18/02/2014

Mar del Plata: Salud en terapia intensiva

tapa-1768.jpg

El pasado miércoles 12, trabajadores del Hospital Interzonal General Agudo (HIGA) se manifestaron nuevamente con un corte de calle en las inmediaciones del nosocomio. Siguen reclamando al gobierno provincial mayor inversión en salud, que se traduzca en recursos, personal, mejores condiciones laborales y salariales, ante la negativa de soluciones concretas. Siguen en estado de alerta y asamblea permanente. Por COMUNA | Mar del Plata en la RNMA


No es novedad el estado crítico de la salud pública y Mar del Plata, como no podía ser de otra manera, no es la excepción. El Hospital Interzonal General Agudo (HIGA u Hospital Regional) es un nosocomio que no solo da atención a la comunidad marplatense, sino que además, como contempla su categoría, brinda cuidado a pobladores de localidades adyacentes.

En este marco los trabajadores autoconvocados del Regional han comenzado un proceso de lucha (ver nota de COMUNA: “Salud pública para todos” ), que incluye la instalación de mesas en diversos puntos de la ciudad (como el Museo MAR) para difundir la lucha, las asambleas permanentes para decidir los pasos a seguir y los cortes de calle en las inmediaciones del nosocomio para visibilizar el conflicto.

Estas medidas se vienen repitiendo, como el último miércoles 12, donde alrededor de 100 trabajadores del HIGA volvieron a la calle en el marco de un paro convocado por los gremios ATE y CICOP. Este último sindicato viene tanteando la posibilidad de convocar a un paro de 48 horas para esta semana. En este marco los trabajadores comentaron a COMUNA que el día de hoy estarían convocando a una asamblea en el Hospital a fin de discutir los pasos a seguir. Asimismo informaron que juntaron alrededor de 1000 firmas de la comunidad en apoyo a sus reclamos. Además están haciendo circular dentro del Hospital un petitorio interno con el pliego de reivindicaciones.

Por su parte, los estamentos gubernamentales siguen sin asumir la competencia en dar solución a las demandas. No solo eso, sino que el Gobierno Nacional ha establecido un tope a los aumentos salariales del 25%, lejos de contemplar las necesidades básicas de los trabajadores.

Esta situación se enmarca en las políticas de ajuste que vienen realizando los gobiernos en áreas vitales como educación y salud. A finales del año pasado el Gobierno de Daniel Scioli presentó el Presupuesto 2014 para ser aprobado en las Cámaras Legislativas de la provincia. En el mismo se estableció que solo el 6,76 % del Presupuesto estará destinado al área sanitaria. Mientras el área de seguridad recibirá el 10,2% de los gastos previstos para el ejercicio del año que viene. Eso implica un monto de $ 18.431 millones para la policía y para el Servicio Penitenciario Bonaerense, del que el Ministerio de Seguridad, a cargo de Alejandro Granados, recibirá $ 14.112.607,000. Por su parte el Ministerio de Justicia, bajo la administración de Ricardo Casal, recibirá $ 4.033.621,000, de los que destinara 4000 millones de pesos al SPB y otros 50 millones para implementar la flamante Policía Judicial.

Estos números reflejan las prioridades de la administración de Scioli y su gobierno. Mientras el refuerzo al aparato de seguridad sigue siendo preferencial, las condiciones en el área de Salud continúan su devaluación.

COMUNA

Colectivo de comunicación autogestionado | Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina| Teléfono: (0223) 155-371957 |

Foto: Trabajadores Autoconvocados Hospital Regional



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba