23/02/2015

Por una ciudad sin rejas que dividen, encierran y excluyen

tapa-2252.jpgEste sábado 21 de febrero la asamblea de vecinas/os del Parque Lezama realizó un festival para expresar su rechazo a las rejas que quiere colocar el Gobierno de la Ciudad. Comenzó a las 17 y contó con una radio abierta, la “Murga Los Rotosos de Monserrat” y otras actividades culturales, que giraron en torno al debate de defender el derecho de un espacio público libre y en buenas condiciones. Por Jesica Jess para ANRed / Imágenes: Asamblea del Parque Lezama.


El festival se organizó en consecuencia de que el martes 10 de febrero, los vecinos se opusieron al enrejamiento que ordenó Patricio Di Stéfano, Subsecretario de Uso de Espacio Público. Este hecho se encuadra dentro de un marco de ilegalidad, ya que el parque Lezama es un Museo Histórico Nacional y cualquier modificación que se haga en él tiene que ser aprobado por la Comisión Nacional de Museos y Monumentos Históricos. Esa aprobación no existe, las rejas no figuraban en ningún lado, por ende, solo se aprobó la restauración de los monumentos, la remoción de algunos árboles y la instalación de juegos.

Creemos que la función de las rejas es cortar la reunión de gente, que se puedan encontrar y compartir, fíjate que no solo ponen rejas, convierten los parques en paseos, le ponen caminos y eso corta la comunicación, estos cambios que son muy sutiles lo que hacen es que los vecinos no puedan organizarse, y eso es una de las cosas que más le preocupa a este Gobierno”, expresó Eva, integrante de la Asamblea del Parque Lezama.

tapa_2-77.jpg

tapa_3-44.jpg

La ciudad se reserva el derecho de admisión y permanencia

En esta ciudad para pocos con grandes negocios inmobiliarios, desalojos, la no de urbanización de las villas, erradicación de barrios con topadoras como el “Papa Francisco” de Lugano, alquileres cada vez más elevados, plazas y parque enrejados, como el emblemático Parque Centenario, y el parque Pereyra entre tantos otros, la gestión del PRO quiere agregar a su larga lista al parque Lezama. Pero los vecinos afirman que los funcionarios denuncian vandalismo dentro del lugar cuando en realidad uno de los motivos principales de la colocación de rejas es que en unos meses el Ministerio de Ambiente y Espacio Público se mudará sobre la avenida Martin García, ex fábrica Canales. Cabe destacar que el Lezama está cerrado hace más de ocho meses por inicios de obras que hasta el día de la fecha no se finalizaron.

“Este es el único lugar que tenemos para respirar un poco de aire en muchas cuadras. Muchos vivimos en conventillos, hoteles, o departamentos muy chiquitos”, dijo Eva y agregó: “esto va más allá de unas simple rejas, estas te marcan quién está dentro y quién está afuera, nos corta la libertad, primero vienen por el parque después van a venir por nosotros. El barrio se vuelve cada vez más elitista y esta ciudad nos excluyen cada día un poco más”.

tapa_4-26.jpg

tapa_5-18.jpg

El gobierno de la ciudad suspendió el enrejado hasta la próxima mediación, que comenzó hoy desde las 17:00. Asimismo, hoy había una asamblea a las 19 en Defensa y Martín García para resolver cuáles serán las medidas que van a emplear los vecinos del Parque Lezama.


Para adherir: asamblealezama@gmail.com

Contactos de prensa:

 15 6604 7974

 15 4023 5966

 15 5517 2333

 15 3629 1256

Más información en: Asamblea del Parque Lezama



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba