19/09/2014

Escocia vota ‘no’ a la independencia

1-96.png

Los votos en contra de la secesión del Reino Unido superan en más de 10 puntos a la opción independentista. Con un 85% de participación, el ‘no’ a la independencia escocesa ha ganado en el referéndum celebrado ayer con un 55% de los votos. Por Periódico Diagonal


Dos años de campaña por la independencia han terminado en Escocia con la holgada victoria del ‘no’ por casi 11 puntos en el referendum celebrado ayer 18 de septiembre. Los resultados anunciados a las 5 de la mañana del viernes muestran que un 55% de los votos han ido para la opción conservadora, mientras que algo más del 44% de los sufragios apoyaron la campaña del presidente escocés, Alex Salmond, para separar el país de su unión con Inglaterra y Gales. El referendum ha centrado la actualidad mundial de la semana y ha provocado cruces interpretativos con otras situaciones como el estado de los mercados financieros -esta mañana se anunciaba como consecuencia del ‘no’ el hecho de que la prima de riesgo española alcanzara sus mínimos desde mayo de 2010- o los ecos de la campaña en otros procesos de secesión como el catalán o el vasco.

Glasgow, la principal ciudad del país, ha registrado una mayoría por el sí del 53,5% frente a un 46,5%, mientras en Edinburgo el porcentaje por el ‘no’ ha superado en 22 puntos al sí (61,1% frente al 38,9%), con una participación global del 85% del censo. En su comparecencia pública tras el anuncio de los resultados, el primer ministro escocés ha reconocido la victoria de la opción unionista, pero ha querido dejar abierta la esperanza entre sus filas al emplear la fórmula “el pueblo de Escocia no ha escogido la independencia en esta fase”, una alusión a una posible continuidad del proceso. Algo que el primer ministro británico, el conservador David Cameron, ha descartado en su propia alocución tras los resultados: “la cuestión de la independencia escocesa queda pospuesta para toda la vida”, ha señalado.

Se cumplan o no los designios de Cameron, durante la campaña los principales partidos ingleses han hecho promesas para atemperar los ánimos independentistas. La cuestión de las atribuciones del parlamento escocés, y el asunto del voto de los representantes escoceses para cuestiones que afectan sólo a Inglaterra, será el primer punto de fricción institucional tras el referéndum. La cuestión social, uno de los principales combustibles del independentismo escocés desde el thatcherismo, se mantendrá como indicador del descontento.

Info relacionada: Algunas impresiones sobre Escocia



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba