31/05/2014

El triunfo de los obreros de Gestamp

g-24.jpgLos 69 despedidos de la empresa autopartistas Gestamp, de capitales alemanes, preveían que en estos casi dos meses de crisis el futuro sería la desocupación, que trae como consecuencia la desaparición social de los trabajadores. Así como el ajuste salarial es una variable de ajuste que se implementa con la complicidad de los burócratas, en este caso del SMATA. Ante el desencadenamiento de lo que vaticinaban, hace cinco días, nueve obreros en representación de todos, se multiplicaron y decidieron que había que luchar para frenar este acomodo empresarial, tomaron parcialmente la fábrica y se montaron sobre un puente grúa que se transformó en el faro de los trabajadores. Por Juan Carlos Cena y Elena Luz González Bazán.

HISTORIA DE UNA CONQUISTA

En la nota del 24 de mayo
informamos la situación de ocupación de la fábrica, de los despidos, intransigencia de la patronal para no reincorporar a los despedidos y que la crisis la siga pagando la clase trabajadora, sumado a un estado nacional y provincial que nada le interesa la desocupación y la esconde con estadísticas y discursos falaces y que no tomaban la protesta.

Los debates hasta públicos entre el gobierno nacional desde Tierra del Fuego y el gobierno provincial en La Plata arrancaron con las contradicciones de un modelo que ha decidido la exclusión social como política de Estado, que es funcional a la patronal alemana.

Estas declaraciones fueron antecedidas por las de Ricardo Pignanelli, titular del SMATA ,y la ministra Débora Giorgi, todos defendiendo su quintita.

La realidad es que los ministros de Trabajo y Producción de la provincia de Buenos Aires tuvieron que ir a Escobar a dar salida al conflicto. Oscar Cuartango y Cristian Breitenstein se apersonaron y se dio una salida al problema.

En tal sentido, la doctora María del Carmen Verdú, interviene en el conflicto como abogada de los obreros de Gestamp, sostuvo a nuestro portal: “Después de tres días de maratón con el juez de garantías y el fiscal logramos que el 31 de mayo convocaran (y trajeran en helicóptero) al ministro de Trabajo y al ministro de la Producción bonaerense y para las 16 horas conseguimos que la provincia firme la conciliación obligatoria con reinstalación de despidos y suspendidos y que el juez y el fiscal garanticen que no haya consecuencias penales ni para los nueve que estuvieron adentro ni los que estuvieron en los cortes de acceso solidarios con los obreros de la autopartistas. Luego, dando rienda suelta a la alegría sostuvo, fue un Triunfazo”.

En la puerta de Gestamp un obrero afirmaba en horas de la tarde y luego del triunfo: “¡¡¡Viva la lucha de los obreros reincorporados de GESTAMP!!! ¡¡Viva la lucha de la clase obrera!!”

g2-5.jpg

CUAL ES LA IMPORTANCIA DE ESTA EMPRESA ALEMANA

GESTAMP que nombre para dar vueltas”¦ si le sacamos la m y le agregamos luego de la p la o”¦ como suena”¦

La paralización de Gestamp afecta a 9.000 obreros de las automotrices Ford, Volkswagen y Peugeot. Estos nueve obreros que tomaron el puente grúa de planta por el despido de 69 obreros y la racionalización que se venía, provocaron la paralización de las tres automotrices. Esto incitó la reacción del gobierno nacional y la preocupación reinante del provincial. Por supuesto, la dirigencia política no se preocupó por los despedidos”¦y la burocracia sindical, menos”¦

Roberto Amador es uno de los 69 despedidos y decidió tomar el puente grúa. El 29 de mayo pasado escribía a sus compañeros y a todos los que quisieran leer y entender lo que decía:

“Escribo estas líneas sobre el puente grúa. Aquí no solo hay motores y poleas. Aquí si hay 9 hombres, con sus contradicciones y sus miedos, pero con unas ganas y una fuerza enorme. Cuando decidimos entrar, la policía nos siguió pero sacamos las fuerzas y logramos cruzar la puerta. Todos corrimos hacia el puente. Y los compañeros quedaron helados. La “casualidad” quiso que el puente grúa esté posicionado perfectamente y a pesar que los policías manotearon a dos compañeros, entre nuestros gritos de rabia, lograron soltarse y subir.

“Una vez arriba, pasamos frío. Y sin buen alimento, el frío se potencia aún más. Bancamos la noche sobre cartones. Dormimos de a grupos. Tuvimos que caminar sobre los rieles del puente, mostrándoles que no jugamos. De esa forma nos ingresan cosas a cuenta gotas. Las oficinas de gerencia se han trasformado en un verdadero cuartel militar. Hay uniformes de todo tipo. Y hombres dentro de esos uniformes que nos miran con odio. Se los nota nerviosos.

“No está descartado un desalojo, pero puedo asegurarles que sería un caos con posibilidad de una tragedia. No hay mucha superficie donde luchar, aquí arriba, en el puente grúa.

“En la plena noche escuchamos el agite de los piquetes. Eso nos da más fuerza, más de la que hay sobre este puente que diariamente carga toneladas. Todos estamos aprendiendo que sin miedo no hay coraje.

Los negociadores intentan taladrarnos los oídos, los fiscales hacernos sentir culpables y los policías nos hostigan, al punto de la burla. Pero acá hay valor. El valor de una clase que aprende que sus enemigos llevan uniforme, y que los patrones, y sus fiscales, no tienen las manos sufridas como las de los obreros”.

A modo de corolario

Que no se refleje no implica que no existe la desocupación galopante”¦ que no sea titular en los medios no quiere decir que el despido es una moneda de todos los días”¦

Indudablemente Gestamp, mejor dicho sus obreros despedidos, tuvieron notoriedad en los discursos perversos de los funcionarios públicos, desde la presidente hacia abajo, porque se paró la producción de tres empresas automotrices.

Sin la actitud de los obreros de Gestamp el despido hubiera seguido sus cauces naturales“¦ la desaparición social del obrero desocupado y el dolor en la familia trabajadora.

Para estas empresas vendrán los créditos que otorgará haber llegado a acuerdo de pagos con el Club de París, una deuda inmoral contraída por una dictadura”¦ estos son los créditos que tanto han aplaudido toda la dirigencia política, supuestos referentes de los derechos humanos, al unísono”¦ y muchos medios que han festejado que este endeudamiento y los próximos créditos serán para enriquecimiento de los factores de poder y cuando arrecien las crisis”¦ la crisis las pagarán los despedidos de siempre”¦ como en la actualidad”¦


Juan Carlos Cena y Elena Luz González Bazán son miembros fundadores del MONAREFA / Coordinadores de Escuelas político sindicales.

Fuente: Villa Crespo Digital



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba