19/11/2014

En Estados Unidos se suicidan 22 veteranos de guerra por día

1-178.png

Cada 11 de noviembre se recuerda a los veteranos de guerra de Estados Unidos como aquellos héroes que dieron su vida por la patria. Pero algunos de esos hombres comenzaron a denunciar las políticas bélicas de manera activa y para sensibilizar a la población, comentan como jóvenes estadounidenses son carne de cañón del imperio y quedan con problemas emocionales que los llevan al suicidio o con dificultades motrices como es el caso del activista y ex veterano de la guerra de Irak, Tomas Young que falleció la semana pasada debido a su vulnerable situación de salud tras un disparo en combate que lo dejó paralitico. Por ANRed


22 veteranos de guerra se suicidan por día en las tierras de la libertad. Esta cifra supera a los caídos estadounidenses durante las guerras de Irak y Afganistán, según los datos de La Administración de Veteranos. Sin embargo, estas cifras son inconclusas, ya que ésta institución sólo cuenta en estos momentos con los datos de 30 de los 50 Estados que componen los Estados Unidos de América.

Algunas de las personas que participaron de las últimas guerras impulsadas por Estados Unidos comenzaron a oponerse y a trabajar de manera activa denunciando, entre otras cosas, el desamparo que los veteranos de guerra tienen luego de volver del frente de batalla. Las dolencias que soportan son depresiones post traumáticas, intentos de suicidio, suicidios y problemas motores de por vida.

Uno de los que comenzó a expresar públicamente su oposición a las políticas bélicas de Estados Unidos es Mathew Hoh, que en su momento fue funcionario del Departamento de Estado cumpliendo la función de Director del Grupo de Estudios de Afganistán y Comandante de la Compañía del cuerpo de Marines en la guerra contra Irak durante el 2006. Mathew Hoh renunció a sus cargos en 2009 y comenzó a escribir relatos y opiniones en contra de las políticas bélicas mientras que el gobierno norteamericano, sistemáticamente difamaba todo lo que Hoh publicaba hasta llegar a un punto de intimidar a los periodistas que tomaban su información y sacar una página con datos erróneos y calumniosos en Wikipedia.

Una de las cosas que denuncia Hoh son las dolencias psíquicas y corporales que sufren los veteranos de guerra y la situación de abandono de parte de Estados Unidos. Hoh habla desde su propia experiencia, donde padeció el alcoholismo y ha tenido pensamientos suicidas luego de su transcurso en la impronta bélica.

Hoh comenta que la Administración de Veteranos, institución estatal que intenta asistir a los que pudieron retornar de alguna guerra, no da a vasto con las consultas y no tiene recursos para el nivel de demanda. Eso hace que personas que acuden por ayuda de salud integral tengan que esperar turnos de meses, y es así cómo los veteranos se sienten frustrados y desamparados de su gobierno al que ellos le han dado la vida. El resultado es que terminan suicidándose o en pozos depresivos graves. Todo esto ocurre mientras el presidente Barak Obama destina gran parte del presupuesto de su país para actos bélicos.

Otro de los servidores de la patria que comenzó a denunciar al gobierno estadounidense y en especial al ex presidente George Bush hijo, fue Tomas Young. En el 2001, dos días luego de la caída de las torres gemelas, Young se alistó en el ejercito luego de escuchar a George Bush hablando con un megáfono en el medio del desastre del 11 de septiembre diciendo: “Vamos a atrapar a los malhechores que han hecho esto a nuestro pueblo”. El joven se emocionó y se le inflo el pecho para vengar a su gente y los Estados Unidos de América. Con el tiempo, Young declara que al igual que a él, toda la sociedad ha sido manipulada y engañada.

Tomas Young fue enviado a Irak en el 2004 y no a Afganistan como él pensaba, luego de que George Bush y gran parte de los congresistas estadounidenses comenzaron a invadir de miedo a la gente manifestando que Irak tenía armas de destrucción masiva. El 4 de abril, el quinto día de Young en la unidad de Irak, fue atacado en Sadr, un distrito muy humilde y objeto de diferentes batallas de la ciudad de Bagdad, capital de Irak. Young fue baleado y quedó paralizado y nunca volvió a caminar. Cuando regresó a su casa, se convirtió en un miembro activo de Veteranos de Irak Contra la Guerra. Su historia está plasmada en el documental “Body of War”, donde muestran cómo padecen los veteranos de guerra, cómo se organizan contra la guerra y los argumentos políticos de los congresistas que promocionaron la invasión de Irak.

Una de las últimas cartas públicas que difundió era dirigida hacia Bush, donde dice: “Escribo esta carta, mi última carta, para usted Sr. Bush “¦ creo que usted comprende las terribles consecuencias morales de su mentira, de la manipulación humana y de la sed de riqueza y poder. Escribo esta carta porque, antes de mi muerte, quiero dejar claro que yo, y cientos de miles de mis compañeros veteranos, junto a millones de mis conciudadanos, junto a cientos de millones más en Irak y en el Medio Oriente, sabe plenamente lo que usted es y lo que ha hecho”.

Tomas Young murió el lunes 10 de noviembre de 2014 en su casa ubicada en Seattle, un día antes de la conmemoración del día de los Veteranos de Guerra, luego de haber sufrido infinidades de dolencias y la parálisis de su cuerpo durante 10 años.

Fuentes:

RT

Democracy now!



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba