25/09/2014

Arresto domiciliario para un militar que violó y torturó a su hija

girat.jpg
Se trata de Marcelo Girat, suboficial del cargo de contrainteligencia de la Armada de Mar del Plata. Fue condenado por el Tribunal en lo Criminal 3 de esa ciudad a 14 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo; sin embargo cumplirá la pena en su domicilio, monitoreado satelitalmente. Tras conocerse la sentencia, el grupo antidisturbios de la policía local reprimió a las organizaciones que acompañaban a Rocío, la joven que se animó a denunciar a su padre. Por RNMA / imágen:Comuna Colectivo de Comunicación


“Cuando se conoce la sentencia, primero nos informan que son 14 años, lo que generó alegría en el conjunto de los compañeros que estábamos afuera, pero posteriormente nos cayó la noticia que es con arresto domiciliario. En ese momento, el conjunto de las organizaciones y las personas que estaban acompañando a Rocío y a la causa, ingresaron a la explanada interior de Tribunales para mostrar su disconformidad con el fallo. Por supuesto había un cordón policial adentro de Tribunales, y una provocación constante de parte de la policía en ese lugar, haciendo caras, insultando a los compañeros”, relató Darío de Comuna-Colectivo de Comunicación Autogestionada, en diálogo con Zumba La Turba (RNMA) tras conocerse el veredicto contra Marcelo Girat.

“En un momento se retira Rocío del interior de Tribunales ““ continuó Darío ““ y el conjunto de los compañeros que estábamos ahí nos retiramos atrás de ella para seguir acompañándola. En ese instante, aparece el grupo antidisturbios para empezar efectivamente la represión, porque eso fue lo que lisa y llanamente pasó cuando nosotros nos encontrábamos afuera de tribunales, en la calle. Hubo gases, que alcanzaron a la prensa y al conjunto de compañeros y organizaciones que estábamos en ese lugar. Hay compañeras que resultaron heridas. Vale aclarar que hay policía motorizada, la policía está dando vueltas en una señal clara de cacería hacia cualquier persona que haya estado en ese lugar”.

En comunicación con Zumba, Darío se refirió a lo que esconde la prisión domiciliaria dictada contra Girat: “evidencia un modus operandi que es el de la impunidad lisa y llana. Si bien el Tribunal dictó la sentencia a 14 años, se jactó de que la decisión del arresto domiciliario lo hacía en base a una sentencia de la Cámara de Apelaciones que es la que lo dictó, y que al ser una instancia superior no podía hacer nada con el modo de arresto. De todos modos, estuvimos charlando con Rocío y ella adelantó que van a ir a Casación, van a apelar la medida y seguirá el camino judicial para tener al menos una reparación en este caso”.

La causa

El juicio comenzó el 11 de agosto pasado. Declaró Rocío, junto a otros testigos. Su padre se negó a hacerlo. Los jueces Eduardo Alemano, Fabián Riquert y Juan Manuel Sueyro lo encontraron culpable de haber abusado, violado y torturado a su hija desde los 13 a los 17 años. Esto ocurrió tanto en la casa donde vivía la familia como en el lugar de trabajo de Girat.

Fueron muchas las veces que los guardias de la Base Naval de Mar del Plata vieron cómo el militar ingresaba con su hija a la medianoche, para salir luego a las tres de la mañana. Lo mismo ocurría con los compañeros de trabajo de Girat que hacían el turno de la tarde, horario en el que Rocío concurría para realizar tareas de limpieza en la Base.
“Hubo torturas, me ató a una silla y me quemó con una cuchara caliente, creo que todo viene del mismo lado, de la instrucción que él tuvo para ser militar; rastreadores en el teléfono, recuperaba imágenes, hackeaba mails, no fue sólo el abuso, fue la persecución que tuve y creo que todas esas herramientas se las dio la Armada porque él tiene cargo de Contrainteligencia y sabemos bien cuáles son las herramientas que él tiene”, describió la propia Rocío en una entrevista realizada hace pocos días por Comuna. La madre de Rocío pudo confirmar lo que estaba pasando en su casa tras dos intentos de suicidio de la joven y el hallazgo de cartas de amor escritas por el padre dirigidas a su hija. Radicó la denuncia pero recién tres años después psicólogos, psiquiatras y más pruebas corroboraron que Rocío no mentía, ni estaba siendo inducida por terceros, por lo que finalmente la justicia inició la causa que llegó a juicio en agosto pasado.
Hasta el momento del veredicto, que se informó hace algunos días, Girat se encontraba en su casa sin custodia policial. Una vez que el Tribunal lo halló culpable (la sentencia recién se conoció en el mediodía de este miércoles 24 de setiembre), el militar fue enviado al Penal de Batán. Sin embargo, la detención duró tan solo una noche, ya que al día siguiente la abogada defensora, Luz Alonso Proto, presentó un habeas corpus y en dos horas el acusado estaba nuevamente en su casa, con arresto domiciliario, sin pulseras ni policías.

Encubrimientos

Previo a la sentencia, desde la emisión del miércoles 24 de setiembre de Enredando las mañanas, el programa de la Red Nacional de Medios Alternativos, habíamos dialogado con Darío de Comuna, quien se refirió a los encubrimientos de la causa: “este tipo abusó y torturó a su hija dentro de la Base Naval por lo tanto desde el vamos ya tenemos un problema en el sentido de que evidentemente ya se encubría este hecho, la propia vejación a la hija. Después que Rocío empieza la denuncia y comienza el proceso judicial, ella se acerca a la Base Naval y la respuesta que le dan las autoridades es que Girat tenía una conducta intachable. Y hasta presentan esto como un argumento en el propio juzgado, en el propio tribunal, como un atenuante a la situación que estaba atravesando Girat. Lo que de alguna manera hace pensar que hay un encubrimiento. Y de hecho lo hay, las fuerzas armadas, la Armada y quienes son sus autoridades están encubriendo explícitamente un caso de abuso, tortura y vejámenes que realizó Girat a su hija”.

Invisibilización

Darío también habló de la poca difusión que tuvo este caso, ya que a pesar de que la denuncia se realizó hace tres años, recién salió a la luz en las últimas semanas. En este sentido, dijo que existen varios factores que lo explican: “el encubrimiento es parte del Estado básicamente, de las Fuerzas Armadas y de la estructura estatal que hizo que este tipo con una causa penal pudiera seguir ejerciendo funciones y seguir operando al punto tal de amenazar a su hija incluso con la causa penal y el proceso judicial que caía sobre él. Otro punto importante a señalar es el papel de los medios de comunicación en la Ciudad. Evidentemente no se hicieron eco en el momento preciso porque también están manejados por un sector claramente ligado a las estructuras de poder de la Ciudad; y cuando hablo de las estructuras de poder hablo tanto de poder político como de poder judicial, militar y demás. Pero de alguna manera eso se pudo revertir y lograr hoy una visibilidad muy importante a fuerza también del cuerpo y la cabeza que ha puesto Rocío. Es una piba con una firmeza increíble que ha logrado superar ni más ni menos que el horror mismo y convertirse en algún punto en un paradigma de la denuncia contra el abuso sexual, con los agravantes que ya señalamos, que se trata de un militar y que es su padre”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba