12/03/2014

Fukushima, tres años después

tapa-1798.jpg

En el tercer aniversario de la tragedia, decenas de miles de personas participaron en una manifestación antinuclear en Tokio para demandar el cierre de sus centrales nucleares. Por Periódico Diagonal


Se cumplen tres años de la catástrofe nuclear de Fukushima. A pesar del tiempo transcurrido, la situación en la central nuclear siniestrada sigue sin estar bajo control, continúa liberándose contaminación radiactiva al aire, al suelo y al mar. Se producen, con preocupante frecuencia, fugas de importantes cantidades de agua contaminada con un altísimo nivel de radiactividad y la gestión de los residuos generados sigue siendo un desastre y no se ha diseñado un plan para desmantelar los reactores accidentados.

La Autoridad de Regulación Nuclear japonesa ha registrado más de 200 incidentes en ese emplazamiento tras el accidente nuclear del 11 de marzo, lo que es un claro exponente de la falta de control. Algunos de estos sucesos son de gran importancia, como las fugas de agua radiactiva producidas en agosto de 2013 (más de 300 toneladas) y las de febrero de 2014 (más de 100 toneladas), calificadas, de momento, como de nivel 3 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

El INES 7 es el nivel más alto en la escala de gravedad y es el que fue otorgado a los accidentes de Chernóbil y de Fukushima. La fuga de miles de toneladas de agua altamente radioactiva se considera como una de las principales razones de que se mantenga el nivel anormalmente alto de radiación en Fukushima. Y esas cantidades de agua radiactiva son la causa segura de la contaminación de los ecosistemas marinos y de la pesca: se han capturado peces con niveles de radiactividad muy por encima de lo permitido.

Sucesos graves, como las fugas de agua radiactiva producidas en agosto de 2013 (más de 300 toneladas) y febrero de 2014 (más de 100 toneladas), calificadas de momento como de nivel 3 Por otra parte, los datos desvelados por el prestigioso diario japonés Asahi señalan que cerca de la mitad de los empleados de la central nuclear, es decir, más de 15.000 personas, están recibiendo dosis de radiación por encima de lo permitido.

Más de 52.000 personas evacuadas

Por otra parte, las 52.000 personas evacuadas siguen sin poder volver a sus hogares en la zona contaminada porque los niveles de radiactividad son demasiado altos.

Días antes del tercer aniversario de la tragedia que vivió Japón el 11 de marzo de 2011, decenas de miles de personas participaron en una manifestación antinuclear en Tokio para demandar el cierre de sus centrales nucleares. Pedían el cierre definitivo de éstas, pues los 48 reactores nucleares japoneses están, de hecho, provisionalmente parados desde hace casi dos años, por lo que Japón no cuenta desde hace meses con producción de electricidad de origen nuclear. Durante la manifestación, varios músicos tocaron utilizando la electricidad producida por grandes paneles solares, para demostrar que se puede vivir sin centrales nucleares.

Sin embargo, el primer ministro, Shinzo Abe, no ha aprendido ninguna lección de lo ocurrido en Fukushima. En lugar de promover las energías renovables y profundizar en la eficiencia energética, lo que intenta ahora es reactivar el riesgo nuclear tratando de que vuelvan a funcionar esos reactores.


Info completa en Fukushima, tres años después y Rajoy sigue sin entender nada donde Carlos Bravo Villa, experto en energía e integrante de la asociación Salvia, compara el desastre de Fukushima, cuyas consecuencias aún siguen afectando al medioambiente, con los peligros de la reapertura de Garoña que ha anunciado el Gobierno.

Foto: Imagen aérea de la central nuclear de Fukushima. / DIGITALGLOBE.


Info relacionada:

article4097

article4111

article4864

article4048




0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba