19/09/2014

Los López muertos y desaparecidos en las democracias

tapa-2148.jpgAtilio López, asesinado el 16 de septiembre de 1974. Jorge Julio López, desaparecido por última vez el 18 de septiembre del 2006. Los dos en la provincia de Buenos Aires. Los dos tenían características en común. Por Juan Carlos Cena y Elena Luz González Bazán.


“Pudieron elegir otros caminos que eran distintos sin ser deshonrosos; pero el que eligieron era el más justo, el más generoso, el más razonado”

“No vivieron para ellos: vivieron para otros, y esos otros son millones”

Rodolfo Walsh

Atilio López

atilio_1.jpgFue trabajador de UTA, llegó a ser su Secretario General y fue también el referente más importante de la CGT Regional Córdoba.

Fue asesinado por la Triple A ““ Alianza Anticomunista Argentina, el 16 de septiembre de 1974, en Buenos Aires, cuando venía a entregar, junto a Juan José Varas, el gremio a UTA central. Luego de esa entrega, tenía una entrevista de trabajo con un empresario metalúrgico, oriundo de la provincia del Chaco.

Ese día son asesinados, ya no era vicegobernador de la provincia de Córdoba; el Navarrazo, un golpe policial, los había derrocado junto a Obregón Cano, Varas había sido funcionario del gobierno de ambos.

Atilio López había comenzado su fuerte militancia sindical en tiempos del peronismo y resiste el golpe contra Juan Domingo Perón, el 16 de septiembre de 1955. Habían pasado 19 años de aquel golpe y no fue casual la fecha, ese día es asesinado.

Atilio López había sido protagonista en El Cordobazo junto a Agustín Tosco, con quien mantenía una relación de amistad y compañerismo.

Siempre fue un dirigente sindical, enfrentó al plan Conintes, a las dictaduras que se sucedieron. Por su coherencia y compromiso fue asesinado”¦ en un gobierno peronista”¦ gobernaba Isabel Martínez”¦

Algunas de sus palabras merecen conocerse. Cuando celebra el triunfo electoral del 11 de marzo de 1973, el 15 de abril decía lo siguiente: “Durante mi función de gobierno, responderé a la clase trabajadora y no renunciaré jamás a mi condición de obrero”.

Este fue su juramento: “Por Dios, la Patria y estos Santos Evangelios; por la clase trabajadora, por la sangre de nuestros mártires y por la sagrada memoria de nuestra inmortal compañera Eva Perón”, el 25 de mayo de 1973.

Jorge Julio López

lopez_4-2.jpgObrero de la construcción, detenido desaparecido durante la última dictadura militar, es detenido el 21 de octubre de 1976 hasta el 25 de junio de 1979. Luego, vuelve a su casa en Los Hornos, La Plata, provincia de Buenos Aires. Jamás dejó de vivir en ella, no tuvo otro matrimonio, ni su familia pertenecía a la Policía ni provincial ni Federal, como lo afirmara la presidente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, apenas había sido desaparecido la segunda vez. Dichos que declaró a la prensa a la salida de la Casa Rosada.

Jorge López era un militante sindical, un hombre de su barrio, de su lugar, conocido y reconocido. De una gran sencillez tuvo la valentía de reconstruir, en total soledad y sin hablar con nadie, aquellos rastros del horror.

Esta reconstrucción sirvió para condenar a Miguel Etchecolatz y a otros torturadores de la provincia.

Sus declaraciones están reflejadas en la causa y en este portal hemos subido su voz y su coraje, en esas imágenes que lo muestran con su campera o saco rojo y su dedo orientador y acusador por lo sucedido, no sólo por él sino por los casos de desapariciones en el lugar de detención.

Jorge López fue desaparecido durante un gobierno ¨peronista¨, su presidente era Néstor Kirchner”¦

Ambos eran obreros”¦

Los dos vivieron siempre de su trabajo, dignamente”¦

Los López mostraron siempre convicción y firmeza ante el compromiso por la lucha político – gremial. Combatieron por el otro, por los otros para impedir que los explotaran de la cuna a la tumba. Eran peronistas, jamás lo negaron”¦ pertenecían a lo que llamamos el mundo peronista no a las burocracias políticas o sindicales. Profesaron el respeto al otro y a sus ideas.

Uno estaba en la provincia de Buenos Aires y el otro en Córdoba, entre ellos no se conocieron, pero sus pasos se reconocen en sus acciones”¦ en la valentía y abnegaciones, siempre tuvieron claro que estaban en peligro, pero ese conocimiento no los inmovilizó.

Atilio López festeja su último cumpleaños, el 9 de agosto de 1974, y le dice a un amigo que sería el último, lo iban a matar”¦

Jorge López tenía claro que sus declaraciones sumergían en la condena a sus represores”¦ no tenía custodia, no lo cuidaron quienes debían hacerlo”¦

Ni la provincia de Buenos Aires, ni el gobierno nacional”¦

Además, los presidentes del gobierno nacional y la década ganada no lo nombraron nunca”¦ jamás pidieron por él”¦

Se reiteró la historia”¦ la de 1974 y en estos años”¦

Uno y otro merecen nuestro reconocimiento, el homenaje y que lo que se oculta, se olvida deliberadamente, que sea transparentado”¦

Que no lo recuerden la raza política, los medios o los investigadores sociales no es preocupante, lo dramático es que el Movimiento Obrero actual no se mire en sus ejemplos”¦ para la izquierda porque no eran de izquierda”¦ una mezquindad sin atenuantes. Para el peronismo”¦ podemos afirmar que han perdido la brújula”¦

Nosotros, los trabajadores, debemos sublevar a la memoria para derrotar el olvido. El olvido es una herramienta de la clase dominante. La memoria nos debe traer sus ejemplos de abnegaciones y generosidades. Pero, nosotros, no solo los debemos recordar a ellos y a todos los trabajadores asesinados y desaparecidos sino que debemos rendirles cuenta de que estamos haciendo, si continuamos haciendo flamear las banderas que ellos levantaron hasta su muerte.

Ellos dieron lo más caro que tiene todo ser humano: la vida.

“¢ Juan Carlos Cena: Secretario General de APDFA -Capital Federal. 1984-1989. Especialista en Transporte. Coordinador de Escuelas Político Sindicales.

“¢ Elena Luz González Bazán: Delegada de base en UPCN, Comercio y Bancarios. Docente, historiadora, periodista. Coordinadora de Escuelas Político Sindicales.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba