27/06/2014

Los medios alternativos fueron decisivos para conocer la verdad de la Masacre de Avellaneda

TAPAaaaaa.jpg

Los medios de comunicación alternativos fueron decisivos para superar el bloqueo mediático y el recelo del gobierno de Eduardo Duhalde sobre los movimientos de desocupados, para así echar luz sobre las muertes de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán a manos de la policía bonaerense el 26 de junio de 2002, hecho del que se cumplen mañana 12 años. Por Franco Basualdo agencia Télam.


Aquel 26 de junio, en el marco de la grave crisis social que atravesaba la Argentina, las organizaciones sociales intentaron manifestarse sobre el Puente Pueyrredón que une Capital Federal con la provincia de Buenos Aires.

La Policía bonaerense, en cumplimiento de directivas políticas, impidió el avance de los manifestantes sobre el puente y desató una represión que provocó 33 heridos de bala y terminó con la vida de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

Días antes del asesinato de los militantes, los medios masivos difundieron la tesis promovida por el gobierno interino de Eduardo Duhalde que vinculaba a las organizaciones piqueteras con supuestos planes desestabilizadores, e incluso relacionaba a los dirigentes barriales con la lucha armada.

En una conferencia de prensa difundida por la Agencia DYN el 17 de junio, Duhalde afirmó que “no hay que agravar los problemas sociales con acciones violentas”, en referencia a las movilizaciones convocadas por los desocupados, y en la que anticipó su voluntad de “poner orden” .

La Agencia de Noticias Redacción (ANRed) y el portal Indymedia Argentina fueron dos de los proyectos que colaboraron a romper ese aislamiento y a comunicar los testimonios de los militantes sociales.

Por entonces, uno de los integrantes del proyecto Indymedia era Sebastián Hacher, periodista que actualmente integra Infojus Noticias, que había trabado relación con diferentes movimientos de desocupados, producto de coberturas de movilizaciones y piquetes previos al 26 de junio.

En diálogo con Télam, Hacher explica que Indymedia proporcionó a los movimientos de desocupados “una plataforma de publicación abierta, anónima y libre, antes de que existieran las redes sociales” lo que permitía que, al menos en la incipiente web, las organizaciones difundieran su información de manera directa.

“Desde el colectivo fogoneamos la apropiación de esa herramienta, a la vez que cuestionábamos a los medios tradicionales”, explica el periodista.

Claudio Mardones, actualmente periodista en el diario Tiempo Argentino, recuerda que el funcionamiento de ANRed replicaba la lógica de las agencias de comunicación tradicionales, con la salvedad de que no había un uso generalizado de internet.

“Nos propusimos desarrollar un trabajo para romper el aislamiento de la prensa ya que las únicas fuentes en el territorio eran de la policía, asegura.

“Diariamente mandábamos despachos de agencia por fax, lo que consolidó una autodefensa pública de los movimientos de base, agrega.

Ambos periodistas coinciden en una visión crítica sobre el papel que jugaron los principales medios masivos durante la cobertura del piquete en el Puente Pueyrredón.

Para Hacher, hasta esa fecha, la línea editorial de esos medios masivos oscilaba entre “el ninguneo a las demandas de los desocupados y un llamado solapado para que repartieran palos” , y afirma que en los días previos al 26 de junio, directamente promovieron un clima social que caldeaba los ánimos contra cualquiera que se movilizara y desataron una campaña que mostraba a los piqueteros como violentos”.

También señala que las horas posteriores a la represión en Puente Pueyrredón “ese discurso quedó aun más en evidencia, cuando los principales canales de TV repetían que los hechos eran producto de la violencia piquetera y que los muertos eran fruto de un enfrentamiento entre diferentes corrientes de desocupados.

Mardones plantea algunos matices ya que afirma que ese día “los medios compraron la hipótesis del gobierno, de un enemigo desestabilizador, que señalaba a los trabajadores desocupados como una amenaza”.

También rescata que, además de los medios alternativos, “hubo varios periodistas que no compraron el pescado podrido que mandaban Jorge Matzkin desde el Ministerio del Interior y Carlos Soria desde la SIDE.

Durante las primeras horas posteriores a la represión, ANRed e Indymedia fueron los primeros medios en informar en vivo que había militantes muertos, lo que aportó a desarmar el discurso gubernamental que sostenía que “los piqueteros se habían matado entre ellos”.

En este sentido, Hacher destaca la importancia del trabajo de los medios alternativos durante la jornada y asegura que esa cobertura “demostró que un proyecto basado en la red puede derrotar el discurso hegemónico de los grandes medios”.

Posteriormente, mucho material periodístico registrado ese día fue utilizado como evidencia durante el juicio que condenó a los policías bonaerenses, por eso el periodista opina que el trabajo “fue fundamental para el esclarecimiento”.

“Sin el compromiso de los fotógrafos y cronistas que estuvimos ese día, con prácticamente todo el aparato comunicacional de acuerdo con el gobierno de Duhalde, hubiera sido muy difícil probar los crímenes”, asegura.

Por su parte, Mardones afirma que cuando estalla la represión estos medios “terminaron siendo la red de auxilio para los presos, son los primeros en denunciar los atropellos del operativo y son quienes les ponen nombre a los muertos.

El 9 de enero de 2006, el ex comisario bonaerense y ex jefe del Comando Patrullas de Avellaneda, Alfredo Fanchiotti, y el ex cabo Alejandro Acosta fueron condenados a prisión perpetua, por el Tribunal Oral 7 de Lomas de Zamora, como responsables del doble asesinato y ocho tentativas de homicidio, el 26 de junio de 2002 en la zona del Puente Pueyrredón.


Documental “La Crisis Causó Dos Nuevas Muertes”

Compartimos el documental que abordó el rol de los medios alternativos ese día para romper el cerco mediático impuesto por los medios masivos y el gobierno de Eduardo Duhalde, realizado por Patricio Escobar y Damián Finvarb.



0 comentarios

1000/1000
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba