14/02/2015

La Plata: Escrache por abuso y violencia transfóbica en el Hospital Rossi

rossi_-_tapa.jpgEn la mañana de ayer, un grupo de militantes de distintas organizaciones feministas, de género y lucha LGBT se manifestaron a las puertas del Hospital Rossi, en la ciudad de La Plata, para denunciar y pedir justicia por el abuso y la violencia transfobica sufrida por Andrea Elizabeth Fernández, activista trans, quien hace unas semanas había hecho pública su situación. Por ANRed.


Sucedió ayer, en las puertas del Hospital Rossi, en la ciudad de La Plata. Un grupo de militantes de diferentes organizaciones de género, feministas y de lucha LGBT, se manifestaron en reclamo de justicia por el abuso y la violencia transfóbica sufrida por Andrea Elizabeth Fernández, activista trans, quien hace unas semanas había hecho pública su situación.

El escrache en las puertas de nosocomio, tuvo como objetivo la visibilización de una problemática reiterada: la violencia institucional sufrida por personas trans, travestis y transexuales.

“Nos encontramos realizando un escrache y un acto de visibilidad para reclamar justicia por el abuso y la violencia transfóbica sufrida por Andrea Elizabeth Fernández, compañera activista trans, quien hace unas semanas ha hecho pública su situación”, explicaron las manifestantes a través de un comunicado.

Llamado para el Estado: pedido de conciencia y cumplimiento de la ley de Identidad de Género

Además, en el mismo comunicado, apuntaron que “la institución dice apoyar nuestro reclamo, por eso exigimos inmediata participación y compromiso material a corto plazo para la rectificación de este hecho”.

“Como activistas LGBT, autónomas y organizadas, cuando exigimos una respuesta y un posicionamiento rectificador por parte de la institución, no estamos refiriéndonos a una resolución en términos punitivos que sirva para individualizar a “sujetos de castigo” y excusar la totalidad de abusos e irregularidades que corren impunes al interior de una institución, sino una posición que contemple urgentemente la vigencia brutal de distintas formas de violencia estructural y sistemáticas que se activan inmediatamente al momento en que una persona trans entra en diálogo con el sistema de salud, y la necesidad prioritaria e impostergable de asumir un compromiso patente y sostenido con el desmantelamiento de estas estructuras de violencia institucional que vulneran, depravan, violentan y precarizan el acceso a un derecho humano crucial e incondicional como lo es el del acceso a la salud”.

Por otro lado, reclamaron a las autoridades una “mejor distribución de la información para realizar denuncias por casos de abusos, protocolos de atención que nos protejan de la discriminación homolesbotransfóbica, espacios de formación interna en materia de derechos humanos y diversidad sexo-genérica, y una apertura e incorporación de nuestros reclamos a las mesas provinciales que discuten y dicen luchar contra la violencia institucional en el ámbito de la salud”.

“Si el Hospital Rossi dice apoyar nuestro reclamo, y están convencidos de que es válida nuestra voz, que prediquen con el ejemplo, y se sumen de una manera pública al reclamo social que se viene sosteniendo por la reglamentación del Art 11 de la Ley de Identidad de Género que garantiza el acceso a salud integral a las personas trans”, exigieron comunicado mediante.

Un escrache que sirvió de cadena de transmisión de la experiencia acumulada

A las puertas del Hospital ubicado en la calle 37 N° 183 entre 116 y 117, las manifestantes repartieron volantes con la información que habían sistematizado, en relación a cómo actuar frente a situaciones de violencia institucional y de género, como éstas.

Además, difundieron una planilla de elaboración propia del grupo, “de registro para casos de violencia y abuso institucional dentro del sistema público de salud orientada hacia personas LGBT”. Según informaron, “desde el Ministerio (de Salud) nos “˜recomendaron”™ que hiciéramos el aporte, porque no había manera de hacer una denuncia directa para nuestra comunidad”. Y explicaron: “Esta planilla, en palabras de las autoridades, tendría la misma competencia que las ya confeccionadas herramientas para combatir la violencia institucional entre profesionales de la salud”.

“No tenemos paciencia y no vamos a tolerar más este tipo de abusos. Justicia es que no vuelva a pasar”, concluyeron en el comunicado.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba