02/11/2013

Se acentúa la lucha docente con cortes por tiempo indeterminado en rutas y yacimientos

TAPA-257.jpg Al canto de “¡Unidad de los trabajadores, y al que no les husta, se jode, se jode!”, continúa la lucha docente que comenzó el 22 de agosto en Comodoro Rivadavia, Chubut, en defensa de la educación pública y contra la precarización Laboral. Es así que el martes pasado se retomaron los cortes de ruta por tiempo indeterminado, debido a la falta de respuesta del gobierno de Martin Buzzi. Informe e imágenes: corresponsal popular para ANRed, desde Comodoro Rivadavia.


La medida consiste en cerrar el ingreso de los yacimientos petroleros impidiendo el paso de trabajadores y de cualquier vehículo o maquinaria relacionado a la actividad petrólera. Detener la producción petrolera implica pérdidas de millones de dólares para la provincia, pero sobre todo para el poder capitalista extranjero.

Esta lucha requiere de una gran organización dado las distancias de un yacimiento a otro (de 25 a 50 km), fuera de la ciudad en algunos. Aún así, los docentes comodorenses realizan turnos rotativos de ocho horas, con grupos de más de veinte personas según la hora y el lugar.

Esta medida es acompañada por padres, estudiantes y el resto de la ciudadanía que comparte el reclamo por aumento salarial, calidad educativa y contra la precarización laboral. Pero las mayores dificultades provienen de la violencia del gobierno, que utiliza las fuerzas de seguridad para amenazar, apretar y empujar cuando el poder político y empresarial lo solicita.

Así fue ayer que en la zona de Pampa de Castillo, donde opera la petrolera Pan American Energy, se presentó la policía provincial escoltando a la cúpula empresarial, y empujaron a las docentes que se encontraban allí para que pasen los empresarios petroleros.

TAPA_2-10.jpg

Cuando los trabajadores se unen, todo es posible

El rechazo se hizo escuchar y hoy a la mañana se agudizó la protesta docente y social, pero también la presencia policial, que sumó a la infantería para amenazar y reprimir a los grupos docentes, que en su mayoría son mujeres.

En el corte de ruta de la rotonda de 3 y 26, ante el pedido de la cúpula empresarial de abrir la ruta, la policía comienza a avanzar. En ese momento los trabajadores petroleros que estaban esperando en la base de la empresa Petrosar, la más cercana en ese lugar, comenzaron a movilizarse hacia el piquete, para proteger a las maestras y profesoras que esperaban decididas.

El momento, colmado de emoción, se mezclo de cantos y aplausos en el encuentro de los trabajadores que unieron fuerzas para ahuyentar a la policía, que debió retirarse.

Los petroleros desoyeron las órdenes de su secretario gremial, e hicieron prevalecer sus principios y valores humanos, apoyando a los trabajadores de la educación, que son los que educan a sus hijos y posibilitan la construcción de un futuro mejor para todos. Este gesto, histórico en la región, dejó un mensaje a políticos y empresarios, y muestra la fuerza que tienen los trabajadores unidos.

En este sentido, una convocatoria de los docentes en lucha reza: “Compañero petrolero: si tu empresa te obliga a subir a los yacimientos, no lo hagas; dirígete a tu gremio y pediles apoyo. Y si tu gremio no te apoya te esperamos en la ruta, a nuestro lado!”.

Comodoro Rivadavia, Chubut. Jueves 31 de octubre

Por Violeta Glenis Troncoso

violetaglenis@yahoo.com.ar



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba