22/05/2014

“Eso es un reto terrible para el capitalismo, no solo mexicano sino mundial, que los gobernantes mexicanos no lo toleran”

aguirrenueva.jpg En la emisión de Enredando las Mañanas del viernes 16 de mayo entrevistamos a Carlos Aguirre Rojas, escritor, investigador, docente mexicano, que brindó un panorama de la situación en las comunidades zapatistas, y en todo el país, luego del ataque sufrido el pasado 2 de mayo en el Caracol La Realidad, que dejó como saldo la muerte de José Luis Solís López y más de quince heridos. Por RNMA


Enredando las Mañanas: Estamos en comunicación con Carlos Aguirre Rojas. Él es escritor, investigador y docente de la Universidad Nacional Autónoma de México. Para nosotros es sumamente importante poder difundir en Argentina lo que está sucediendo allá. Queríamos comenzar con que nos cuentes brevemente qué es lo que sucedió el 2 de mayo en el Caracol La Realidad.

Carlos Aguirre Rojas: Como todos ustedes saben, los compañeros zapatistas que habían estado un poco replegados durante varios años, y precisamente por causa de una serie de agresiones y hostigamientos, volvieron a salir a la luz pública el 21 de diciembre de 2012 con una iniciativa pacífica y con toda una serie de nuevos pronunciamientos.
Se realizó un movimiento muy vasto, que es la Sexta, que tiene un alcance nacional en México y al mismo tiempo internacional, y en esta lógica los compañeros convocaron a la Escuelita Zapatista en agosto de 2013, en diciembre de 2013 y enero de 2014.
En esta misma línea, ellos habían organizado otra iniciativa, iban a dar un anuncio muy importante y a lanzar una nueva iniciativa para todo el mundo y para todo México. Ahora, precisamente a finales de mayo y principios de junio, iba a hacerse una reunión con el Congreso Nacional Indígena de México, iba a haber un homenaje a Luis Villoro e iba a haber también un seminario en el que, entre muchos otros intelectuales, yo iba a participar.
De nuevo la respuesta del gobierno a estas iniciativas pacíficas e inteligentes de los compañeros zapatistas es volver a activar a los grupos paramilitares, que responden directamente a sus órdenes, y montar algo que fue abiertamente una emboscada artera en contra de un grupo de compañeros que es base de apoyo zapatistas y en las cuales no hubo, como ha dicho la prensa en México e incluso la que pretende ser de izquierda, enfrentamiento entre dos grupos de indígenas y comunidades.
Fue una emboscada planeada, en la cual le tendieron una trampa a los compañeros, los esperaron, ellos estaban armados, tenían garrotes, piedras y armas de fuego; los compañeros iban desarmados. Entonces los provocaron, los esperaron en un punto determinado, y cuando ellos llegaron iniciaron un fuego cruzado, en el cual falleció un compañero que era maestro de la Escuelita Zapatista y también base de apoyo. Una persona muy querida que tenía mucha actividad en el Caracol de La Realidad, que se llama José Luis Solís López. Él murió ahí, lo mataron de una manera verdaderamente con saña. Le dieron primero un tiro en la pierna, garrotazos, después un tiro en el pecho, y lo remataron con el tiro de gracia en la nuca. Después de eso arrastraron su cuerpo por la tierra y lo abandonaron, lo cual no es irrelevante. Precisamente en el espacio que era lugar donde todos los campamentistas, las brigadas que iban a observar los procesos de la autonomía zapatista en el Caracol de la realidad, allí se quedaban. Esto es abiertamente una provocación, un reto a los compañeros.
Precisamente, como consecuencia de esto, los compañeros decidieron suspender las actividades, la reunión con varios indígenas, el homenaje a Luis Villoro y el seminario, y entonces hubo una reunión en la cual la Comandancia General del EZLN se reunió con la asamblea del Caracol de La Realidad, y lo que decidieron es que los compañeros comandantes van a permanecer ahí para cuidar a los compañeros de La Realidad, y para estar alertas ante cualquier nuevo ataque; porque los paramilitares han estado presumiendo que van a ir en contra de otros compañeros, y burlándose diciendo que como son Juntas de Buenos Gobiernos no van a hacer nada que los ataquen, aunque los maten, los agredan, y están amenazando.
Entonces los compañeros decidieron suspender todo y decidieron ir por eso. Los compañeros están organizando una caravana de solidaridad con los compañeros de La Realidad, para ir a abrazar a la familia de Galeano, que es el sobrenombre de este compañero Luis Solís López, y para mostrar la solidaridad con los compañeros. Esto va a ser el 23 y 24 de mayo, y los compañeros están alertas a lo que se pueda venir. Esto es en resumen lo que ha pasado.

ELM:¿Cuál es el impacto que tiene este tipo de noticias en las grandes ciudades, como el DF, Puebla y otros sitios de México, que no necesariamente están en contacto cotidiano con las comunidades zapatistas, sino que muchas veces funcionan como bases de apoyo, pero en otros con total indiferencia?

CAR: Felizmente se ha desencadenado a raíz de esta situación, que realmente es muy grave, un movimiento muy amplio de solidaridad. Así que a raíz de que los compañeros hicieron pública esta agresión artera del Gobierno Federal, del Gobierno Estatal y de los gobiernos municipales de Chiapas, empezó a haber mesas redondas, conferencias, muchas cartas que se pueden leer en el sitio Enlace Zapatista con mucha gente del norte, los propios pueblos indios que iban a participar y otros que no estaban convocados a este acto que se suspendió, cartas de intelectuales que han estado movilizándose para protestar, para denunciar esta escalada represiva del gobierno mexicano.
Hay que decirlo: este es el verdadero proceso de lo que podríamos llamar el retorno del PRI al poder en México. Ellos formalmente a través de un fraude, llegaron en 2012 al poder, pero ahora lo que están haciendo es tomar el control o intentar recuperar el control, un control muy autoritario y muy rígido sobre todo el territorio. Y ahí una piedra en el zapato muy fuerte son los compañeros zapatistas, así que quieren empezar a arrestarlos, empezar a reprimirlos, a hostigarlos en serio en una escala mucho mayor, precisamente para demostrar que los que tienen el control son ellos. Evidentemente se equivocan y evidentemente no lo van a lograr.
Pero se ha desatado una solidaridad nacional y también felizmente internacional. El Movimiento Popular La Dignidad ha tenido un pronunciamiento, pero también ha habido gente de Córdoba, ha habido otros grupos en Argentina, Brasil y la gente se está movilizando en Italia para ir a protestar a los Consulados, a las Embajadas, para hacer actos de denuncia de lo que está pasando. Hay una movilización muy grande en todo México y en el mundo precisamente, para apoyar a los compañeros y para estar alertas para que no hayan nuevas agresiones, porque acá la gente habla incluso de que se podría repetir una cosa peor de lo que fue Acteal, esa masacre de 45 campesinos en 1997.

ELM: Es clarísimo y doloroso, Carlos, lo que contás, y es también increíble la solidaridad que despiertan los y las zapatistas en todo el mundo.

CAR: Absolutamente.

ELM: Carlos, comentanos brevemente, para los oyentes, quién es Luis Villoro.

CAR: Luis Villoro es un filósofo mexicano, de origen español, que desde el primero de enero de 1994 mantuvo una gran solidaridad respecto del movimiento zapatista. Él estudió, y tiene varios libros publicados, sobre la situación de los pueblos indígenas en México. Siempre manifestó un apoyo respecto al movimiento neozapatista. Él falleció recientemente, hace dos o tres meses acá en México. Era por eso que los compañeros, en agradecimiento a la solidaridad que él siempre mostró hacia el movimiento, de sus pronunciamientos públicos a favor del movimiento, que pensaban organizar homenajes, pero lamentablemente se suspendió precisamente por esta grave circunstancia que estamos viviendo ahora.

ELM: La suspensión de las actividades va a ser hasta que los y las zapatistas definan nuevamente que están seguros, sin posibilidades de un nuevo ataque, ¿cierto?

CAR: Exactamente. En los comunicados ellos dicen “suspendemos indefinidamente”. Es decir, hasta que no sientan que los compañeros están seguros y hasta que el Ejército mexicano y sobre todo los poderes, gobiernos federales y gobierno estatal, se replieguen de esta absurda y loca pretensión. Yo creo que acá un poco se plantea, y yo coincido plenamente con ese análisis, que el gobierno de Peña Nieto es un gobierno que tiene un proyecto absurdo, que representa a un partido político que es el PRI.
El PRI gobernó México durante 70 años, después perdió el poder y México fue gobernado por la ultraderecha, a través de dos gobiernos que eran muy de derecha, que es el Partido Nacional, y en 2012 el PRI regresó al poder. Ellos tienen la absurda y fallida idea de que van a gobernar otros 70 años.
Para eso quieren montar un mecanismo parecido, renovado pero todavía peor al que fue el mecanismo del viejo PRI. Es decir un control férreo de todos los sindicatos, una corporativización de todos los movimientos, una especie de amedrentamiento de toda la población, entonces han regresado con unos aires autoritarios muy fuertes. Pero yo creo que aquí subieron de tono con la agresión a los compañeros zapatistas, porque ellos están desatando una violencia paramilitar, que no tiene comparación con la que se había mantenido, por así decirlo de bajo espectro, antes de esta agresión. Yo creo que esto es una provocación directa, para medir que tanto los compañeros zapatistas efectivamente están o no organizados.
Felizmente hay que decirlo: los compañeros zapatistas están muy bien organizados, se han dedicado los últimos años para prepararse para este tipo de agresiones y cualquier otra, entonces el gobierno sin duda alguna va a fracasar en este intento de volver a tomar el control de Chiapas. Pero sí hay un proceso de criminalización de los movimientos sociales, de amedrentamiento de la población.
Eso es un poco lo que estamos viviendo ahora acá, pero felizmente ha despertado una respuesta muy enérgica de la gente, una gran movilización de la población y de todos los grupos que apoyan al EZLN. Veremos qué es lo que sucede, pero mientras esto no se resuelva, mientras esto no quede más claro, seguirán suspendidas todas estas iniciativas zapatistas.

ELM: Carlos vos hablás de que los zapatistas son una piedra en el zapato para el gobierno del PRI, ¿en qué se evidencia esto?, ¿Qué intereses están en juego?, ¿Qué ponen en jaque los zapatistas para que la respuesta sea con tanta saña?

CAR: Hay dos puntos fundamentales. El primero es que, como es sabido y ha sido dicho por muchos analistas, hay una serie de recursos económicos fundamentales que al gobierno mexicano le interesa recuperar para después poder entregárselos a las trasnacionales, porque es un proceso que estamos viviendo ahora.
En México en 1938 fue nacionalizado el petróleo. Una nacionalización histórica que permitió sostener al Estado, más de la mitad de los recursos del Estado provienen de una empresa estatal que se llama Pemex. Lo que ahora se está viviendo es la privatización de Pemex.
En Chiapas hay yacimientos petroleros muy importantes que no pueden ser explotados en la medida que ellos querrían, porque muchos están en territorio zapatista. Además de eso hay uranio, y Chiapas produce la tercera parte del agua que se consume en todo el país. Entonces, Chiapas es productor de una serie de recursos que el Estado mexicano quiere regalarle, entregarle a las trasnacionales europeas y norteamericanas, y ahí tienen un problema por el cual los zapatistas son un obstáculo.
Pero, más en general, los zapatistas han logrado en sus 20 años de existencia pública, mantenerse como un faro de luz que muestra cómo es posible hacer a un lado al mal gobierno y autogobernarse, como es posible hacer a un lado y eliminar la economía capitalista basada en el lucro, en el egoísmo, en la explotación, en la ganancia y vivir dignamente de la tierra. Están demostrando cómo se pueden instaurar relaciones, digamos, de género mucho más igualitarias, que no discriminan a la mujer por ser mujer. Están demostrando cómo se puede construir un mundo solidario, donde todos somos iguales, donde no hay formas de discriminación, como dicen ellos: “un mundo donde quepan muchos mundos”. Y es una afrenta terrible. Justo por eso esta situación ha desatado total solidaridad en todo el mundo, porque los zapatistas son un ejemplo de cómo ya es posible vivir sin patrones, vivir sin políticos, vivir sin jueces, vivir sin profesores y maestros tradicionales de las escuelas, vivir sin ninguna forma de jerarquía, ni de autoridad, ya que se han vuelto innecesarias y anacrónicas.
Entonces ya son un espacio de cómo ya se puede construir un mundo nuevo sin explotación, sin discriminación, sin despotismo político, sin desigualdad. Eso es un reto terrible para el capitalismo, no solo mexicano sino mundial, que los gobernantes mexicanos no lo toleran, que les hace mucho ruido.
En ese sentido es que son la piedra en el zapato del actual gobierno. Si ellos quienes llevar adelante esta entrega de los recursos a las trasnacionales y si quieren reafirmar un poder autoritario y semi absoluto en todo el territorio nacional, el primer obstáculo, y yo diría el más fuerte, son precisamente los zapatistas. De ahí el sentido tan grave de esta agresión.

ELM: Carlos te agradecemos mucho este contacto con Enredando las mañanas. Vamos a estar atentos para seguir difundiendo todo lo que pase por allá, por México, con nuestros hermanos y hermanas zapatistas.

CAR: Les agradezco muchísimo a ustedes, y les pido también estén alertas porque la magnitud del riesgo es grande. Lo que pueda pasar en Chiapas, se juega el futuro de México, no para los próximos meses ni los próximos años, sino para décadas enteras. Si en un momento dado el movimiento zapatista fuera reprimido militarmente, eso significa que México regresa cien años atrás en su historia.
Sabemos todas las conquistas de luchas que hemos obtenido en cien años. Como ustedes ya saben, México juega un papel relevante en América Latina. Sería también una derrota y una regresión importante para los avances de las luchas de los movimientos sociales en América Latina. No es pequeña la encrucijada que estamos viviendo. Les agradezco mucho que difundan allá en Argentina esta situación, y mantenerse alertas de lo que pueda seguir pasando.

Audio completo

Carlos Antonio Aguirre Rojas (Ciudad de México, 1955), científico social, teórico e investigador mexicano. Doctor en economía por la UNAM y posdoctor por la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales de París.
Actualmente es investigador por la UNAM en el Instituto de Investigaciones Sociales y docente en la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

Su obra es un importante aporte a los textos de divulgación en México, de lo que ha escrito un elevado número de libros, artículos y compilaciones. Es partidario y principal exponente en México de la historia crítica, la tendencia que ha manejado en la mayor parte de sus textos es la de la difusión de las metodologías históricas de mediados del siglo XX, como la escuela de los Anales, asumiendo una postura didáctica.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba