06/06/2014

Neuquén: Zainuco solicita se garantice a todas las Organizaciones No Gubernamentales las visitas a los lugares de detención

tapa-1989.jpg

Hace 11 años que los organismos de derechos humanos de Neuquén no pueden ingresar a monitorear el estado de las cárceles ni las condiciones de detención de las personas que se encuentran privadas de su libertad en la provincia. Reproducimos comunicado de Zainuco que denuncia la situación.


Hace 2 años fue asesinado dentro de la Unidad 11 de Neuquén Cristian Ibazeta por denunciar incansablemente las torturas y malos tratos que padecían, él y sus compañeros, en prisión. Hace 11 años que los organismos de derechos humanos de Neuquén no podemos ingresar a monitorear el estado de las cárceles ni las condiciones de detención de las personas que se encuentran privadas de su libertad en la provincia.

Para que a las personas detenidas que se animan a alzar la voz contra el sistema de la crueldad no se las silencie o reprima con la tortura o la muerte, resulta imprescindible que Zainuco -y todas las organizaciones no gubernamentales que velan por la protección de los derechos de las personas privadas de su libertad- INGRESEN Y VISITEN las cárceles.

Uno de los objetivos de Zainuco es garantizar los derechos humanos de las personas privadas de libertad, tendientes a la prevención y prohibición de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes. Para eso es imprescindible ingresar a los pabellones. Sin embargo, el gobierno provincial -ejecutivo y judicial- nos niega el acceso a las cárceles, incumpliendo así con lo que ordena el art. 41 de la Ley Nacional Nº 26.827 que implementa un sistema de protección de los derechos de las personas privadas de libertad, en concordancia con tratados internacionales de jerarquía constitucional.

El art. 41 de la citada Ley dispone que “Todas las organizaciones no gubernamentales interesadas en la situación de las personas privadas de libertad tendrán la facultad de realizar visitas a los lugares de detención, conforme la reglamentación mínima que realice el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura”.

Como dicho Comité aún no fue implementado, el día 21 de mayo del corriente año ZAINUCO ““a los dos años de la muerte de Cristian Ibazeta- solicitó a la Comisión Bicameral de la Defensoría del Pueblo del Congreso de la Nación que garantice a las Organizaciones No Gubernamentales las visitas a los lugares de detención (conforme lo establece el art. 41), hasta tanto se lleve a cabo el procedimiento de selección establecido en el art. 18 de la Ley 26.827 para implementar el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura. Ello, por cuanto la demora en implementar el Comité Nacional, obstaculiza el derecho de esta Asociación a realizar las visitas pertinentes.

El ingreso a las cárceles y las visitas a los lugares de detención es un derecho operativo para las Organizaciones no Gubernamentales y, también, un derecho esencial de todas las personas detenidas -silenciadas en el sufrimiento y dolor- de que alguna organización supervise sus condiciones de detención y no se naturalicen las prácticas que atentan contra su dignidad. Más aún cuando los encargados de velar por sus derechos – el poder ejecutivo y judicial- sólo acentúan la violación de los mismos, ejercen su poder de muerte y tortura sobre las personas privadas de libertad y pretenden resistir el control que hagan los organismos sobre su accionar.

ZAINUCO

Ni un pibx menos. Un pibe o una piba en la cárcel también es un pibx menos.


Info relacionada

article5073




0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba