18/09/2014

Shell: Aranguren será imputado penalmente si no reincorpora a despedida

1-91.png

Juan José Aranguren, presidente de Shell Argentina, tendrá que afrontar un proceso penal si continúa incumpliendo los fallos de la Justicia que ordenan la reinstalación de la trabajadora Analía Portillo “bajo apercibimiento de remitir copia de las actuaciones a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional para que, previo sorteo, designe un juzgado para que investigue la posible comisión del delito de desobediencia previsto en el art. 239 del Código Penal.” Por CeProDH. Fotos: Pavlov Vlásov /Enfoque Rojo


El titular del juzgado del Trabajo N° 16, Dr. Alberto González, intimó al presidente del directorio de Shell, Juan José Aranguren para que dentro de las 24 hs haga efectiva la medida cautelar que ordena la reinstalación en su puesto de trabajo de Analía Portillo “bajo apercibimiento de remitir copia de las actuaciones a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional para que, previo sorteo, designe un juzgado para que investigue la posible comisión del delito de desobediencia previsto en el art. 239 del Código Penal.”

Con esta orden, Aranguren, quien comanda los destinos de la petrolera que factura más de 16 mil millones de pesos por año sólo en Argentina, tendrá que afrontar un proceso penal si continúa incumpliendo los fallos de reinstalación de la justicia y con las prácticas de discriminación sindical y persecución laboral.

Recordemos que el conflicto comenzó el pasado 30 de abril cuanto Portillo junto a ocho trabajadores más fueron despedidos por la empresa por haber conformado una lista opositora al Sindicato Petróleo y Gas Privado de Avellaneda (SPyGPA) dirigido por Alberto Roberti, quien además de sindicalista es diputado nacional por el Frente Renovador. A partir de allí, los despedidos, con el apoyo de compañeros de trabajo, realizaron distintas movilizaciones al Ministerio de Trabajo de Nación y concentraciones en el Puente Pueyrredón para reclamar su inmediata reincorporación y denunciar la discriminación sindical, las malas condiciones de salubridad y el maltrato a las trabajadoras por parte de la multinacional anglo holandesa.

Ya hay tres fallos judiciales que exigen la inmediata reinstalación de tres de los despedidos, Analía Portillo, Fernando Luna y Gustavo Michel. Todos incumplidos por la petrolera hasta el momento.

Myriam Bregman, una de las representantes de Analía Portillo, junto a los abogados del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos Matías Aufieri y Gabriela Campos, afirmó “Logramos una resolución histórica contra el presidente de esta multinacional que solo se rige por sus propios intereses.
La justicia debe hacer cumplir este fallo y garantizar que puedan participar de las elecciones convocadas para este 2 de octubre los principales referentes de la oposición, que fueron despedidos y tienen fallos de reinstalación; deben poder ejercer sus derechos laborales y sindicales”.

El viernes pasado los trabajadores se movilizaron a la Rural para denunciar a la empresa durante el festejo de sus 100 años en el país planteando que “no hay nada que festejar con familias en la calle”.

2-54.png

3-29.png

Contactos

Myriam Bregman (CeProDH): 114-170-2398

Matías Aufieri (CeProDH): 114-928-4681

Gabriela Campos (CeProDH): 115-940-9447

Analía Portillo (despedida de Shell): 116-152-9446


Info relacionada:

breve9964

breve9800

article7764




0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba