07/05/2014

Nigeria: grupo extremista admite autoría del secuestro de cerca de 300 niñas

nigeria_tapa.jpg El líder del grupo Boko Haram, Abubakar Shekau, reconoció que su organización planificó y ejecutó el secuestro masivo de más de 200 estudiantes en el noroeste nigeriano el pasado 14 de abril. A través de un video de 57 minutos obtenido por la agencia de noticias francesa ‘AFP’, Shekau admitió la responsabilidad afirmando “yo soy el que las secuestró”, para después advertir que “pronto” habrá más ataques. Por Laureano Larroza para ANRed


La organización terrorista Boko Haram, cuyo nombre en el idioma hausa se puede traducir como “la educación occidental es pecado”, está en guerra contra el gobierno nigeriano desde 2009, con el fin de establecer un califato al estilo medieval en el norte del país. Se ha lanzado en contra de la utilización de los planes de estudio de estilo occidental en las escuelas y de los esfuerzos por reconciliar a los cristianos del sur con musulmanes del norte.

La agrupación secuestró el pasado lunes a ocho niñas más de una remota aldea en el nordeste de Nigeria, apenas tres semanas después del mencionado ataque, el líder del grupo advirtió que serán vendidas como esclavas. Esta última operación se produjo mientras el gobierno de Nigeria se enfrenta a crecientes críticas por su fracaso en encontrar a las estudiantes y poner freno a las actividades del grupo que se cobró miles de vidas en sus cinco años de insurgencia.

“He dicho que la educación occidental debe cesar. Las niñas, deben abandonar la escuela y casarse”, señaló Shekau, y luego agregó que son tratadas como “esclavas” y son sometidas a matrimonios “por la fuerza”. En 14 de abril, unos 50 hombres armados atacaron una escuela pública femenina en Chibok, en el estado de Borno, noroeste de Nigeria, y secuestraron a 276 escolares. Hasta la fecha, 53 de ellas han logrado huir, mientras que 223 siguen cautivas.

En medio de los temores de ataques por parte de los militantes extremistas, muchas escuelas cerraron durante casi dos meses en zonas del noreste de Nigeria, afectando a unos 120.000 estudiantes en una región donde la matrícula en la escuela secundaria ya se sitúa algo por debajo del 5%.

En tanto, algunos de los padres y de las madres de las más de 200 niñas secuestradas el pasado 14 de abril en la escuela de Chibok, han iniciado una huelga de hambre para protestar por el rapto y por la impotencia ante la falta de actuación hasta la fecha de las autoridades.

nigeria_foto_1.jpg

El líder de la comunidad Chibok en Abuya, Hosaih Sambido, reveló el inicio de la huelga durante una protesta celebrada el martes por la tarde frente a la sede del Cuartel General de la Defensa en la capital para reclamar al Gobierno que actúe para conseguir la liberación de las niñas, según informa este miércoles el diario local ‘Punch’.

“Desde el 14 de abril estamos en medio del trauma de no tener noticias”, después de que “los insurgentes vinieran, incendiaran nuestra localidad y se llevaran a 276 niñas. Aunque 53 de las chicas escaparon por su cuenta, hasta ahora no sabemos dónde están el resto y la situación a la que se enfrentan”, lamentó Sambido.

“Sus padres no pueden hacer nada. Algunos se niegan a comer. Algunos de los hombres se han movilizado y han ido a buscarlas a los bosques dos veces pero han vuelto porque los secuestradores son demasiado fuertes”, explicó.

Sambido denunció que “hasta ahora no hay nada parecido a un proceso de rescate”. “Suplicamos al Gobierno federal y al Ejército que intervenga en este asunto. Nuestra comunidad es relativamente pequeña y si esta generación de la misma edad se pierde, ¿dónde vamos a conseguir los líderes en el futuro? Por favor, ayúdennos”, reclamó.

Por otro lado, en un comunicado, la Policía instó “a todos los ciudadanos patriotas con información útil” que permita “localizar y rescatar a las estudiantes secuestradas en una escuela secundaria de Chibok, en el estado de Borno”, además de anunciar este miércoles una recompensa de 50 millones de nairas (algo más de 222.000 euros) a cambio de “información creíble” que permita localizar a las estudiantes.

Condena internacional

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos advirtió este martes que la venta de las estudiantes secuestradas en Nigeria podría catalogarse como un crimen contra la humanidad.

“La legislación internacional prohíbe absolutamente la esclavitud, sea sexual o no. Estos actos pueden constituir, bajo ciertas circunstancias, un crimen contra la humanidad”, afirmó Rupert Colville, portavoz de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay. “Las adolescentes deben ser inmediatamente liberadas y devueltas a sus familias”, subrayó Colville, tras manifestar su preocupación por las indignantes declaraciones del líder del grupo Boko Haram, Abubakar Shekau.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba