04/11/2013

Cómo pretende Macri llegar a ser presidente

tapa-1613.jpgA las pocas horas del cierre de los comicios, aprovechando la contundente victoria de su partido en la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri se postuló como candidato a presidente para 2015. Correrá con alguna ventaja por sobre Sergio Massa, posible rival en dicha contienda. Podrá demostrar gestión a través de obras. En otras palabras, en los casi dos años que quedan por delante para las presidenciales, el Jefe de gobierno porteño buscará cortar miles de cintas amarillas. Por Nicolás De Mestico*.


El Proyecto de Presupuesto 2014 expresa el espíritu de lo que estuvimos viendo entre mayo y octubre: nuevos metrobuses, calles peatonalizadas, obras de maquillaje en el subte, la renovación de algunos espacios verdes y, sobre todo, mucho amarillo en las calles y en los carteles. Sin embargo, como viene sucediendo desde el inicio de la gestión del PRO, las inversiones de largo plazo como nuevas líneas de subte o el desarrollo de la infraestructura para frenar las inundaciones; y las que están dirigidas a los sectores más vulnerables, como equipamiento e infraestructura para escuelas y hospitales, la urbanización de villas, y soluciones habitacionales para los marginados y la casa propia para la clase media, continuarán marginadas.

Mientras tanto, los gastos corrientes dirigidos a los proveedores ““o empresas prestadoras de los servicios públicos, como las de recolección de basura- y la toma de nueva deuda y el pago de intereses continuarán con las tendencias alcistas; en 2014 a tasas inverosímiles-. El año que viene, solamente en concepto de intereses y comisiones, se abonará $1.400 millones ““equivalente a seis líneas de metrobús, según el Proyecto de Presupuesto-.

La Jefatura de Gabinete de Ministros será la gran ganadora en 2014. Su crédito inicial para gastar será 264% mayor al presupuestado para este año. De esta forma, pasará a ocupar el 6% del gasto total, frente al 2,5% del presente año. Sólo será superada por el Ministerio de Espacio Público, que cuenta con la partida más fuerte de la Ciudad, la de recolección de la basura, y por Educación y Salud, las Jurisdicciones que más personal del Estado deben mantener.

De los 3.600 millones que manejará la cartera que dirige Horacio Larreta, con aspiraciones a un importante cargo en 2015, el 60% irá al subte, mientras que casi $450 millones se destinará al sistema público de bicicletas y a cuatro nuevas líneas de Metrobús.

La exuberante suma de $2.100 millones que la Ciudad transferirá directamente a SBASE (Subterráneos de Buenos Aires) no tendrá como destino la construcción de nuevas líneas para la red. SBASE tendrá le objetivo de hacer más agradable para el usuario el viaje en subte. Para eso, buscará renovar la flota, mejorar la ventilación de los coches y la fachada de las estaciones y, seguramente, mejorar la frecuencia. Sin lugar a dudas son mejoras necesarias. Sin embargo, una vez más se elige excluir a los vecinos que no viven en los alrededores de las avenidas con mayor reputación de la Ciudad.

En 2014, por una partida que le corresponde al Ministerio de Desarrollo Urbano, $400 millones se destinará a la ampliación de la red. Aunque tampoco irán a parar a una nueva traza; se buscará avanzar con la retrasada línea H. Iniciar una obra de semejante envergadura, como podría ser encarar la línea F (Plaza Italia-Constitución) o la G (Retiro-Cid Campeador), no sería redituable para el actual Jefe de gobierno.

Las primeras estaciones de una nueva línea de subte no podrían estrenarse antes de los primeros tres años, momento en que Macri ya no va a estar al frente de la Ciudad. El Ingeniero, entonces, prefiere avanzar con la mejora del servicio o con nuevas líneas de Metrobús, con el objetivo de que la ejecución del gasto pueda ser fácilmente palpable por los vecinos-votantes. El PRO promueve un subte de mayor calidad antes de buscar la masividad. Y en esta línea se dará el aumento de la tarifa a $3,50

Por el lado del sector privado, nuevamente los mayores beneficiarios, como no podía ser de otra manera, serán los proveedores del Estado y las empresas que brindan servicios públicos. Sólo de esta forma se explica que el Ministerio de Ambiente y Espacio Público pase de ostentar el 11% del gasto total en 2013 al 14% el año entrante.

Llegamos a esos números mágicos gracias a que el mantenimiento de la zona de Puerto Madero se quintuplica con respecto al 2012, mientras que la recolección de basura sobrepasa el irrisorio monto de $3.500 millones ““dos veces el total del presupuesto de Cultura-. Además, partidas como Mantenimiento y Optimización Alumbrado Público que son tercerizadas a empresas amigas ““tal es el caso de Mantelectric-, crecerán un 350% con respecto al 2012, y 160% frente al 2013.

Para finalizar, la dirección que más perderá en el reparto de fondos es el Instituto de la Vivienda (IVC), ya que su posibilidad de gasto en 2014 disminuirá un 25%. Entre las partidas, las más afectadas son las dirigidas a los sectores más humildes. El apoyo habitacional a las familias en situación de calle (Hotelados) pasará de $400 millones a la irrisoria suma de $500 mil, mientras que los créditos a los que habitan en zonas precarias (Ley 341/964) caerán más de la mitad. El presupuesto para Reintegración, Integración Y Transformación De Villas, por su parte, disminuirá un 90% con respecto al 2012.

El ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, explicó esta semana en la Legislatura que la disminución del crédito hipotecario se debe a la quita de fondos judiciales . Esa respuesta es una falacia. No hay intención política del PRO en dar soluciones habitacionales. Basta con estudiar la ejecución presupuestaria en años anteriores.

El año pasado, entre el IVC y las secretarías que trabajan principalmente en las asentamientos precarios, la Unidad De Gestion Intervención Social y la Secretaria De Hábitat E Inclusión ““que responde a Gabriela Michetti-, tuvieron un nivel de ejecución del 79% para obras en villas y tan sólo el 57% en los créditos a largo plazo para la adquisición de una vivienda. Es decir, no sólo el crédito vigente para gastar fue escaso y bajo con respecto a otras partidas de menor urgencia social, sino que la subejecución del mismo terminó siendo inquietantemente elevada.

Por Nicolás De Mestico (@nico_demes). Economista (UBA)



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba