03/04/2015

Movilización a ocho años del asesinato político de Carlos Fuentealba

fuentealba-5.jpgSe cumplen ocho años del asesinato del maestro Carlos Fuentealba en el marco de una violenta represión desatada contra una protesta docente cuando Jorge Sobisch gobernaba la provincia de Neuquén. Este sábado habrá una manifestación en el centro de la capital para recordarlo y continuar exigiendo justicia. Por El Zumbido.


Como cada 4 de abril desde que el policía Darío Poblete fusiló al maestro Carlos Fuentealba bajo las órdenes represivas de Jorge Omar Sobisch, el sindicato docente convoca a marchar por el centro neuquino con el acompañamiento de diferentes gremios y organizaciones.

“Murió el docente herido en Arroyito”, dijeron los medios corporativos cuando Carlos dejó de luchar contra el dolor tras haber sido asesinado en medio de la lucha docente.

El autor material del crimen está preso, pero tras haber sido fotografiado caminando libre por las calles de Zapala fue alojado en la U11 de esta capital, donde fue privilegiado junto a otro grupo de policías asesinos a permanecer en las “casitas de pre egreso”, destinadas a otros detenidos que están prontos a salir. No hay responsables políticos condenados por el crimen del docente.

La convocatoria a concentrar para marchar es a las 18 horas del sábado, mientras que por la mañana se realizará el ya tradicional acto en Arroyito, donde se desató la represión que terminó con la vida de Carlos Fuentealba.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba