21/06/2014

De conflictos y resistencias

trabajadores_berni.jpgPaty, Lear y Valeo son algunas de las empresas que ante la actual crisis deciden que sean los trabajadores quienes paguen las consecuencias. Despidos, suspensiones, traslados y cierre de fábricas son parte de las medidas que los trabajadores resisten con cortes, acampes y tomas de plantas. Por Red Eco Alternativo.

Paty

Durante el primer partido de Argentina en el Mundial de Fútbol Brasil 2014, la empresa Paty comunicó en el marco de una reunión informal con los delegados de los trabajadores que cerraría su planta de la localidad bonaerense de Martínez para trasladar la producción a San Jorge, en Santa Fe. Esto conllevaría el despido de 200 personas. Al día siguiente, la mayoría de esos trabajadores se acercó a la puerta de la fábrica, que se encontraba ocupada por alrededor de cien empleados de seguridad privada. A medida que se acercaban a la recepción, los trabajadores recibían una planilla con su nombre con la que debían concurrir a otras oficinas para arreglar directamente la indemnización.

Ante esta situación, se decidió la toma pacífica de la empresa en defensa de los puestos laborales. Ese mismo lunes, se llevó adelante una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, en la que Paty ratificó su decisión de trasladar la producción y despedir a los empleados.

El martes un juez dictó una orden de desalojo que incluyó un gran operativo de la Policía Bonaerense que rodeó la fábrica. Ante esto, los trabajadores junto con la Comisión Interna resolvieron salir de la planta ya que no estaban dadas las condiciones para resistir un desalojo con semejante presencia policial. Luego de esta decisión, un número importante de empleados decidió arreglar la indemnización. El otro grupo continúa rechazando los despidos y este jueves realizó un acampe donde se evaluó lo sucedido y se debatieron los pasos a seguir en defensa de los puestos laborales en Paty.

LEAR

En los últimos meses, varias empresas comenzaron a suspender trabajadores como única medida posible para paliar la actual crisis y mantener sus ganancias. Una de ellas es la multinacional norteamericana LEAR, que fabrica cables para Ford. Según denuncian sus trabajadores, la empresa mantiene en forma ilegal las suspensiones al 50 por ciento de los salarios que impuso a fines de mayo. Señalan además que existe un dictamen de la cartera a favor de los trabajadores que la empresa se niega a cumplir, amenazando incluso con tomar medidas más drásticas como suspensiones sin goce de sueldo.

Rubén Matu, delegado de la Comisión Interna de LEAR, afirmó que esta empresa, con la excusa de que la industria automotriz está en crisis, le hace pagar a los trabajadores dejándolos afuera y descontándoles sus salarios: “somos 210 los trabajadores afectados por esta empresa que aduce una crisis económica cuando según los propios informes de la empresa tenía en 2013 un patrimonio neto de casi 113 millones de pesos y en el año 2012 de 74 millones de pesos, agregó.

Esta semana, se realizó en el Congreso de la Nación una audiencia pública donde el cuerpo de delegados de LEAR denunció las maniobras de vaciamiento que lleva adelante la empresa.

En este marco, explicaron que LEAR importa cables desde otras plantas que posee en distintos países y afirmaron que existen 190 falsos retiros voluntarios que dan cuenta en realidad de 190 puestos de trabajo perdidos.

Judicialización

Siete trabajadores de la automotriz Valeo, entre ellos el delegado de base Leonardo Sánchez, denunciaron que fueron imputados en causas penales armadas a partir de denuncias de particulares organizados por la propia empresa. El Centro de Profesionales por los Derechos Humanos asumió la defensa de los trabajadores.

A partir de estas supuestas denuncias, la Fiscalía de Instrucción Distrito 2 Turno 3 de la Ciudad de Córdoba tomó una medida precautoria desde la cual se restringe y prohíbe el acercamiento del delegado Sánchez a su lugar de trabajo por un período de sesenta días. Esto ocurre a pesar de que su mandato como delegado ha sido ratificado a fines de mayo por el 83% de los trabajadores en planta.

Para denunciar esta situación se ha elaborado un petitorio en el que se afirma: “Constituye un grave antecedente que se criminalice y penalice conflictos o situaciones que son netamente laborales, por lo cual solicitamos se revea esta medida, cuando constituye un derecho humano fundamental que un delegado pueda estar en su lugar de trabajo para ejercer la función de representar a los trabajadores y que estos cuenten con su representante para poder defender sus derechos, mas en una situación de despidos y suspensiones masivas como la que se está viviendo en este sector de la industria”.

Fuente: Red Eco



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba