11/04/2015

Nora Cortiñas pidió que Milani y Rossi declaren en la causa de su hijo

nora_cortinas.jpg Lo había anunciado en el Fogón por la Memoria, actividad cultural y reflexiva realizada en el Centro Cultural Olga Vazquez de La Plata, en los días previos a un nuevo aniversario del golpe genocida de 1976. Nora Cortiñas, referente de la organización Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, presentó un habeas corpus en la Cámara Federal de Casación Penal para que el jefe del Ejército, César Milani, y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, declaren como testigos en la causa por el secuestro y desaparición de su hijo Gustavo, y sumó más líneas de investigación que apuntan al actual jefe máximo del ejército, como partícipe activo del estado represor del gobierno de facto. Por ANRed.


Nora Cortiñas, referente de la organización de defensa de los derechos humanos Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, presentó un habeas corpus en la Cámara Federal de Casación Penal para que el jefe del Ejército, César Milani, y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, declaren como testigos en la causa por el secuestro y desaparición de su hijo Gustavo.

El pedido realizado por Cortiñas quedó a cargo de la Sala IV de Casación, luego de que el habeas corpus fuera rechazado por el juez de instrucción Ricardo Warley. Este cuerpo legal, está integrado por los jueces Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani.

milani.jpg

Según indicaron los abogados de Cortiñas, Verónica Heredia y Eduardo Soares, la presentación tiene por objetivo, lograr que el actual Estado Nacional, brinden respuestas en relación al paradero de su hijo, desaparecido del que hasta el momento se desconoce tanto el paradero de sus restos, como la unidad militar o el centro clandestino donde estuvo detenido.

Es en el marco de esta investigación que Cortiñas solicitó que el jefe del ejército, César Milani, el Ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, sean convocados para que aporten la información que tengan sobre el paradero de su hijo.

Los sinuosos caminos de la in-justicia

En su momento el juez federal Daniel Rafecas, estableció en la causa por los delitos de lesa humanidad cometidos en jurisdicción del Primer Cuerpo del Ejército, que el responsable del secuestro de Gustavo fue el general de brigada Carlos Alberto Martínez, integrante del Segundo Cuerpo de Inteligencia del Ejército, quien fue procesado en 2012 y un año después falleció.

Cortiñas y sus abogados descreen de la responsabilidad de Martínez por falta de pruebas directas sobre su participación en el hecho y porque tampoco se estableció el paradero de Gustavo, que es el objetivo de un habeas corpus.

rossi.jpg

El flamante jefe del ejército del kirchnerismo, Milani, fue convocado a declarar por su pasada participación y desempeño en la Inteligencia de la armada, compartiendo área con el sentenciado Martínez.

Por su parte, el ministro de defensa, Rossi, fue convocado a declarar para que brinde información en relación a los archivos de la fuerza aérea, encontrados en 2013 en el adificio Cóndor, para que se descarte la posibilidad de que allí exista documentación que certifique el secuestro y paradero de Gustavo.

Todos los caminos conducen a Milani

El jefe del ejército, Milani está acusado por la desaparición del conscripto Agapito Ledo, en junio de 1976, cuando era su asistente, a pesar de que el hecho quiso ser presentado como una deserción.

Además, a Milani, que en la última dictadura cívico-eclesiástica-militar se desempeñaba también como teniente en el batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja, se lo investiga por el secuestro y torturas sobre Ramón Olivera y su padre, quien quedó hemipléjico a raíz de los tormentos recibidos en una cárcel.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba