12/02/2015

La Rioja: la violaciones a los derechos humanos se dan en cárceles de los dos lados de la reja

unnamed-62.jpgEl pasado miércoles 4 de febrero la Agencia Para la Libertad, integrante de la RNMA, dio a conocer una denuncia realizada por un hombre detenido en la cárcel de La Rioja capital. El martes 10 de febrero hablamos con su compañera quien ratificó el hacinamiento, la discrecionalidad, la imposición de normas según criterios de los guardias de turno. Además explicó los vejámenes a los que son sometidas las visitas. Por RNMA


Enredando las Mañanas: Te agradecemos que nos atiendas esta mañana María, queríamos que nos cuentes que pasa con las violaciones a los derechos humanos denunciados en la reciente carta pública de un detenido del Servicio Penitenciario Provincial

M: Pasa lo de siempre, es la historia del servicio penitenciario en la provincia, solamente que en estos momentos él salió a denunciarlos, pero esta situación existe hace más de 30 años.

ELM: ¿Cómo vivís vos, del lado de afuera, el ir al visitarlo?

M:Terrible. Es una mezcla de sacrificio y de ganas de poder verlo. Es muy fea la denigración y el ninguneo, una se siente mal y va a visitarlo por no dejarlo más solo. No hay nada accesible aquí. Las condiciones son estas y se te gusta vas y si no, no vas.

ELM: ¿Cuánto hace que estás yendo vos como visita?

M: 7 meses

ELM: Y por los contactos que tenés con las otras visitas, ¿vos entendés que esto sucede a todos en forma masiva y permanente?

M: Sí, yo no falto a ninguna visita, es algo religioso. Y por lo que me enteré hace años que viene pasando lo mismo o un poco peor. Yo tengo experiencia de haber ido a (la cárcel de) Devoto como visita, y es totalmente distinto, tienen scanner por ejemplo, más tecnología. Yo dudo que acá no la tengan. Simplemente no la ponen en práctica, no la usan y, tal vez, no saben usarla. Sería algo para mejor la visita que es algo muy denigrante para nosotras. También hay prohibiciones que son ridículas: Si querés tomar un mate no podés llevar facturas.Como si pudiéramos esconder una molotov dentro de una factura. Una vez llevé ensalada rusa y me hicieron sacarle todas las arvejas.

ELM: Esto que contás es increíble….

M: Y sí pero vos tenés que decir “está bien”, porque si no, no pasás. Tenés que mostrar una sumisión total porque si no te dicen: “Ah, no colabora, no ingresa”.

ELM: ¿Existe alguna posibilidad de que los familiares que ingresan a la visita puedan reclamar ante las autoridades del penal?

M: No, eso no existe. No tenés voz ahí. Y cuando por ahí decís algo te contestan: “Por algo está acá. No ha de ser por santo” (refiriéndose al familiar detenido). Y sí, por supuesto que por algo está ahí. Pero está cumpliendo una condena, no hace falta torturarlo a él y a la familia. Para ellos, el preso es un perro. No es un ser humano, no tiene familiares, ni sentimientos, ni alguien que lo espere: Un número. Y aparte te limitan, si vos querés quejarte y protestar, te agarra miedo. Porque tu familiar se queda adentro. Y los apremios siguen existiendo y no sabés qué le pueden hacer. Hay chicos que se lastiman para conseguir determinadas cosas. Tal como lo dice Juan Pueblo en el escrito, es así. Hemos hecho mucho para tratar de pasarlo, de publicarlo. Encima acá estamos en una ciudad muy chiquita, con pocos habitantes. Trataremos que las futuras generaciones no tengan que sufrir tanto como nosotras.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba