23/11/2013

Salud Pública sostenida por sus trabajadores

Salud3.jpg Con un paro de 24 hs, el día miércoles 20 del corriente, el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia intenta poner fin a la sobreexplotación de todo su personal. Por Corresponsal Popular


Con una manifestación cargada de simbolismos, los trabajadores del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Chubut, se movilizaron para decir que paran 24 hs, porque hoy el Servicio de Salud Pública se sostiene por la sobre-explotación de sus trabajadores.

Esta situación crítica en la Salud Pública, es parte de un largo proceso de descuido que hoy alcanza un punto límite. El desgaste generado en los médicos luego de largas jornadas y la ira e impotencia de los pacientes descargada sobre los trabajadores, son una marca de la situación.

El tiroteo del último sábado en la guardia da cuenta del alto riesgo vivido en un Hospital Regional que supo ser el más importante en la Patagonia Argentina y Chilena.

Salud2.jpg

“Comodoro no ofrece ningún servicio de salud pública”
Con esta aseveración, el médico de la Guardia Externa, cuenta como es su jornada de trabajo, ya que un solo médico por guardia no puede garantizar el servicio a un promedio de ochenta personas diarias, aún así, el servicio se sostiene porque hay un gran compromiso que no se sabe hasta cuándo podrá ser, ya que el hospital se cae por decantación, dice Hernán Abad, médico generalista que llego hace cuatro años de Buenos Aires, con otro ideal de salud, y que hoy debe trabajar en condiciones desfavorables por el alto riesgo, dado que un médico está obligado a cumplir con su función, llegando incluso a trabajar dos turnos seguidos por no tener relevos, sin comer ni descansar por un salario de $ 9,500, (nueve mil quinientos pesos) mensuales. Estas condiciones de trabajo perjudican a la población que no tiene acceso a otro servicio, ya sea por no contar con obra social o por la necesidad de acudir al Hospital Regional en forma urgente. “Es iluso pensar que un solo médico puede atender a una guardia que atiende a toda una ciudad, dice, nosotros atendemos todas las ambulancias que la clínicas privadas rechazan, y a todos los accidentes diarios” concluye el Dr. Abad.

Hace dos meses que no hay consultorios en el Hospital y el resto de los Centros de Salud atienden con horarios restringidos, aún así el gobierno niega esta situación y la ciudadanía se muestra indiferente o agresiva; lo cierto es que el Hospital tiene variados problemas estructurales, y la protesta se acentuará de no tener respuesta con un paro de actividades por 48 hs el día miércoles 27 y jueves 28 de la semana siguiente, donde se garantizarán las guardias mínimas. De no realizarse las Paritarias, habrá un nuevo paro por tiempo indeterminado a partir del 1 de Diciembre, de acuerdo al compromiso del Convenio Colectivo de Trabajo.

El reclamo incluye además del aumento salarial, la incorporación urgente de profesionales médicos, y de personal para otros servicios, donde los trabajadores están sobrecargados de tareas.

Salud1.jpg

“Yo creo que la gente tiene derecho a ser atendida, creo que la salud pública no puede ser un privilegio, es un derecho que tiene que tener la gente, yo sigo con eso en mente, y me tengo que comer la clase de situaciones que tengo que pasar. El lunes pasado tuve que llamar a la policía, porque la gente con mucha razón había perdido la paciencia, y estaba agresiva, y generalmente se la agarran con la cara visible que soy yo o el equipo de enfermería cuando abre la puerta, el sábado no salió en la prensa, hubo un tiroteo adentro del hospital, porque hubo un ajuste de cuenta, prometieron policías y estuvieron cinco horas porque tenían otros asuntos que atender, al otro día no estaban, no es culpa de ellos, pero estas son las situaciones que nos exponemos todos los días, ayer el tomógrafo no andaba, fui hablar con el técnico para ver qué podía hacer, un paciente me cruzo en el pasillo, y obviamente me dijo de todo, después, tuve que pedir por favor a un enfermero si me podía comprar algo para comer, porque había comido un poquito al mediodía y eran las ocho y no había tomada nada”. Con este relato, el médico describe las condiciones desfavorables para los trabajadores de la salud y sus pacientes.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba