05/11/2014

A juicio por protestar

TAPA-1006.jpg
Mañana, desde las nueve, trabajadores/as nucleados en ATE Capital realizarán una conferencia de prensa y una concentración en Tacuarí al 100, para reclamar por la absolución de Mariano Skliar y Humberto Rodríguez. Ambos fueron acusados por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de cortar el Metrobús, en el marco de una medida de protesta por aumento salarial y mejores condiciones laborales. Los/as trabajadores/as denuncian persecución gremial: “Buscan instalar la idea de que un luchador social, un militante o una delegada es un delincuente”, señaló en diálogo con ANRed Mariano Skliar, Delegado General de ATE Promoción Social. Por corresponsal popular, para ANRed / Imagen: archivo ANRed.


Mañana será el primer día del juicio que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires les inició a dos representantes de ATE Capital, por una medida de protesta realizada a mediados de 2013. Desde las nueve de la mañana, la Asociación de Trabajadores del Estado realizará una conferencia de prensa frente al Juzgado Contravencional Nº 10 (ubicado en Tacuarí 138), donde también concentrará, acompañada por diferentes espacios sociales, gremiales y políticos, para reclamar por la absolución de Mariano Skliar ““Delegado General de la Junta Interna de ATE Promoción Social”“ y Humberto Rodríguez ““Secretario General Adjunto de ATE Capital.
 
La gestión del PRO alega que el 1 de agosto de 2013 los/as trabajadores/as de la Subsecretaría de Promoción Social cortaron los carriles del Metrobús y, por medio del fiscal Walter López, pide 10 días de prisión para los representantes sindicales. Los/as trabajadores/as nucleados en ATE denuncian persecución gremial y continúan el reclamo por mejores condiciones laborales para quienes, en diferentes áreas y programas sociales, trabajan directamente con los sectores más vulnerables de la Ciudad.
 
A fines de 2012 (cuando los/as contratados/as ““bajo la modalidad de tercerizados o de locación de servicios”“ del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad cobraban 3000 y 3500 pesos por mes), el Gobierno porteño había acordado con los/as trabajadores/as un incremento salarial, que a mediados del año siguiente seguía sin concretarse. Después de nueve meses sin respuestas de las autoridades, los trabajadores de Promoción Social realizaron un paro de 24 horas y una asamblea de cinco horas en el hall del edificio principal del organismo.

A partir de esa medida, se abrió una mesa de negociación en la que participó, incluso, el Ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor Grindetti. En ese ámbito se acordó un aumento para los más de 1600 trabajadores/as contratados/as y sin embargo, pese a haberse resuelto el conflicto, el Gobierno porteño inició acciones legales contra los referentes del reclamo.

“No podemos entender esta causa fuera de un contexto general de criminalización de la protesta social”, afirmó, en diálogo con ANRed, Mariano Skliar, Delegado General de la Junta Interna de ATE Promoción Social. “Hay una gran operación desde el poder dominante, que incluye grandes porciones del Estado y del sector privado también, para igualar la protesta social con el delito. Buscan instalar la idea de que un luchador social, un militante o una delegada es un delincuente que atenta contra algo así como el “˜bien común”™. Y la pelea política hoy es por la absolución en este y todos los juicios que nos hacen, pero la pelea de fondo es también cultural e ideológica; una pelea contra ese sentido común que buscan alimentar.”

“Quieren disciplinarnos, meternos miedo, hacernos sentir el rigor del aparato del Estado”, continuó Skliar. “Nosotros y nosotras redoblamos el compañerismo, la participación y la lucha por nuestros derechos y los de la gente con la que laburamos. Es una causa que nos hacen al colectivo, más allá de que esté en mi persona y en la de Humberto; así lo viven los compañeros y compañeras. Por eso, más allá del excelente trabajo de nuestros abogados, creo que este juicio lo vamos a ganar en la calle y en los lugares de trabajo.”



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba