27/02/2015

México: Confirman que docentes fueron violadas en la represión del último martes en Acapulco

mexico_represion_docente_-_tapa.jpgCuatro docentes fueron violadas por policías federales, durante la violenta represión que sufrieron el último martes 24, mientras se manifestaban por las calles de Acapulco en el Estado de Guerrero. Así lo confirmó esta mañana Manuel Salvador Rosas, vocero de la Comisión Política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), en diálogo con medios locales. Por ANRed.


“Tenemos al menos a cuatro maestras que fueron violadas por la Policía Federal”, denunció en entrevista para Radio Fórmula. “Tenemos una maestra que todavía está internada en el hospital”, agregó detallando la situación pos represión de los docentes que se manifestaron el pasado martes 24 de febrero en Acapulco, según se informó desde el portal Notigodinez.

Asimismo, señaló que las víctimas fueron amenazadas y por ello guardaron silencio la noche en que fueron atacadas por los oficiales policíacos.

“Por lo delicado de la información y por el sufrimiento que vivieron no quisieron decirlo, pero ya rompieron el silencio, y cuatro maestras aseguran haber sido violadas. En el momento de la represión, aseguran que las detienen, las suben a las camionetas y se las llevan a lo oscuro, allá en los callejones en donde estábamos, en el monte”, explicó el referente docente.

Más desaparecidos y violencia en Guerrero

Por otro lado, Salvador Rosas denunció que aún habría 13 miembros de la Coordinadora cuyo paradero se desconoce. Por ello, presentarán la denuncia por las violaciones a sus compañeras y además, por la desaparición de los 13 profesores durante el brutal desalojo del pasado martes en bulevar de Las Naciones, cercano al aeropuerto de Acapulco.

Así mismo, Rosas descartó la versión de que la muerte del docente Claudio Castillo se debiera a un aplastamiento del tórax. En cambio, el vocero confirmó que los policías fueron responsables, pues los manifestantes atestiguaron cómo los elementos bajaron a golpes al hombre de una camioneta.

“Él estaba en una camioneta con la consola de sonido, exactamente enfrente de la Policía Federal, entre él y los policías había sólo tres filas de maestras [“¦]. En ningún momento se baja de la camioneta, lo bajan a golpes, no tenemos videos, pero sí fotografías. Era una persona discapacitada, padecía artritis, no podía desplazarse por sí mismo ni bajarse de la camioneta, ellos lo bajaron para golpearlo, pero no quieren asumir su responsabilidad.

“Definitivamente resulta ilógico que la Policía Federal diga que nuestro compañero murió por aplastamiento”, abundó.

Cruce de acusaciones, política de encubrimiento

Esta mañana, el “Comisionado Nacional de Seguridad”, Alejandro Rubido, aseguró que el profesor de 65 años no falleció por un traumatismo cráneo-encefálico sino por un “aplastamiento” profundo del tórax, y acusó a los propios manifestantes de haberlo atropellado con un autobús cuando presuntamente embistieron contra la columna de granaderos, versión manejada por la Policía Federal para justificar las agresiones contra integrantes de la Ceteg.

Por su parte y como era de esperarse, el comisionado general de la PF, Enrique Galindo, rechazó que los elementos bajo su cargo hayan violado a mujeres durante la represión en Acapulco.

“Categóricamente lo negamos, de entrada no hubo una mujer detenida, ninguna mujer fue detenida”, espetó, aunque el hecho de que no hubiera mujeres detenidas no tiene nada qué ver con la acusación de que fueron violadas.

No existe video o fotografía alguna que muestre a los manifestantes cargar contra la policía a bordo de algún autobús, como acusan los federales. En cambio, han salido a la luz gran cantidad de videos que exhiben la violencia de los agentes desatada sobre los manifestantes, quienes fueron dispersados mediante armas de fuego. También se puede ver a los antimotines golpeando a su paso vehículos estacionados sobre bulevar Las Naciones.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba