23/09/2014

23 de septiembre: El Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños

epigrafe-2.bin

Todos los 23 de setiembre de cada año, se conmemora el día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños; el cual, fue creado por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladesh, en enero de 1999. Por ANRed


El Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños” que se evoca cada 23 de septiembre fue instaurado por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladesh, en enero de 1999. La elección de la fecha, evoca a la aprobación de la primera norma legal en el mundo contra la prostitución infantil, ocurrida en nuestro país en el año 1913, conocida como “Ley Palacios”.

Este día, tiene como único fin concientizar a los gobiernos y a la sociedad civil sobre las causas y consecuencias de este crimen organizado a nivel local e internacional; así como también seguir trabajando en el largo camino para eliminar la explotación sexual, el tráfico de personas y el proxenetismo. Estos delitos consisten en una continua vulneración de los derechos humanos, atentando contra la vida, la integridad, la libertad y la dignidad de las personas; teniendo un claro componente de género, al ser sus víctimas en su mayoría mujeres. Además, constituye el tercer negocio ilegal mas rentable del mundo, luego de la venta de armas y de drogas.

“La explotación sexual se define como cualquier tipo de actividad en que una persona utiliza el cuerpo de otros/as sean adultos/as, niños/as o adolescentes para sacar un provecho de carácter sexual y/o económico, basándose en una relación de poder, considerándose explotador tanto aquel que intermedia u ofrece la posibilidad de la relación con la víctima, no importa si la relación es frecuente, ocasional o permanente”, define la Lic. Carmen Antony.

El modo en que, frecuentemente, los traficantes capturan a las víctimas es través de secuestros, falsas solicitudes de empleo, en los cuales se les prometen mejores condiciones de vida pero que acaban por venderlas para explotarlos/as sexualmente.

En nuestro país, aproximadamente el 98 % de las víctimas de explotación sexual son mujeres, y de ellas un 72 por ciento son mayores de edad, correspondiendo el resto a menores.  Entre estas, la mayor cantidad de casos se han registrado en adolescentes de entre 15 y 17 años.

Las provincias de Buenos Aires y Misiones sobresalen en las estadísticas como las principales zonas de explotación; según informe elaborado en conjunto por la Unidad Fiscal de Asistencia para la Investigación en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (Ufase)  y el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip).

Desde hace varios años, Argentina ha aumentado el numero en desapariciones forzadas de mujeres, y a pesar del incansable trabajo de sus familiares y diversas organizaciones no gubernamentales, aun continúa la búsqueda; ejemplo de ello son las desapariciones de Marita Veron en abril del año 2002; y Maria Cash en julio del 2011; solo por nombrar los casos mas difundidos por los medios de comunicación.

Desde la sanción de la Ley Nacional 26.842, que llegó recién a considerarlo como delito, y las modificaciones del 2012 con la ley 26.634; el Ministerio de Justicia de la Nación informa que fueron liberadas más de 4.600 víctimas en más de 2.100 allanamientos en todo el país; pero en contraposición es alarmante el aumento de desapariciones vinculadas a este hecho. “… Son miles de chicas, niñas/os que se siguen buscando; por eso es vital la concientización sobre la necesidad de priorizar las políticas sociales de prevención, protección y asistencia a las víctimas; porque Sin Clientes,No hay trata…” sostienen las organizaciones de lucha contra la trata de personas.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba