02/04/2015

31M: contundente jornada de lucha de los trabajadores

7-432-2.jpgMientras la Presidenta inauguraba una red de agua potable y un polideportivo, promediaba la huelga nacional más contundente de las cuatro protestas que sufrió durante su mandato. A pesar del esfuerzo de la CGT oficialista, la UOM y el SMATA de La Matanza, el día de su visita las calles del distrito más populoso del Gran Buenos Aires estaban vacías y la mayoría de los trabajadores no habían concurrido a sus lugares de trabajo. Por Mario Hernández.


También la Ciudad de Buenos Aires había lucido un tránsito menor a un domingo y aún menos intenso al de un día feriado. Bares y restaurantes amanecieron con las persianas bajas al igual que negocios tradicionales de barrios comerciales. Según CAME, la cámara empresaria que los agrupa, no abrieron 1 de cada 2 comercios que vendieron un 60% menos, sumando pérdidas por $ 3.000 millones. El panorama no había sido diferente en el interior del país.

En Río Negro la adhesión llegó al 90%. La principal manifestación tuvo lugar sobre el puente carretero de la ruta 22 a la altura de Cipolleti donde más de 2000 trabajadores estatales y de la actividad privada, organizaciones sociales, sindicales y políticas cortaron el tránsito entre las 10 y las 14 horas. Asimismo, en Viedma, la capital provincial se instaló una radio abierta frente a la Casa de Gobierno, en San Antonio Oeste se protestó frente a la Municipalidad y en la turística San Carlos de Bariloche se concentró en el Centro Administrativo.

También en Córdoba hubo un corte en el Puente Centenario y en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, un piquete en la bajada de la autopista. Allí fue muy fuerte el acatamiento en el distrito docente de Morón dirigido por la Celeste de Baradel y Yasky que se opusieron al paro. También en las escuelas de San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas (Suteba-Gral. Sarmiento). Mientras, docentes de La Matanza, La Plata, Ensenada, Quilmes y Tigre (Sutebas opositores) llevaron adelante un paro activo votado en asambleas y cuerpos de delegados, haciéndose presentes en los cortes de Panamericana, Puente Pueyrredón y en la autopista Buenos Aires-La Plata.

En oposición a la CTERA (sindicato docente oficialista) convocaron a parar la Federación Nacional Docente junto a sindicatos de la provincia de Buenos Aires (Udocba, FEB, Sutebas opositores), de Santa Cruz, Capital (Ademys), Tucumán, Chubut y Rosario (Amsafe), además en apoyo a los conflictos salariales en curso: Chaco, Tierra del Fuego, Santa Cruz y la situación no resuelta de Catamarca y Entre Ríos, donde AGMER fue una de las pocas expresiones que no adhirieron al paro en esa provincia.

El 80% de los trabajadores tucumanos adhirió al paro. También tuvo gran contundencia en Jujuy donde además del 20 al 30% de los comercios privados permanecían cerrados.

En Santa Fe, la CGT (San Lorenzo) dispuso la convocatoria de un acto en Av. San Martín y Bv. Urquiza, tradicional esquina de los bancos, para repudiar la muerte del trabajador portuario Roberto Ramón Correa, quien falleció en la madrugada del sábado tras sufrir un accidente mientras descargaba una barcaza. Así, la falta de seguridad en el complejo portuario regional sumó siete muertes. En esa localidad fue clave el apoyo de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso que fue a la huelga ante la falta de respuesta a un petitorio de aumento salarial que asegure a la categoría inferior un salario de $ 14.931, frente al inminente vencimiento del CCT 420/05 de los obreros aceiteros y el denominado “acuerdo COPA” (salario mínimo regional) que abarca a 13 gremios de la CGT local. No mencionaron el Impuesto a las Ganancias como parte de las reivindicaciones a pesar de ser uno de los sectores más afectados por los altos salarios “de privilegio” como sostiene CFK.

También fue masivo en las cercanas localidades de Rosario y Villa Constitución donde el 96% de los metalúrgicos votó el paro, siendo una de las razones que llevó al oficialista secretario general de la CGT oficial y de los metalúrgicos (UOM) a dar “libertad de acción a sus afiliados” para que implementen “las medidas que consideren convenientes para dar adecuada respuesta al legítimo reclamo” por la modificación de ganancias.

En este sentido ya se habían pronunciado los metalúrgicos de Acindar (Villa Constitución), apoyados por los estatales de esa localidad, de Tenaris, donde una asamblea votó la adhesión por 150 a 4, a pesar que Ganancias solo afecta al 10%, de Gherardi (Casilda) y de Aluar (Puerto Madryn) que resolvieron parar en asamblea de base. Este también fue el método utilizado por los ferroviarios de la Línea Sarmiento, que votaron por unanimidad en una masiva asamblea el cese de tareas y abandono de servicio a partir de las 0 horas y concentración en Castelar, desoyendo el llamado de la Unión Ferroviaria a concurrir a los lugares de trabajo.
Rosario fue el escenario de un acto de la CTA opositora y de una asamblea de ATE (estatales) en la Plaza San Martín, mientras los bancarios desarrollaban una marcha por el centro de la ciudad.

Volviendo a la provincia de Buenos Aires, trabajadores de Shell, Honda y Calsa, que vienen luchando contra los despidos discriminatorios, convocaron a los trabajadores y organizaciones de la zona sur del Gran Buenos Aires a cortar el puente Pueyrredón a las 6:00 de la mañana. Allí fueron acompañados por los estudiantes de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) que también se sumaron a los cortes de Henry Ford y Panamericana y al de Corrientes y Florida en el microcentro porteño. También en Panamericana, pero frente a las puertas de la autopartista Lear, se realizó una concentración por la reincorporación de los trabajadores que siguen exigiendo volver a su puesto de trabajo.

Todas estas acciones demuestran que los dirigentes convocan pero los que dicen sí o no al paro son los trabajadores que lo extendieron por abajo, transformando lo que pretendía ser un paro dominguero en un paro activo

“Si hubiera habido trenes y subtes, no hubiera habido paro general”

Con esta afirmación Cristina pretendió descalificar la medida de fuerza, agregando que el motor del paro fue el reclamo contra el “impuesto a las ganancias”, avalando a su Ministro de Economía, quien sostiene que solo “afecta al 6 u 8% de los trabajadores”.

Lo que Axel Kicillof no dice es que representa el 6% del PBI y en el primer trimestre de este año registró un 40% de aumento, siendo el impuesto que más creció junto con el que se aplica a la venta de combustibles, representando el 21% de la recaudación.

Jorge Yabkowski del sindicato de Profesionales de la Salud (FESPROSA-CTA) había denunciado que desde el 2006 el Impuesto a las Ganancias sobre las personas físicas creció un 1100% y que entre 1.200.000 y 2.000.000 de trabajadores pagan tributo por su salario, lo que representa 1/3 de todo el ingreso fiscal por el impuesto, a lo que debemos sumar el 21% del IVA (en países ricos entre 8 y 10%), mientras los egresos fiscales subsidiando a las empresas de energía y transporte triplican el gasto por planes sociales y siguen sin gravarse la renta financiera y la minera paga impuestos ridículos.

Según un informe del IEF-CTA los trabajadores alcanzados por el impuesto, para lograr un aumento salarial del 35%, en las paritarias deberían fijar una suba del 45% porque de cada $ 100 del nuevo aumento salarial, perderán $ 22 por Ganancias.

Pero es evidente que se trata de solo de una parte de la explicación como achacar el paro a la falta de transporte. Según las cifras oficiales del Indec en el conurbano bonaerense se han perdido 84.000 puestos de trabajo entre el cuarto trimestre de 2014 y el mismo lapso de 2013. Además, los ingresos de la mitad de los ocupados subieron apenas un 25% contra una inflación del 38% en el período analizado, con lo cual se produjo una fuerte caída del poder adquisitivo. En el distrito donde viven casi 12.000.000 de personas también creció la subocupación, el empleo en negro y la desigualdad social. El 30% de los 4.287.000 ocupados -1.300.000 personas-, tenía ingresos inferiores a $ 3.500 mensuales y la mitad percibía menos de $ 5.000. Se calcula que la pobreza supera el 30%. También subió la subocupación del 9% al 10,9% y el empleo en negro del 37% al 38,2% afectando a 1.250.000 trabajadores no registrados.

Evidentemente, estas razones también fogonearon el paro que tal vez vuelva a repetirse antes de fin de mes. “El 14 de abril vamos a dar a conocer un plan de lucha de los gremios del transporte que lo vamos a llevar adelante si no hay cambios en la decisión del gobierno”, sostuvo Maturano de La Fraternidad, uno de los convocantes al paro de transporte.

La izquierda, de destacada actuación en los cortes, piquetes y asambleas que se sucedieron a lo largo y ancho del país, ya adelantó su posición: paro de 36 horas con movilización a Plaza de Mayo elaborado en asambleas y plenarios.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba