04/05/2014

Objetividad pero no indiferencia en la visión periodística de Jorge Ricardo Masetti

jmtapa.jpgEn la semana del 21 al 25 de este mes, a 50 años de su desaparición en la selva de Orán, Salta, se llevaron a cabo las “Jornadas por la Memoria: Jorge Ricardo Masetti”. Recuerdo y homenaje al fundador de la Agencia Cubana de Noticias Prensa Latina y uno de los pioneros en la batalla por la comunicación. Por Eduardo Lucita.


No es habitual desde esta columna, dedicada a la economía aunque no exclusivamente, este tipo de notas, pero en estos tiempos en que se ha abierto el debate sobre los monopolios informativos en el país y en Latinoamérica no es ocioso recordar aquí una formidable experiencia de periodismo sin ataduras ni condicionamientos.

“Existe una configuración recurrente en los modos de recuperación histórica, de hitos específicos, figuras políticas y sociales. Dicha configuración responde a diferentes estrategias políticas que, sin embargo, resultan uniformes. De este modo, se encuentran los mismos nombres e historias, suscitando una suerte de lista, de enumeración, donde se vacía de contenido y significación aquello que se propone recuperar”. Así presentaba las jornadas el Departamento de Derechos Humanos de ATE ““Asociación de los Trabajadores del Estado- perteneciente al grupo organizador y en cuyo anfiteatro se realizaron las sesiones.

Agregaba que “”¦se proponían la necesaria recreación constante de la memoria y en ese marco recordar, imaginar y reflexionar sobre la figura de Jorge Ricardo Masetti”¦como periodista, internacionalista, guerrillero y luchador por la emancipación latinoamericana.

Su formación periodística

Una rápida recorrida por sus datos biográficos nos dice que Masetti, descendiente de italianos, nació en Avellaneda en mayo de 1929 y desapareció, 34 años después, en la selva de Orán, Salta, en abril de 1964. Desde entonces no se tuvieron más noticias ni se encontraron sus restos.

Una primera aproximación a lo que sería su profesión fue su ingreso a la Escuela de Artes Gráficas y Publicidad y luego su labor como cadete en el diario El Laborista. Antecedentes estos de los que serían sus primeros trabajos como cronista en diarios como Época, Noticias Gráficas, Democracia y El Mundo. Ya avanzado en su profesión fue responsable de la sección de política internacional de Radio El Mundo y redactor de noticias de Canal 7.

En paralelo trabajó también como adaptador de cuentos para radio, publicó algunos cuentos de su autoría en el suplemento literario del diario La Prensa y también notas en Clarín. “La noche se prolonga” es un monólogo para teatro, tal vez su escrito más importante por esa época.

m2-9.jpg

Una hazaña

En 1958, Radio El Mundo lo envía a Cuba con el cometido, por demás ambicioso y nada sencillo, de entrevistar a Fidel Castro y a Ernesto Guevara. Luego de sortear innumerables obstáculos, que lo hacen prologar su estadía en la isla dos meses y medio, accede a Sierra Maestra y logra las entrevistas. Estas son transmitidas en directo por Radio Rebelde, pero aquí, en su país, no fueron publicadas. Las notas de su viaje como las entrevistas forman parte del libro “Los que luchan y los que lloran. El Fidel Castro que yo vi”. Recopilación de Rodolfo Walsh, quien en el prólogo las caracteriza como “La mayor hazaña individual del periodismo argentino”.

Prensa Latina

No obstante lo breve de su paso por Cuba, Masetti traba una relación de amistad y confianza mutua con Ernesto Guevara, a tal punto que un año después, en enero de 1959 cuando la revolución apenas alumbraba, regresa acompañado por su esposa y sus dos hijos, especialmente invitado por el revolucionario argentino-cubano. Más tarde se conocerían las razones de la apresurada invitación.

Sucedió que todavía en la Sierra Maestra, Castro y Guevara habían discutido largamente sobre la necesidad de contar con un organismo de difusión propio. Según se sabe las ideas originales fueron del Che, pero fue Fidel quien, en el inicio de 1959, en la Universidad de Caracas, Venezuela, habló por primera vez de la necesidad de crear una agencia informativa latinoamericana. Según argumentó allí “”¦existía la necesidad de contrarrestar las campañas confusionistas de los enemigos de los movimientos progresistas latinoamericanos”.

Así es que solo seis meses después de llegada la revolución nacía, en junio del “˜59, Prensa Latina, primera agencia independiente de noticias dispuesta a informar al mundo con una visión diferente a la que monopolizaban los medios de ese entonces. Y fue Jorge Ricardo Masetti, designado director, quién le dio forma y contenido. “Somos objetivos pero no imparciales”¦” era su lema. Con una eficiencia poco común armó en tiempo récord un equipo de colaboradores y una red de corresponsales integradas por nombres que aún hoy resuenan con fuerza propia: Wright Mills y Waldo Frank, Jean Paul Sastre y Simone de Beauvoir, Gabriel García Marquez, Juan Carlos Onetti y Carlos María Gutierrez entre otros notables, junto con nuestros también notables plumas, Rogelio García Lupo, Rodolfo Walsh y Paco Urondo.

Fue breve su período como director de la Agencia, pero suficiente para cubrir el terremoto en Chile, el golpe contra Frondizi en nuestro país y un intento revolucionario en Venezuela. Pero en los inicios de 1961 renuncia a su cargo de director presionado por “el sectarismo” vigente en la agencia. Ese sectarismo ocultaba en realidad la disputa por ocupación de espacios y por condicionar la tarea de PL por parte de los comunistas, enrolados entonces en el Partido Socialista Popular (antecedente de lo que luego sería el PCC), que en sus embates contra Masetti en realidad buscaban limar las bases y controlar al Che, al que consideraban un aventurero. En esto no hacían más que seguir la línea estalinista que venía del PCUS.

En una reciente entrevista García Lupo sinceró: “El trabajo de Gabo, nuestro trabajo, todo el periodismo de los años 59-60 fue destruido cuando salimos de PL, bajo sospecha ideológica. Quienes pasaron a dirigir la agencia eran del más cerrado estalinismo”.

jm2.jpg

Su evolución política

Los orígenes políticos de Masetti se encuentran en su adolescencia, en el nacionalismo católico, integró las filas de la Alianza Libertadora Nacionalista, militancia que compartió con Rodolfo Walsh y García Lupo. Pero es evidente que su experiencia cubana constituye un quiebre en su forma de ver y comprender la dependencia latinoamericana.

Luego de su renuncia a la agencia, estrecha las relaciones con Guevara y comienza a involucrarse en los planes para América latina. Hay un pequeño interregno cuando por expreso pedido de Fidel Castro regresa momentáneamente a la dirección de la agencia para cubrir la información sobre la invasión a Playa Girón. Pero a fines de 1961 parte para Argelia y se integra en el Frente de Liberación Nacional hasta mediados de 1962. En los inicios de 1963 ya se encuentra en nuestro país y poco después en la Provincia de Salta, como Comandante Segundo al frente del Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP), la primera experiencia de guerrilla guevarista en el país.

Para ese entonces y en relación a cuando se tomó la decisión, las condiciones políticas del país habían cambiado. La UCR resultó ganadora de las elecciones en que había sido proscripto el peronismo, no obstante las instituciones de la democracia liberal y el juego de los partidos volvieron a funcionar. En ese contexto el EGP hizo pública su existencia por medio de una carta al presidente Arturo Illia, el 9 de julio de 1963. Como es reconocido por varios analistas e investigadores la carta no tuvo mayor impacto político y pasó desapercibida.

El grupo guerrillero tuvo corta vida, fue rápidamente diezmado por la represión y sus propias contradicciones internas. Algún sobreviviente de esa experiencia declararía años después que la consideraba un desastre militar y un error de táctica política Según se sabe, el 21 de abril de 1964 el Comandante segundo cayó herido, se despeñó por un barranco en la selva de Orán y ya nada más volvió a saberse de él.

Tal la corta pero intensa existencia de Jorge Ricardo Masetti, cuya vida fue ocultada, pretendidamente ignorada durante décadas, hasta que al cumplirse 50 años de su desaparición física reaparece entre nosotros con la fuerza de su moral y su voluntad inquebrantable.

Eduardo Lucita, integrante de EDI ““Economistas de Izquierda



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba