21/11/2013

La Plata: trabajadores de Sniafa mantienen la ilusión de reactivarla

Tapa-25.jpg Ante el inminente remate de la fábrica textil cerrada por la patronal en 2010, los empleados continuan ocupando el predio y esperan alguna solución que les garantice la continuidad de los puestos de trabajo a través de la puesta en funcionamiento de la empresa. Aseguran que toda la responsabilidad del cierre es de la mala administración de sus antigüos dueños. Por ANRed La Plata


El 7 de mayo de 2010 la fábrica textil Sniafa dejó de funcionar definitivamente. EDELAP resolvió cortarle el servicio eléctrico debido a una abultada deuda que la gerencia de la empresa se negaba a pagar. No era éste sin embargo el único compromiso que la compañía había incumplido: también tenía deudas con la obra social de sus 180 trabajadores, con proveedores y empresas a las que abastecía, con el Banco Provincia, entre otros pasivos que había acumulado.

Desde aquel momento los trabajadores decidieron ocupar la fábrica, para preservar la maquinaria ante posibles intentos de vaciamiento. Un sector exploró la posibilidad de crear una cooperativa para reactivar la empresa, y otro con el apoyo del sindicato (Asociación Obrera Textil) intentó buscar empresarios que se hicieran cargo de la compañía. En tres años ninguna de las iniciativas prosperó. Sniafa irá a remate el próximo miércoles 27 y si la historia no pega un giro la planta de empleados, en su mayoría con más de 18 años de trabajo en la empresa, verá frustrado su sueño de poder poner nuevamente en funcionamiento la maquinaria que aún permanece ahí, intacta.

Foto_1-15.jpg

Pésima admistración

“Esto comenzó debido a la falta de pago de los empresarios que estaban acá, y se vino el corte de luz. Esto ya se lo habían advertido en más de una oportunidad a la gerencia de que si no pagaban se iba a hacer el corte” señaló a ANRed Carlos Martínez, delegado de la fábrica por la AOT.

“A partir de ahí empezó nuestra pelea para primero ver si había alguna reactivación por parte de algún empresario. Hicimos varias marchas hacia Casa de Gobierno, el Ministerio de Trabajo, pero sin ningún resultado. Estuvimos reunidos también un par de veces con el Ministerio de la Producción, acercamos en un momento a un empresario que tenía intereses en reactivarla pero no llegaron a un acuerdo. Esto fue a fines del 2010”, explicó.

Foto_2-16.jpg

La persona que habían acercado para analizar una posible compra “era de la hilandera La Valenciana, pero siempre estuvo la traba del Banco Provincia, porque Sniafa debía millones de dólares al banco, y siempre fue un escollo para llegar a un arreglo”. La entidad bancaria bonaerense le había otorgado un crédito para comprar una máquina que se estima superaba los 2 millones de dólares.

“Éramos 180 trabajadores. Desde ese momento a la actualidad estuvimos conservando el predio y las maquinarias, esperando un posible comprador para que se vuelva a reinstalar en el mercado. Por la edad de la gente que trabajamos acá, de 40 años para arriba con un promedio de 18 años de antigüedad, es muy difícil reinsertarse en el mercado laboral. Igualmente algunos compañeros se han ido, han empezado a trabajar en una hilandería que está en Olmos, Mafissa, aunque buena parte seguimos sin trabajo”, aseguró Martínez.

En torno al rol que jugaron los Gobiernos provincial y municipal, Martinez remarcó: “Al principio sí tuvimos alguna respuesta de la Provincia, que nos dio un subsidio hasta fines de 2010, tres cheques de $600, el Municipio nos otorgaba $500, pero fue hasta fines de 2010 nomás. De ahí en adelante el único que se hizo cargo de los trabajadores es el sindicato, que nos conservó desde el cierre de la empresa hasta la actualidad la obra social y nos da para comer para la gente que se queda acá”.

“La fábrica producía centralmente nylon, y también producía polímeros, que es para plastiquería, todo tipo de plastiquería se hacen con los productos de acá. La mayoría de las prendas que utilizamos tanto como las zapatillas tienen nylon, esta empresa abastecía a muchas otras. Por eso a raíz del cierre, varias empresas chiquitas han cerrado las puertas como esta, porque se abastecían de esta fábrica”, explicó el delegado gremial.

A su vez, a la hora mostrar su visión sobre las causas que llevaron a que la empresa cierre, Martínez fue claro: “No hay crisis en el sector, la mayoría de las expresas textiles desde 2003 hasta la fecha progresaron. Acá el problema fue la mala administración del gerente general de ese momento, Benjamín Uriburu, la que llevó a esto, a crear deudas, a no pagar lo que tenía que pagar, desde la obra social, hasta la luz, el gas, etc. El corte de energía fue por falta de pago, no fue por otro tipo de cosa”.

“Después del cierre, la cantidad de empresas chiquitas que vinieron a querer cobrar parte de la deuda que tenían fue infernal. No es que esto se produjo porque el sector estaba marginado porque no tenía ventas, fue la mala administración de los empresarios de la fábrica”, afirmó.

Foto_4-11.jpg

“Desgraciadamente hace tres años y medio que estamos con esta realidad, si algún empresario podía haber invertido ya lo tendría que haber hecho, se llega hasta este remate porque hasta la fecha nadie ha podido adquirirla” destacó el delegado. Desde hoy hasta el viernes, se abre una instancia para que empresarios interesados puedan ingresar a observar la empresa. Mientras, los trabajadores estarán en el predio todos los mediodías realizando una olla popular.

“Se acercaron empresarios, pero no se concretó nada. Algunos venían a comprar maquinarias o chatarra que quedara acá. Eso no creo que le sirva, ni a la gente de acá, ni al Municipio, ni al Gobierno, ni a la Nación, nosotros queremos reactivar la empresa y la ilusión de los trabajadores es que esto se realice”, sentenció Martínez.



Info relacionada: article6943




0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba