22/11/2013

“Queremos recuperar el INDEC para lo que debe ser, y las condiciones de trabajo que nosotros nos merecemos”

tapa-1655.jpgLa reciente renuncia del secretario de Comercio Interior e interventor hace siete años del Instituto Nacional de Estadística y Censos no es suficiente para que el INDEC recupere su trabajo profesional y transparente. Los funcionarios que Guillermo Moreno dejó en la conducción y en diversas áreas de dirección, son su continuidad. Por eso los trabajadores piden que se vayan todos los que fueron puestos por la intervención y también la patota. Por Red Eco Alternativo

El huevo de la serpiente

(Red Eco) Ciudad de Buenos Aires“Los trabajadores del Indec no vamos a parar hasta sacar a la intervención y la patota del organismo. Quienes venimos peleando desde hace siete años contra el INDEC de Moreno y la patota dijimos que no queríamos un INDEC del FMI y las consultoras privadas. Vamos a seguir peleando para que se vaya la intervención y la patota para que se cumplan nuestros reclamos”, afirma la Junta Interna de ATE-INDEC en un comunicado.
Marcela Almeida es delegada en el organismo y fue coordinadora del Índice de Precios al Consumidor (IPC Nacional) con el que se mide la inflación, hasta que la intervención en 2007 la desplazó de su cargo.

El lunes 11 de noviembre se le impidió que entrara al edificio del INDEC, ubicado Julio Roca 609, donde realizaba su trabajo, a pesar de dos resoluciones judiciales en las que quedó establecido que es trabajadora del organismo, se le deben devolver las tareas de las que fue desplazada, regularizar su situación contractual y pagarle los salarios adeudados.

Almeida fue mantenida dentro de una de las formas de contratación precaria e irregular hasta ahora, y desde hace ocho meses no cobra su sueldo. Entrevistada por el programa Los Locos de Buenos Aires (FM La Tribu), la delegada comentó que el pasado 15 de noviembre pudo finalmente ingresar con su tarjeta, sin ninguna explicación tanto para negársele la entrada como para permitírsela.

Durante la entrevista radial comentó que el martes de esta semana, el mismo día que renunció Guillermo Moreno, recibió un telegrama donde el organismo le informaba que se iba a “someter a lo que la Justicia decida aunque no esté de acuerdo” y en el que se explicita que le devolverán las tareas que cumplía en febrero de 2007 y las mismas condiciones remunerativas.

“Siempre estuve en el INDEC Central y ahora aparece una cita en otra oficina que es de Censo de Población que, en principio, no tiene que ver con las tareas que cumplía”, dijo Almeyda, que comentó además que tiene que conversar con el jefe de personal para ver qué contrato, qué tareas y bajo las ordenes de quien estará de ahora en más.

La delegada recordó que su contrato data del 2003 pero que su “empleador” es una tercera institución: el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esta forma contractual sigue existiendo en el organismo con otras entidades como el Correo Argentino o la Universidad de La Matanza. “Es una triangulación de plata y por eso el fallo de la justicia decía que esa contratación era fraudulenta porque era contratar a alguien que hace tareas permanentes utilizando esa metodología. Y si no lo puede hacer un privado menos aún lo puede hacer el Estado. Por lo tanto el gobierno de la Ciudad y el INDEC son para la justicia responsables solidarios de ese fraude laboral”, dijo.

Almeida no cobra su salario desde hace ocho meses y puede vivir porque el sindicato al que está afiliada (ATE) le ha ido adelantando lo que le van a tener que pagar por los sueldos caídos de este tiempo. Su salario, que asciende a 4.354 pesos mensuales, es el mismo que cobraba cuando el gobierno intervino el organismo. “Hasta ahora me lo mantuvieron congelado porque era un contrato de locación de servicios, y fue el único contrato, de los muchos de este tipo que hay en el INDEC, que mantuvieron congelado”, comentó.

Respecto a la renuncia de Guillermo Moreno a la Secretaría de Comercio dijo que los trabajadores del instituto no tenían ningún indicio de que esto sucedería: “Muchas veces han habido esos rumores y no han sido ciertos entonces somos cautelosos y no queremos festejar antes de tiempo”.

Esta renuncia, que se haría efectiva el próximo 2 de diciembre, es valorada como “un paso importante pero insuficiente si se queda ahí. Porque la intervención, a pesar que era obra de Guillermo Moreno como parte del gobierno, dejó metidos ahí a los funcionarios que respondían a él. Sino se van esos funcionarios, que son quienes la llevaron adelante todos estos años, es probable que nada cambie. Esperemos que no sea un maquillaje más para venderle al FMI el nuevo índice de precios nacional”.

El gobierno nacional anunció que a principio de año próximo se pondría en marcha el nuevo índice de precios a nivel nacional acordado con el FMI. Respecto a si la utilización de este IPC Nacional va a mejorar las mediciones de la inflación. En la entrevista, Almeida dijo que eso dependerá de quienes lo lleven adelante: “Si van a ser los mismos que venían hasta ahora, es probable que no cambie nada porque qué confianza se puede tener en quienes mintieron durante 7 años. El problema no es metodológico ni técnico. El índice de precios es bastante estándar, obviamente hay matices, se pueden medir más o menos productos, pero si uno lo hace bien y en forma transparente, se tiene que reflejar la realidad correctamente”.

“No puede ser que las cifras oficiales den 10 por ciento anual de inflación y cualquier otra medición resulte de 25 para arriba. Eso no es problema de la metodología. Entonces, si además de Moreno se va la intervención y la patota, y regresa la gente que hicieron ir o renunciar y se vuelven a armar los equipos que sostenían el Instituto, creo que eso puede funcionar. Sino, no doy garantía”, afirmó.

Recordamos que los trabajadores estatales nucleados en ATE ““ INDEC fueron los primeros en denunciar ““desde enero 2007″“ la mentira de las estadísticas oficiales, la violencia institucional y la destrucción del sistema estadístico nacional.
“Hay muchos que no tienen tareas en todas las oficinas, hay muchas cosas que no se hacen, se produce mucha menos información que hace años, hay trabajos que no saben cómo hacerse porque han corrido a quienes sabían como hacerlo. El censo agropecuario es uno de los temas. Empezó en 2008 y aún no lo han podido terminar. Del censo de población también hay cosas que no han podido terminar. Todo por desmantelar equipos con experiencia y pensar que se pueden reemplazar de la noche a la mañana, porque son organismos técnicos donde la capacitación es interna”, comentó la delegada de ATE INDEC.

En el comunicado, respecto al alejamiento de Moreno de su cargo, la Junta Interna afirma: “La renuncia ha sido producto, también, del descrédito popular que cargaba por esa denuncia, y no sólo por las quejas del frente empresarial. Pero, para que esto no sea un nuevo operativo maquillaje tendiente a embellecer el “˜nuevo”™ IPC Nacional Urbano, tienen que irse todos aquellos que junto a Moreno intervinieron el INDEC: en primer lugar Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, junto con la patota y los funcionarios cómplices que estuvieron a cargo de las direcciones en estos últimos años”.

Los trabajadores de ATE-INDEC vuelven a afirmar que ellos no han sido cómplices de las mentiras y reclaman la reinstalación de los compañeros despedidos, los desplazados y presionados para que renunciaran, la devolución de sus tareas a los compañeros, el cumplimiento de los fallos judiciales como el de Marcela Almeida, el fin de las persecuciones, hostigamientos y discriminaciones salariales y contractuales. Rechazan además los concursos truchos que, según afirman, está lanzando la Intervención del INDEC y exigen el pase a planta permanente de todos los trabajadores.

“Vamos a estar alertas, como hemos estado todos estos años, porque queremos recuperar el Instituto de Estadísticas para lo que debe ser, y las condiciones de trabajo que nosotros nos merecemos”, finalizó Marcela Almeida.


Info relacionada: article6904




0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba