31/03/2014

“Agua para la vida o agua para el saqueo. ¿De qué lado estás?”

1-1252.jpg

Según la Asamblea de Bariloche existe una marcada tendencia a mercantilizar la Naturaleza hasta extremos inesperados. Por esa razón proponemos que se hable de bienes comunes, no de recursos naturales. (…) Además hacen notar que no es lo mismo decir el agua es un derecho humano que decir el derecho humano fundamental de acceder al agua, ya que considerar el agua sólo como derecho humano no incluye el ciclo necesario para la vida de la que somos parte.


Difundimos Nota de Opinión de la Asamblea de Bariloche contra la megaminería

MARCHA 45 EN BARILOCHE CONTRA LA MEGAMINERÍA

AGUA PARA LA VIDA O AGUA PARA EL SAQUEO.
¿DE QUÉ LADO ESTÁS?

 Según el diccionario de la Real Academia Española, el agua es el componente más abundante de la superficie terrestre y, más o menos puro, forma la lluvia, las fuentes, los ríos y los mares; es parte constituyente de todos los organismos vivos y aparece en compuestos naturales.

 Según la biología el agua es la molécula más abundante en los seres vivos, y representa entre el 70 y 90% del peso de la mayor parte de los organismos.

 Según los manuales escolares El 71% de la superficie de la tierra está cubierta por agua.

 Según estudios hidrográficos, de toda el agua que hay en el planeta, el 97% es salada y se encuentra en los mares y océanos. El 0.5% se encuentra como humedad superficial y vapor de agua atmosférica. Del resto, solo el 2.5% es agua dulce, de la que podemos usar para beber. Y de esta agua dulce, una tercera parte (el 33%) fluye y solo una pequeñita parte en el mundo lo hace por algún río (el 1.7%). Lo peor es que, de estos ríos, el 60% se ha represado provocando un bloqueo del ciclo del agua.

 Según el Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos (WWAP), Marzo de 2012. Al día de hoy, cerca de 700 millones de personas procedentes de 43 países diferentes sufren escasez de agua.

 Según un Informe llamado “Desarrollo Humano 2006: Más allá de la escasez: Poder, pobreza y crisis mundial del agua”, la escasez de agua es un fenómeno no solo natural sino también causado por la acción del ser humano. Hay suficiente agua potable en el planeta para abastecer a los 7.000 millones de personas que lo habitamos, pero está distribuida de forma irregular, se desperdicia, está contaminada y se gestiona de forma insostenible.

 Según Revista El Otro Derecho (nº34), “Movimientos Sociales y Luchas por el Derecho Humano al Agua en América Latina”, las luchas latinoamericanas por el agua están estrechamente vinculadas con la implementación de políticas económicas, comerciales, medioambientales, sociales y sanitarias que reducen el acceso al agua, anteponiendo su valor como mercancía y la inserción de este recurso en la ola de la liberalización y privatización, presente en nuestros países.

 Según la UNESCO, aunque el agua cubre más de dos tercios de la superficie de la Tierra, es un recurso escaso para muchas personas en el mundo (menos del 0,5% de toda el agua está inmediatamente disponible para el uso humano).

 Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la escasez de agua afecta a todos los continentes y a cuatro de cada diez personas en el mundo.

 Según advierte UNICEF, 1.400 niños mueren a diario en el mundo por falta de agua.

 Según estudios de la ONU, el uso medio de agua es de 200 a 300 litros por persona y día en la mayoría de los países en Europa, frente a los menos de 10 litros en países como Mozambique.

 Según la Observación General No. 15, de la Asamblea General de la ONU, en Julio de 2010, el agua necesaria, tanto para el uso personal como doméstico, debe ser saludable; es decir, libre de microorganismos, sustancias químicas y peligros radiológicos que constituyan una amenaza para la salud humana.

 Según la Federación ambientalista Amigos de la Tierra Internacional, en la Cumbre de los Pueblos celebrada en Río de Janeiro, presentó estudios en los que se demuestra la cooptación de la ONU por parte de las corporaciones trasnacionales, y lanzó una campaña global bajo el lema liberemos a la ONU de la cooptación trasnacional. Los casos presentados denuncian el peligro que supone, dentro del organismo multilateral, la influencia corporativa sobre propuestas y reivindicaciones como las del derecho humano fundamental al acceso al agua.

 Según las corporaciones multinacionales el agua es un bien mercantil. La Organización Mundial del Comercio y la banca multilateral o llamadas Instituciones Financieras Internacionales (IFI’s) como el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), son los ejes fundamentales que están poniendo al vital liquido en las manos de las empresas. Dos de ellas, Bechtel y Monsanto, los dos de los Estados Unidos, buscan privatizar y controlar el agua en varios países, tales como India, Bolivia y México. Las empresas Vivendi y Suez se están adueñando del agua en el mundo y controlan el acceso al agua potable de más de 100 millones de personas en el planeta.

 Según un documento de Steve Lonergan director del Departamento de Alerta Temprana y Evaluación en el PNUMA, dice que la tensión sobre el agua aumentará a medida que la escasez aumente, pero que es posible evitar un conflicto abierto. Y agrega que la crisis se agrava por el deterioro de la calidad del agua.

 Según la conferencia de Zaragoza, en los últimos 50 años, se ha informado acerca de unos 37 casos de violencia entre Estados por causa del agua, aunque la mayoría de los episodios han sido enfrentamientos menores.

 Según las estadísticas, desde 1820 al año 2000 se han firmado más de 400 acuerdos que consideran al agua un recurso precioso, caro, limitado y finito.

 Según el Censo de 2010, el 16% de la población en Argentina no tenía todavía acceso al agua potable en sus hogares.

 Según algunos funcionarios del gobierno nacional consideraron necesario eliminar del anteproyecto original de reforma del Código Civil un artículo sobre el acceso al agua potable y segura como derecho humano fundamental, a pesar de que la inclusión de este derecho había sido reclamada por diferentes organizaciones y juristas en las audiencias públicas.

2-1008.jpg

 Según el gobernador de Río Negro, Weretilneck, la minería se puede hacer con garantías ambientales, y señala que “a ningún gobernante se le ocurriría destruir las fuentes de agua, el ambiente natural o perjudicar las futuras generaciones”.

 Según los legisladores rionegrinos que en tres días derogaron la ley 3981, que protegía a la población, entre otras cosas, de la contaminación del agua, la megaminería es más importante que el acceso de la población al agua.

 Según reconoce el Superintendente de Aguas de Río Negro, Ing. Gardes el agua es invalorable para el paisano de la Línea Sur, porque no la tiene, pese a lo cual autorizó a las mineras a derrochar decenas de miles de metros cúbicos en exploración de megaminería en plena emergencia hídrica.

 Según la Asamblea de Bariloche existe una marcada tendencia a mercantilizar la Naturaleza hasta extremos inesperados. Por esa razón desde la Asamblea de Bariloche proponemos que se hable de bienes comunes, no de recursos naturales. Si los bienes son considerados comunes no sólo se garantizará su real y pleno goce colectivo sino que ni los particulares ni los Estados tendrán jurisdicción plena sobre ellos, necesariamente hará falta que las comunidades participen en la toma de decisiones, una gestión participativa y que su voluntad sea decisiva. Esta discusión vuelve inevitablemente la mirada a culturas donde el sistema de propiedad se ha mantenido colectivo a lo largo de siglos, con un valor añadido en el respeto a la vida y a la naturaleza como es el caso de los pueblos originarios.

Además hacemos notar que no es lo mismo decir el agua es un derecho humano que decir el derecho humano fundamental de acceder al agua, ya que considerar el agua sólo como derecho humano no incluye el ciclo necesario para la vida de la que somos parte.

Es necesario que el servicio básico del agua se mantenga como un bien público común y no privado ni comercial. Es importante evitar que el agua esté bajo el control, dominio y exclusiva posesión y beneficio económico de la iniciativa privada. No se puede dejar en manos privadas tanta responsabilidad sobre la vida de toda la humanidad.
En resumen, el problema no es el agua, sino el modelo de desarrollo que la usa.

No habría problemas del agua si las industrias limpiaran la que contaminan antes de regresarla al río; si no hubiera el abuso de agroquímicos que sólo benefician a las corporaciones trasnacionales que los producen. No tendríamos problemas de agua si no hubiera tanta deforestación producto de las plantaciones de monocultivos a gran escala, o de la tala de millones de hectáreas de bosques para satisfacer el mercado del papel malgastado en los países del norte. Tampoco tendríamos problemas del agua si no represáramos tantos ríos para justificar el abastecimiento de agua a las grandes ciudades que la desperdician en las tuberías o en el mal uso del recurso, o para generar tanta electricidad que se desperdicia y se malgasta más en los países desarrollados. Ante la cultura del derroche que significa la sociedad de consumo se hace necesario pensar entre todos una nueva cultura del agua.

PRENSA DE ASAMBLEA DE BARILOCHE CONTRA LA MEGAMINERÍA ““

Bariloche, 26 de marzo de 2014



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba