07/11/2014

Uruguay: “hay una oposición por izquierda al Frente Amplio”

unnamed_1_-8.jpg
El Frente Amplio ratificó en la primera vuelta de las elecciones del 27 de octubre la mayoría parlamentaría con 50 diputados sobre los 99 que estaban en disputa y también se encamina en el ballotage hacia un tercer mandato presidencial consecutivo. En el programa radial Piedra Libre de La Colectiva Radio, Raúl Zivechi, periodista y escritor uruguayo, analizó el resultado de los comicios, “como una continuidad del modelo que nuclea una coalición política de los partidos tradicionales”. En cuanto al balance electoral, resaltó el surgimiento de un movimiento social por izquierda al partido gobernante y dejó su análisis con respecto al plebiscito por la baja en la edad de imputabilidad. Por RNMA


Zivechi, hizo hincapié en el nuevo mapa político en el Congreso uruguayo: “por primera vez tenemos una oposición de izquierda al FA (Frente Amplio), la de derecha siempre existió y es la posición de los partidos tradicionales que ya tienen poco y nada que ofrecer”.

Justificó el pensamiento con las estadísticas de la elecciones en la mano, “el FA creció por derecha, le sacó 3 puntos a los partidos tradicionales pero perdió 3 puntos por izquierda, que fueron al voto nulo, en blanco, al Partido Ecologista y a la Unión Popular que entra al parlamento con un diputado. Por primera vez el FA tiene a su izquierda un legislador, sabemos que es poco pero es el primero y esto es resultado del clima social, de una crítica por izquierda”.

En cuanto al cambio de posición con respecto al partido que gobierna al país hermano, agregó: “ahora, hay una oposición de izquierda que se manifestó por primera vez con la instalación de la papelera Botnia en Fray Bentos y el conflicto en torno a Gualeguaychú. En ese momento, esos episodios no tuvieron continuidad en el tiempo pero ahora con el conflicto de la minería a cielo abierto, se crea un movimiento social, la Asamblea Nacional Permanente por la Vida Contra la Contaminación, que empieza a madurar, uniendo a activistas de las áreas rurales y de las ciudades. Es un movimiento que primero nace en el interior del país. Desde la época de los cañeros con Sendic a la cabeza, que no surgía algo importante en el interior. Este nuevo movimiento cuestiona el crecimiento económico indefinido y se enfrenta por lo tanto al sentido común, no solo de los partidos, de los sindicatos, de los ciudadanos. Pero es bueno enfrentarse al sentido común, pues es este quien nos conduce a situaciones críticas. Esto comienza a transformarse en una crítica no de un plan particular sino un cuestionamiento al modelo económico, que tuvo una fuerte repercusión electoral”.

También desde el programa radial analizaron el plebiscito que se realizó en paralelo a la elección general, sobre bajar la edad de 18 a 16 años de edad en la imputabilidad a los menores, que logró revertir una situación que estaba instalada en la sociedad.

“Durante la campaña no se trató la temática en forma consecuente, no se dio una mirada de fondo a la cuestión de la violencia, poniendo en discusión a una sociedad volcada hacia el consumismo que excluye bajo un modelo productivo”, agregó Zivechi

Denunció la contradicción de los gobernantes y criticó fuertemente el modelo de producción,”esa propensión a lo jurídico a lo formal es muy típica nuestra, de los uruguayos, que tenemos esta hiper sensibilidad a la institucionalidad y creo que es un argumento que despolitiza y judicializa un problema que en realidad es político. La cuestión es que mientras se discutía la baja, hubo torturas a los menores internados en el SIRPA (Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente). Eso no es casualidad, la tortura justificada por el gobierno, eso tiene que ver con un modelo, que no es un productivo, sino especulativo y con esto insisto, la soja no es productiva sino especulativa por el cual los pooles de siembra invierten, a los tres o cuatro meses se van a otro lado, así no se hace un proceso productivo, esto es ganancia en poco tiempo. Sería más afín al capital financiero que genera exclusión y marginalidad”.

“Es por esto que las políticas sociales llegaron para quedarse, no están solo para la emergencia, están porque el modelo genera exclusión. La mitad de los uruguayos tiene dos salarios mínimos de ingreso y este país es muy caro. Este modelo no genera salario digno y me parece que eso es fundamental para comprender que el no a la baja debe ser politizado hasta que llegue a cuestionar al modelo entero” concluyó el escritor.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba