19/03/2014

El saqueo de la educación pública

TAPA-569.jpg

A nivel nacional se considera que Neuquén económicamente es una de las provincias más ricas del país, sin embargo su educación pública es una de las más golpeadas. Hace poco se conoció una publicidad por parte del municipio de Neuquén, en donde invitaba a inscribirse a escuelas privadas, máxima expresión y símbolo de cómo los funcionarios entienden a la educación pública. Incluso la última escuela del Estado en la ciudad de Neuquén, que es del barrio Valentina Norte, sector los hornos, se encuentra al lado de un pozo de petróleo. Por Cártago TV.


En ese marco, invitamos a conocer a través de Cartago TV a la escuela 356. Dicha escuela se encuentra en el fin de la ciudad, literalmente es la última de Neuquén capital. Y en su paisaje cotidiano se pueden observar pozos de petróleo que rodean el lugar y que comparten el espacio con los vecinos y vecinas que llevan sus hijos a la escuela.

Hace más de diez años que la escuela era un anexo de otra institución, la escuela 234 de Plottier ubicada a más de 3 kilómetros donde se encuentran actualmente. Producto de la lucha de los padres y docentes del lugar, en 2008 se logró que la escuela se separe dando nacimiento a la escuela 356. Desde sus comienzos y hasta el día de hoy, la escuela no pudo resolver sus problemas edilicios. Siempre se dieron pequeños avances a raíz de los reclamos en los que confluían los docentes y padres de la escuela.

Desde su nacimiento, la estructura edilicia no existió y se instalaron módulos o trailers, que hoy son la cara visible de la escuela. Hipotéticamente, en 2008 se destinaron fondos desde nación pera la construcción de un edificio, pero jamás se ejecutó, quedando en meras promesas.

TAPA_2-67.jpg

Otra de las particularidades es que cada tráiler es alquilado, por lo que se puede ver que hace más de diez años alguien está haciendo un negocio muy grande con fondos públicos. Fondos que, de haberse destinado a la construcción de la obra, el edificio estaría bastante avanzado.

Mariana Cornejo, docente, expresó que el espacio se sostiene “gracias a la voluntad de poner el cuerpo y el alma a la educación, somos unos convencidos de que en la zona oeste la escuela la hacemos todos y por eso la pudimos sostener”. Es por eso que año tras año el reclamo a funcionarios se repite, “en pos de tener mejores condiciones laborales de trabajo para los docentes y, por sobre todo, condiciones dignas para nuestros alumnos”, sostuvo Mariana Cornejo.

Muchos funcionarios y políticos han aparecido en épocas electorales, se asombran por la situación, pero luego desparecen, siendo cómplices de una estructura que desde la planificación contribuye a la destrucción de la escuela púbica. El concejo de educación jamás se hizo cargo de los reclamos y no abrió las puertas a los docentes del lugar.

Como muchos de los docentes del país, lo maestros no solo van a las escuelas a dar clases. Hacen de psicólogos, trabajadores sociales y, en este caso en particular, también de agentes sanitarios, ya que cada vez son más los pozos petroleros que se instalan en el lugar y de a poco arrinconan a la escuela. Con muchos pozos alrededor, pero con la falta de un edificio y de centro de salud, de hecho los vecinos se tienen que movilizar varios kilómetros para encontrar la sala de salud más cercana al barrio.

TAPA_3-44.jpg

Hay mucha irregularidad en la asistencia a clases debido a que en invierno no hay calefacción en la zona y la escuela sufre el mismo problema, sin embargo esta ocupa un lugar vital en la estructura del barrio ya que sirve de contención social para muchos de los chicos que a ella asisten. En el verano se dictan talleres, para que los chicos no pasen tantas horas en las calles.

Otro de los problemas es que las tierras en la que se estableció la escuela, proceso en que el Estado formó parte, son tierras privadas. Desde hace más de dos años hay un proyecto de expropiación y el Estado no ha hecho nada para que ese proyecto tome forma y las tierras sean estatales.

La escuela como institución es un fantasma, ya que en los últimos 3 años ni siquiera aparece en el presupuesto de nación y de provincia.

Por su parte, Patricia Jure, integrante de ATEN, ha denunciado muchas veces la publicación de fondos en el presupuesto y luego esos fondos jamás llegan.

“El año pasado el gobernador Jorge Sapag tuvo que emitir un decreto, el Nº 2082, el cual admite y reconoce la publicación de obras mellizas y trillizas en el presupuesto, reorientando 27.000.000 de pesos y no se dieron explicaciones”, sostuvo Jure.

Este año en el presupuesto están destinados 99.000.000 de pesos para infraestructura escolar. Y solamente en subsidios para escuelas privadas hay más de 100.000.000 por año.

Esa es la realidad de la escuela 356; mientras sus docentes y padres luchan por mayor presupuesto, sus días pasan entre pozos petroleros, que pertenecen a la actividad hidrocarburífera, la cual genera una renta millonaria. Esa es la imagen y orientación que le da el gobierno a la educación, no atendiendo sus reclamos y privilegiando las ganancias petroleras.


Escuela Trailer 356 en #Neuquen: En el Fin del Mundo from CARTAGOTV on Vimeo.

Fuente: Cártago web



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba