09/02/2015

Policía Militar mató a un mototaxista en Río de Janeiro, Brasil

1-1588.jpg

En la mañana de ayer, domingo 8 de febrero, fue asesinado por balas policiales un joven trabajador, Diego Algarves, de 22 años. El hecho ocurrió en Vila Cruzeiro, Complexo da Penha, en la zona norte de Rio de Janeiro. Según relatan los y las vecinas del lugar, el joven, que conducía una mototaxi para ganarse la vida, no escuchó la orden policial de frenar por lo que efectivos de la Unidad de Polícia Pacificadora (UPP) le dispararon por la espalda. La comunidad se levantó en reclamo de justicia, pero fueron reprimidos por la misma fuerza policial. Por ANRed, desde Río de Janeiro, Brasil. Foto: Daniela Dacorso

Morir en la favela

Vila Cruzeiro, en el Complexo da Penha, se ubica en la zona norte de la ciudad de Rio de Janeiro. Aquí, como en muchas favelas, la población utiliza diariamente moto taxis para llegar de las cimas de los morros a sus lugares de trabajo y viceversa, como una opción más de transporte.

Diego da Costa Algarves, de 22 años, justamente se ganaba la vida transportando trabajadores. Pero el domingo por la madrugada, mientras hacia el recorrido de retorno, fue abordado por efectivos de la Unidad de Polícia Pacificadora (UPP), quienes lo mataron de un disparo en la espalda “porque se demoró en atender la voz de alto”, expresaron vecinos, testigos del hecho.

Según Marluce Algarves de Oliveira, tia de Diego, “el estaba trabajando con su mototaxi, cuando los policías le ordenaron parar. Cuando estaba por obedecer esa orden, acomodando la motocicleta más adelante, un policía militar le disparó de todas formas”.

“Él paró un poco más adelante y un policía militar la disparó por la espalda. Van a decir que mi sobrino es un criminal. Ellos deberían estar aqui para defender, no para matar moradores. No es la primera vez que esto ocurre”, afirmó Marluce a los medios cariocas.

A poco de ver esa imagen de Diego cayendo muerto sobre su moto, los y las pobladoras comenzaron a gritarle a los policías, otros se acercaron directamente con palos y prendieron fuego gomas y maderas en plena calle. Al tirarles piedras y botellas a los policías, estos enseguida respondieron con bombas de efecto moral, reprimiendo el reclamo por este asesinato. Con helicópteros sobrevolando la zona, aparecieron también carros blindados y equipos del Batallón de Choque de Operaciones Especiales (BOPE).

Los moto taxistas de Río están de paro, en señal de protesta contra el accionar policial y realizarán esta tarde una movilización, acompañando los restos de Diego que será enterrado en el Cementerio de Irajá.

“El asesinato de jóvenes negros pobres es una política del Estado”

Consultados por ANRed, vecinos y vecinas de las favelas Maré y Acari, comentaron lo mismo que denuncia Marluce sobre la muerte de su sobrino: “No es la primera vez que esto ocurre”.

Los más memoriosos recuerdan las intervenciones policales que terminaron en asesinatos de jóvenes en favelas como en Vigário Geral, en 1993, o en la Masacre de la Baixada, en 2005, o en la del Borel en 2004, donde supuestamente, “mataron criminales”.

Todos los días, en especial los fines de semana, es posible ver en carros especiales y con armas largas, la entrada veloz y rauda de la Policía Militar por las callejuelas de las favelas, desde hace siete años instalada dentro de ellas bajo el nombre de Unidades de Policía Pacificadora (UPP).

“Las UPPs vinieron para quedarse. Vamos a llegar a 40 Unidades hasta 2014. No es sólo un proyecto de seguridad, es una politica de Estado, de valorización de la vida y generación de esperanza paara el pueblo carioca y fluminense.” Con estas palabras el Secretário de Seguridad del Estado de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, daba comienzo en 2008 a la instalación de este proyecto.

Para los vecinos y vecinas de Maré, Acarí y tantas otras favelas, queda claro que la única política de Estado es “asesinar a los jóvenes pobre y negros”.
Así lo testimonia a ANRed Bruno, joven negro de 21 años que quiere ingresar a la Universidad, y estudia para rendir un exámen gracias al trabajo de docentes ad honorem en Maré. “Cada vez que vengo caminando de ingreso a la favela, están ellos ahí, con sus armas, mirándonos fijamente, controlándonos. Siempre me piden documentos.” señala.

Naturalizar la muerte de faveleros

La muerte a manos de la policía en las favelas no es algo que sus moradores tomen como natural y tan tranquilamente. No, ese trabajo sistemático de justificar la presencia policial en todas las favelas es pergeñado desde los medios masivos de comunicación, que transmiten las 24 horas escenas de crímenes en los complejos faveleros y buscan desesperadamente la imagen de algún joven, cuanto más niño mejor, que tenga en su mano un arma.

Es sabido que los narcotraficantes habitan y ocupan las favelas, dando a los jóvenes “oportunidades” de trabajar para ellos. Cuando las oportunidades reales, de estudio o trabajo para los jóvenes son casi nulas, como problematizan docentes de la favela Maré, arriesgarse a salir a buscar la vida de otra forma se torna un camino.

Pero esa violencia, que parte de la desigualdad y la falta de intervención estatal para dar respuestas certeras en educación, salud pública y vivenda, encuentra en la ferocidad del accionar policial cotidiano la cara que los medios masivos transmiten como “seguridad” y “lucha contra el narcotráfico”.

La cadena O Globo, en su reportes toma como voz principal a los funcionarios, acerca de la baja de la criminalidad debido a la inversión en equipamiento de armas de la Policía Militar. Particularmente en el caso del asesinato Diego, ubicó en la misma nota, un “intenso tiroteo de criminales contra policías” en Complexo do Alemão, un complejo de favelas cercanas a Vila Cruzeiro.

Olimpíadas Río 2016, el negocio

No resulta descabellado leer en las páginas de los medios masivos la justificación al accionar policial o ver en vivo y en directo en Globo, Bandeirantes, SBT, Record, Rede TV o CNT cómo se produce la “limpieza de la criminalidad” en las favelas.

El negocio del entretenimiento produce la frivolidad de transmitir al mismo tiempo shows musciales con mega espectáculos y muertes “on line”, porque necesita mostrar al mundo que Río posee la capacidad de recibir al turismo en condiciones seguras. Se espera una cantidad de asistentes a los Juegos Olímpicos del próximo año superior a los recibidos en la Copa del Mundo 2014.

Desde el sitio Río 2016 afirman “La experiencia de Brasil en garantizar la seguridad de grandes eventos en la ciudad “”como la etapa brasileña del Revezo de la Antorcha Olímpica de Atenas 2004, el famoso Carnaval carioca y la celebraciones del Año Nuevo”” asegurará la entrega de una operación de seguridad exitosa y amigable. El proyecto de las Unidades de Policía Pacificadora (UPPs) de Río de Janeiro que se realiza con planificación responsable y juiciosa, ya trae beneficios a la población.”

“Beneficios” que Diego y tantos otros jóvenes, lamentablemte, no vieron, ni verán.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba