12/02/2014

Adiós a un referente de la Nueva Izquierda

stuart-hall-project-2013-004-public-speaking.jpg El pasado lunes 10 falleció a los 82 años el sociólogo jamaiquino Stuart Hall, uno de los principales impulsores de los Estudios Culturales en Birmingham, Inglaterra, junto a Raymond Williams, E.P. Thompson y Richard Hoggart. La recuperación crítica de la tradición marxista implicó, para Hall y esta generación de intelectuales británicos en la década del 60, el abordaje de la cultura en su particular complejidad, pero sin obviar sus vínculos con la estructura socioeconómica. Por ANRed.


Nacido en una familia de clase media de Kingston, en 1951 obtuvo una beca en el Reino Unido, donde se convirtió en parte de la comunidad inmigrante en una potencia colonial. Allí se involucró con la corriente crítica de la Unión Soviética, pero también del Laborismo británico. Producto de este proceso es la reconocida New Left Review, creada por Hall junto a Thompson y Williams.

La situación política mundial de la década del 60, marcada por los procesos de descolonización y revoluciones en el Tercer Mundo y la emergencia de actores juveniles articuladores de rebeliones en los países centrales, imponían al marxismo la revisión de algunos preceptos dogmáticos originados en Moscú, y la orientación hacia cuestiones poco (o “linealmente”) abordadas hasta el momento. Así sucedió con los estudios sobre el campo de la cultura, cuando Hall es invitado por Richard Hoggart a ser parte del Centre for Contemporary Cultural Studies (Centro para los Estudios Culturales Contemporáneos, CCCS) de Birmingham, a raíz de su artículo The Popular Arts (1964).

hall6.png

Bajo la influencia de los escritos del italiano Antonio Gramsci, y su concepto de hegemonía, del CCCS surgieron investigaciones sobre la cultura de la clase obrera, los nuevos movimientos sociales, y la inmigración en sus dimensiones particulares, todas lejos del determinismo dominante en cierto marxismo. En este marco se producen las críticas a la pasividad asignada a los sectores populares en tanto consumidores, ya sea de cualquier producto como de la industria cultural misma. Los receptores de los medios masivos de comunicación, por ejemplo, serían capaces de resignificar aquello que le proponen como visión del mundo. Esto último implicó en la interpretación que de esta corriente se hizo en América Latina durante la década del 80, la casi negación de la manipulación mediática sobre sus receptores, al sobredimensionar la capacidad de resistencia de los pueblos que venían de duras derrotas político-militares en la década del 70.

La llegada de Margaret Thatcher al gobierno del Reino Unido lo encontró en la Open University. La irrupción de una Nueva Derecha implicó para Hall algo más profundo que sólo cambios económicos. Para el sociólogo jamaiquino, la hegemonía del thatcherismo sobre el pueblo británico redefinió aquello que se entiende por sentido común, al abordar los problemas concretos, presentados de tal forma que fuera lógica una resolución por derecha.

Guns_of_Brixton.jpg

Algunos de sus artículos más importantes son Codificar y Decodificar, cuya tesis es la capacidad de producir lecturas diferentes a las propuestas por la instancia de emisión, y Notas sobre la deconstrucción de lo popular, donde entiende el bloque subalterno y su cultura en clave de enfrentamiento con la dominante. En caso contrario dijo en aquella intervención “la cultura popular me importa un pito”.

Trailer (en inglés) del Documental The Stuart Hall Project, de 2013

Fuente: Periódico Diagonal



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba