31/03/2006

“Trabajamos en la calle y sabemos que la representatividad es nuestra”

Dibujo-5.jpg
La lucha de los mensajeros organizados en SI.Me.Ca (Sindicato Independiente de Mensajeros y Cadetes) comenzó a fines de 1999. El modelo económico de la época, sostenido con la desocupación y la consecuente precarización laboral, es el mismo que mantiene a casi cincuenta mil trabajadores que realizan esta actividad de alto riesgo fuera de toda legislación laboral. En este sentido, ANRed conversó con integrantes de S.I.Me.Ca. sobre los pasos “legales” hacia la personería gremial. “Para nosotros la legalidad burguesa es un mero trámite que se debe cumplir para avanzar en cuestiones de fondo: las reivindicaciones del conjunto de los mensajeros”, sostiene Agustín, uno de los referentes.



 ANRed: ¿Qué está discutiendo el sindicato en este momento?

 Javier (Prensa): La pelea del sindicato es por obtener la personería gremial. Por eso estamos cumpliendo con todas las formalidades que exige el gobierno, por ejemplo, ir a elecciones internas el próximo 16 de mayo.

Pero, más allá de cumplir con los tramites formales, vamos a marchar al Ministerio de Trabajo, el 31 del mismo mes, donde la exigencia principal seguirá siendo la “representatividad en los papeles”. Es decir constituirnos como sindicato de derecho porque ya lo somos de hecho. Además de profundizar lo que logramos movilizándonos: desde el año 2004 estamos laburando fuerte el tema de la regularización de la actividad. Logramos que SI.Me.Ca salga a fiscalizar las agencias junto a inspectores de la cartera laboral. Entonces, cientos de trabajadores fueron legalizados por la patronal en el 2005 y ya se instaló la idea de que nuestro trabajo sea “blanqueado”. Seguimos con nuestra lucha contra la precarización laboral y por acceder a los beneficios que deberían tener todos los trabajadores: el aguinaldo, las vacaciones, las asignaciones familiares, la ART.

Los patrones, en muchos casos, obligan a los compañeros a firmar recibos truchos, a riesgo de perder el trabajo, como si les hubieran otorgado estos derechos. Mientras damos estos pasos, tenemos en vista comenzar a discutir un convenio colectivo de trabajo con las cámaras empresarias y definir la regularización de nuestra actividad en todo el país.

 ANRed: ¿Cómo están planteadas estas elecciones dentro S.I.Me.Ca?

 Javier (Prensa): Hay algunas complicaciones porque es nuestra primera elección. Al no ser una actividad regularizada se hace muy difícil el control de los padrones. Nosotros pudimos afiliar a trabajadores que están en negro, y esto es una conquista casi inédita. Si ninguna de las listas presenta denuncias por el acto eleccionario ante el Ministerio de Trabajo, éste no tiene intervención Es una cuestión que se resuelve dentro de la organización sindical. Al momento existen dos listas: Roja y Negra “Unidad” y la otra “Celeste y Blanca”. Son dos listas que se van a disputar la comisión directiva.

 ANRed ¿Estas listas presentan diferentes proyectos?

 Agustín: El sindicato existe como tal antes que el Estado lo reconozca. Nuestra manera de funcionar reconoce a la asamblea como órgano máximo de toma de decisiones. Para nosotros la legalidad burguesa es un mero trámite que se debe cumplir para avanzar en cuestiones de fondo: las reivindicaciones del conjunto de los mensajeros. De esta forma, se decidió presentarnos en una sola lista, más allá de ciertas diferencias ideológicas, en pos de mantenernos unidos. Esto fue aprobado por todos, incluyendo a los que después formaron otra lista. Entonces, contradiciendo la decisión mayoritaria, un compañero aprovechó un resquicio legal para hacer valer su opinión individual por sobre el conjunto.

 Javier: Igualmente, y a pesar de las elecciones, los mensajeros organizados ya decidimos movilizarnos el 31 de mayo para continuar la lucha por los intereses de todos los trabajadores del sector, dejando de lado cuestiones mezquinas o personales. Y eso es lo que nos diferencia: la mayoría ponemos como prioridad al gremio por sobre las cuestiones personales, de alguna manera se está disputando el funcionamiento mismo del sindicato.

 Carlos: Es una cuestión política en el sentido de que, para los que somos la continuidad histórica del sindicato, consideramos un mero trámite el acto eleccionario y solo nos sirve para obtener la personería gremial y defender eficazmente los derechos de los mensajeros. Pensamos a los sindicatos como herramientas fundamentales del movimiento obrero. Estas deben ser independientes de los gobiernos, de la iglesia y obviamente de los patrones. Deben estar libres de toda injerencia, gobierne Kirchner, Etchegaray o Macri. El movimiento obrero debe defender su independencia porque tiene sus propios intereses.

 ANRed: ¿Además de ustedes hay otras organizaciones gremiales que disputan la personería?

 Franco: Existen SUMRA y ASIM; estos últimos están más adelantados que nosotros en los trámites. Pero se trata de una organización sin base, totalmente burocrática y patronal. En octubre del año pasado hicieron una movilización obligando a algunos trabajadores a ir, o pagándoles un viaje, y trasladando gente en micros. Sin embargo llegaron a juntar no más de cincuenta personas.

 Javier (Prensa): Según la ley, la personería gremial le corresponde al sindicato que tenga la mayor cantidad de trabajadores “cotizantes”. Esa pelea no sabemos si la vamos a ganar. Nosotros estamos convencidos que en la calle movilizamos y hoy esa representatividad es nuestra.

 ANRed: ¿Es difícil que los mensajeros se consideren a si mismos trabajadores?

 Javier: Cuando comenzamos a organizarnos, a fines del 99, nunca pensamos crear otro sindicato. Fue una construcción que primero nos hizo descreer del sindicato que supuestamente nos representaba, porque era fantasma, nunca nadie nos vino a decir nada. En ese momento un mensajero cobraba muy bien, pero con el correr del tiempo la actividad se fue precarizando. Los que tenían la suerte de cobrar una indemnización se compraban un auto y laburaban de remiseros y los menores de treinta años una moto y trabajaban de mensajeros. Ese momento era difícil para la conciencia; sin embargo, ahí se originó S.I.Me.Ca. y es parte de un proceso.

 Javier (Prensa): Es algo más que un proceso. Cuando un gremio empieza a ser masivo y lucha, también construye la identidad de sus integrantes como trabajadores. Es a partir de la lucha en el que nos constituimos como gremio. Al principio si estaba más presente esa idea de “motoquero”, que era simplemente el hecho de compartir un vehículo. En los últimos dos conflictos en los que hubo despidos, los trabajadores pararon mayoritariamente en solidaridad con los compañeros despedidos. Y es la demostración acabada de la solidaridad de clase y el sentirse trabajador y compañero.
En este sentido, la historia de S.I.Me.Ca tiene que ver con las discusiones y el desarrollo colectivo que una agrupación de mensajeros tuvo y tiene, porque ahora somos un gremio que intenta proyectarse a nivel nacional, equivocándonos o no, pero con el ensayo de nuestra metodología. Somos parte de una generación que es posterior a la ruptura que produjo el golpe, hay una generación que no existe en el medio y con ella falta la experiencia sindical. Aprendimos mucho en la lucha diaria, en este cambio de agrupación a sindicato.

 ANRed: A fines del año pasado, presentaron un proyecto que fue aprobado con algunas modificaciones en la Legislatura.

 Javier (Prensa): En realidad, presentamos dos proyectos, de los cuales uno se aprobó. Pero estamos disconformes con la exclusión de los compañeros que hacen su trabajo a pie y el tema de la entrega postal. Pensamos que si se aplica esa legislación dejaría el negocio en manos de los correos privados.

A pesar de eso, creemos que es un avance porque se reconoce nuestra actividad.

Otra de las cosas que se aprobó fue el día del mensajero, en conmemoración de la revuelta del 20 de diciembre y en homenaje a nuestro compañero Gastón Riva. En ese momento, el sindicato no participó como tal pero si participó el gremio. SI.Me.Ca ganó el prestigio que los compañeros conquistaron luchando en la calle.

ANRed agradece a Carlos, Agustín, Franco, Javier-prensa y Javier sus declaraciones.


Local de SIMeCa: Lima 1165 Constitucion
Prensa: Javier 1555070757



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba