06/06/2014

“Acá en adelante hay que seguir luchando, las injusticias no se fueron, las malas condiciones y las presiones no se van”

TAPA-781.jpg El pasado jueves 29 de mayo Germán Amor se reincorporó oficialmente a su trabajo como chofer de colectivo en la línea 135 de la empresa DOTA, luego del fallo favorable por su despido discrminatorio, hace casi 3 años. “Cuando volví el jueves pasado los compañeros me ovacionaron, fue muy emocionante. Cada reacción que tuve y encuentro con los compañeros que me iba cruzando fue muy positivo”, contó con alegría Amor. Por Alejandro Ordos, para ANRed.


De todos estos años de lucha y de espera, jurídicas, económicas, laborales, sociales, Germán cuenta que “queda la organización, la idea de que las cosas de a poco se van dando. Tanta lucha dio sus frutos, y seguir caminando en la misma dirección va a dar los suyos. No todo está igual, algunas cosas cambiaron, hay que ir de poco”, comenta con serenidad.

En poco tiempo se dio un giro positivo, el 30 de abril habían convocado a una audiencia conciliatoria a Germán con la empresa y la reincorporación no parecía tan pronta. “Parece que la empresa tiene la palanca para conseguirlo, porque no es una de las atribuciones del tribunal”, comentó Amor. “Había tenido ofertas como cobrar salario de por vida y no volver a trabajar, por ejemplo. Es que la relación de fuerza que se juega con la empresa, la subjetividad con los compañeros es algo fuerte“. Este fallo de la Sala 2 de Apelaciones de Trabajo, incluye el pago de los salarios caídos.

Germán Amor soportó mucho tiempo para volver a reincorporarse a su trabajo. “De acá en adelante hay que seguir luchando, las injusticias no se fueron, las malas condiciones y las presiones no se van, hay que seguir luchando”, concluye Amor.

Esperó mucho tiempo para volver a su trabajo, tuvo que luchar incansablemente en la justicia, contra la empresa, incluso hasta llegó a recibir amenazas y una golpiza. A él lo había despedido DOTA, empresa con más de 30 líneas de colectivos de corta y media distancia, en octubre de 2011, alegando restructuración.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba