13/02/2014

El triste final de miles de árboles en Junín, Buenos Aires

tapa-1762.jpg

El día 1º de febrero nos enteramos de la grave noticia a través del diario La Verdad de Junín: “Desmontarán casi seis hectáreas del ex Vivero Municipal”. Como explica el periodista de modo acertado, allí existe “una verdadera reliquia ambiental, compuesta por árboles de las más diversas especies nucleados en grupos”. Además se puede recordar que ese lugar estuvo abierto durante años al esparcimiento y goce de los ciudadanos. Por Foro de Ambientalistas Junín

Oscar Palma y el triste final de miles de árboles

La persona que salió a explicar este asunto de escasa simpatía es Oscar Palma, actual secretario de Desarrollo Económico y Planeamiento[2]. El amable funcionario podador informó que no pueden abrir otro parque industrial, ir a otro lugar, que tiene que ser ahí donde está el ex vivero para que sea considerado “una extensión del parque ya existente” (¿No es una contradicción parque e industrial?). En fin, ¿por qué no pueden ir a otra parte? Simple. El actual “parque industrial” no cumple con normas básicas de funcionamiento que exige la legislación de la democracia, como tener calles asfaltadas. “Nuestro” parque industrial goza de esa situación de excepción legal porque lo ampara un decreto de la época de la Dictadura (1979).

1-1190.jpgNos preguntamos si los podadores han realizado algún estudio de impacto ambiental para efectuar el desmonte de casi 6 hectáreas de especies de árboles centenarios, afectar una biodiversidad desconocida por ellos, y quitarles a los juninenses la posibilidad de gozar de un parque extenso, verdadero refugio natural. Claro, la ley no parece ser algo que importe demasiado a esta administración. Les recordamos entonces que existen leyes de presupuestos mínimos de protección ambiental, de carácter nacional, que tendrían que buscar para poder cumplir.

El segundo eje ya no tiene que ver con la conservación de los espacios naturales, sino con cómo se controlan las actividades industriales. El poder del dinero, junto a un potente imaginario de “progreso”, hacen que los empresarios (y no sólo los locales) puedan producir sin control alguno. La sociedad se ve obligada a “confiar” en sus buenas prácticas ya que los organismos de control carecen de presupuesto, conocimiento y voluntad política. Así sucede en nuestro municipio. Un ejemplo: si ingresan a la web del gobierno local no encontrarán en el menú “áreas de gobierno” ningún enlace a Medio Ambiente. Está educación, turismo, cultura, salud, etc. Nada de “medio ambiente”. ¿Existe todavía?

2-966.jpg

Podríamos extendernos con cantidades de explicaciones sobre la función natural de los árboles. [3] Pero consideramos que son informaciones bastante extendidas y de fácil acceso. De todos modos queremos insistir en tener en cuenta que nuestro país tiene una ley de presupuestos mínimos para la protección de los árboles y los bosques [4], que los árboles tienen una función importante en el control de las inundaciones y la humedad de la tierra, que hay un valor incluso cultural en la biodiversidad, que es irremplazable y que es menester administrar las decisiones con responsabilidad dado el poder destructivo que hoy tienen las herramientas humanas.

Para los podadores, los árboles son un estorbo a los negocios. Para nosotros son nuestros vecinos verdes, que nos brindan mucho y que como mínimo merecen nuestro cuidado. Desde el FODAJ instamos a los ciudadanos de Junín a decir NO a esta verdadera masacre podadora.

““”””””””””””””“

Notas

[1] http://www.laverdadonline.com/noticia-44531.html

[2] Posición e información oficial sobre el tema en http://junin.gob.ar/saladeprensa/una-decada-de-crecimiento-parque-industrial-de-junin/

[3] http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Suelos/El_arbol_y_el_bosque

[4] La Ley Nacional 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos. http://www.infoleg.gov.ar/infolegInternet/anexos/135000-139999/136125/norma.htm

Fuente: Foro de Ambientalistas Junín



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba