecidas por los cuatro jóvenes de Liverpool, ya con sus trajes formales y sus cortes de pelo mundialmente conocidos e imitados hasta el cansancio.

Se consolidaba un fenómeno cultural que alcanzó una masividad sin precedentes en la historia de la música. Y esa masividad no mermó la calidad artística de cada uno de sus trabajos. Con cada nuevo disco, cada nueva canción, cada nueva mezcla y mixtura vocal abrían nuevos caminos y repertorios para cualquier joven que empezara a incursionar en la música. Marcaban un antes y un después siempre, siempre innovaban, siempre trasgredían. Después del 10 de abril de 1970 Los Beatles quedaron inmortalizados como la banda de rock pop más influyente en la escena musical mundial.

El dúo compositor Lennon/McCartney trae consigo la inalcanzable cifra de 27 canciones colocadas como n°1 en las listas de los charts de todo el mundo. De hecho, la banda se disolvió mientras su corte “The Long and Winding Road”, del disco “Let it be”, ocupaba el primer lugar del Billboard chart inglés. Canciones como “Help”, “Let it be”, “Hey Jude”, “Yesterday” o “Something” condensan en pocos minutos de duración (no solían superar los 3 minutos) una inigualable variedad de recursos melódicos. En 1964, durante la primera época de la “beatlemania” sus hits ocuparon los primeros 5 puestos del Billboard, algo jamás repetido por ningún artista: “Can´t buy me love, “Twist and shouts”, “She loves you”, “I want to hold your hand” y “Please please me”, en ese orden, marcaban tendencia. En total cuentan con 19 números uno en los Estados Unidos (lo que explica el furor que causaron en su primer arribo al país en febrero de 1964, cuando tocaron en el show de Ed Sullivan) y 15 en el Reino Unido

Aquí algunos otros números que ilustran su imborrable huella para la música popular:

 Son el grupo que más discos vendió en toda la historia, con más de mil millones de discos en todo el mundo. El dato es que 400 millones de ellos los vendieron durante 1962-1970 mientras que los más de 600 millones restantes responden al periodo post beatle, lo que muestra su fuerte impronta en las generaciones más jóvenes y la influencia de la transmisión entre las generaciones contemporáneas al fenómeno y las nuevas.

 Su álbum Anthology Volumen 1 de 1995 (ya sin John Lennon) vendió 855.473 copias en los Estados Unidos desde el 21 Noviembre al 28 Noviembre. Es el mayor record de ventas de un álbum doble.

 El 25 de junio de 1967 inaugurarían la primera transmisión satelital para todo el mundo, cantando el tema “All you nedd is love”.

 Fue la única banda en grabar 5 peliculas. Ellas son: A Hard Day”™s Night (1964), Help! (1965), Magical Mystery Tour (1967, que fue una película para televisión), Yellow Submarine (1968, film de dibujos animados) y Let It Be (1969, un documental).

Estos son solo datos “frios”. Solo una pequeña porción de lo que significan Los Beatles, comprendido en su forma más cabal como fenómeno de masas, pero íntimamente ligado con la exquisitez profesional. Esos números solo muestran un pequeño universo de eso que excede al fenómeno y lo hace trascender. Detrás de las luces y el estrellato también estaban las personas de carne y hueso que tiene sus motivaciones, sus preocupaciones, sus peleas.

El final de los Beatles no puede ser atribuido a un solo hecho o personaje. Sí se puede mencionar algunos hechos que empezaron a marcar el principio del fin.

La muerte del manager Brian Epstein en 1967 fue un duro golpe para los 4 de Liverpool ya que lograba la comunión en el grupo y focalizaba los objetivos de la banda neutralizando las tensiones creativas que se producían en los estudios de grabación. Además influyeron la quiebra de su multimedio Apple Corps, con una administración deficitaria, las diferencias entre la dupla Lennon/ McCartney sobre el control de los derechos de los temas y la intromisión de terceros en espacios íntimos y de extremo hermetismo para la banda (a partir del noviazgo de Lennon con Yoko Ono, quien luego fue “exonerada” por el mismísimo McCartney de sus culpas por generar la ruptura de la banda).

Las grabaciones durante la última época, que incluyen el Álbum blanco (1968), Abbey Road y Let it be (ambos de 1969 aunque el último fue presentado en 1970) ya mostraban un ambiente deshilachado, un equipo de trabajo resquebrajado, una disputa insalvable entre los cuatro. El hecho de que cada uno ya hubiese apuntado a sus proyectos individuales era un síntoma del colapso final.

Y el sueño terminó. Pero su legado se regó por todo el mundo. Surgió una banda con músicos de primerísimo nivel, con una preocupación por ofrecer calidad en cada trabajo, por autosuperarse disco tras disco, por marcar un rumbo. El resultado es que muchos jóvenes en el año 2015 comienzan a interesarse por ese legado musical que marcó tan a fondo a la generación de sus padres y abuelos.

El Caminante Revista



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba