22/03/2006

El agua bajo la lupa

Bajo la consigna “Aguas para la vida, no para la muerte”, se llevó a cabo una charla-debate en la que participaron diversas organizaciones de todo el país y del Uruguay. El encuentro fue organizado por Amigos de la Tierra y el equipo de Educación Popular de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, y se llevó a cabo el 18 de marzo en el auditorio de la UPMPM. Los planteos iban en la dirección de concebir el agua como un derecho, un bien público, un recurso indispensable para la humanidad y cómo está relacionada con los sistemas económicos y políticos.


Los principales ejes e intervenciones estuvieron a cargo de:

 La sección argentina del Foro Social Mundial, que criticó los foros sobre medio ambiente que están financiados por el Banco Mundial y por las empresas transnacionales;

 Roberto, de la Fundación Oscar Allende, quienes trabajan en una campaña por el agua potable, en contra de las privatizaciones como la de Aguas Argentinas. Contraponen el agua como servicio público al agua como una mercancía en manos de multinacionales.
Según él, “América del sur es estratégica en relación al agua, ya que tiene el 6% de la población mundial y el 25% del agua dulce del planeta, el tercer acuífero del mundo, el guaraní”.

 La UTD de Gral. Mosconi. Para ellos “la protesta no es por planes sociales, sino por la recuperación de los recursos naturales”; tambien denuncian que no tienen agua para beber.

 Claudia Korol, del Equipo de Educación Popular, participó en un encuentro en México en el cual se trató el tema de las represas. Allí “una de las propuestas es la articulación de la batalla por el agua y los bienes naturales, en los distintos grupos, organizaciones, movimientos e investigaciones que están luchando porque esto cambie”.

 Alfredo Alberti, Asociación de Vecinos de La Boca. Explicaron que “luchan por los daños que provoca la contaminación del Riachuelo y por una política pública contra la contaminación de la Cuenca Matanza-Riachuelo”.

 Emilio Vitale, de la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú y perteneciente al Movimiento Extrafaltestre, quien narró la experiencia de la lucha contra las papeleras. Además quieren transformar en una reserva natural la parte sur del Río Uruguay destinada a emprendimientos ecológicos para “la cuestión del ecoturismo, totalmente incompatible con el polo industrial que quieren instalar en la cuenca del Río Uruguay”.

 Marcelo, Amigos de la Tierra, Uruguay. Desde el movimiento asambleario impulsaron el freno a la privatización del agua en Uruguay. Tuvieron que ir a la Justicia ya que el Frente Amplio, por decreto presidencial, prorrogó a las empresas Suez y Aguas de Bilbao, quedarse en el territorio. Alcanzaron el triunfo en febrero de este año, cuando se retiró la última de las empresas, pese a la voluntad de Tabaré Vásquez.
Denuncian el uso de las tierras productivas de Uruguay para el monocultivo forestal destinado a las papeleras (cerca de un millón de hectáreas, de los 16 productivas en total que tiene el país oriental).

 Foro Hídrico de Escobar. Denunciaron la contaminación de las napas por la construcción de basurales clandestinos con residuos de countrys e industrias, permitidos por el municipio de Escobar desde la gestión de Patti.

A continuación transcribimos algunos de los testimonios:

Emilio Vitale, Asamblea de Gualeguaychú

“Por la papelera se va / la salud de nuestra gente / por la papelera se va / la vida del Río Uruguay / La moral en bancarrota / del gobierno cararrota / por la papelera se va / la vida del Río Uruguay”. Luego de cuatro canciones más Emilio Vitale continuó: “Nosotros venimos de un proceso de cuatro años de lucha por motivo de las papeleras. Empezamos haciendo difusión, pero a esa papa no la quería agarrar nadie”.

Cuenta que no sólo tuvieron que lidiar con la indiferencia, sino que además “instituciones argentinas como la CARO (Comisión Administradora del Río Uruguay), aprobaron los estudios de impacto ambientales de las empresas Botnia y ENCE, y que el primero no era ni siquiera transfronterizo”.

Emilio cuenta que la determinación de cortar los puentes no fue de la noche a la mañana, sino que “con el gobierno uruguayo ya se había tratado de hablar el tema”. El paso previo antes de comenzar con los cortes fue la “volanteada”, y el aviso de que si no eran escuchados, “en el verano no había rutas para nadie”. Después de tantas idas y venidas, el asambleista dice que ya no pueden “creerle a nadie”, y afirma que: “nosotros aprendimos y nos dimos cuenta que estos pedidos por parte de los gobiernos son para desarmar el movimiento popular, para cagarnos históricamente”.

“Nosotros estábamos esperanzados de que subiera el Frente Amplio al Uruguay, porque habíamos escuchado el discurso de campaña de Tabaré que repudiaba a las multinacionales que vienen a trasladar sus industrias, pero entra y lo primero que hace es cagar por decreto la consulta popular que decia que el agua era un bien público, concesiona en un par de departamentos, por decreto, a las compañías de agua, y después dice que lo de las papeleras no se puede volver atrás”. Los integrantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú quieren transformar en una reserva natural la parte sur del Río Uruguay, y engloba estos emprendimientos ecológicos “en la cuestión del ecoturismo, totalmente incompatible con el polo industrial que quieren instalar en la cuenca del Río Uruguay”. Entonces cuenta por qué esta zona es tan preciada para ellos: “Entre Ríos debe ser uno de los pocos territorios que da la cara al río Uruguay. Brasil, Corrientes y Uruguay solo utilizan al río de patio trasero. Es lógico lo que se ha despertado en Gualeguaychu porque tiene intereses concretos de un desarrollo sustentable sobre el río”. Y termina afirmando que “el mundo no necesita más papeleras”.

Marcelo, Amigos de la Tierra, Uruguay

“Lo que estamos viviendo en Bolivia, Ecuador, Colombia, Argentina, Chile, Uruguay y algunas regiones de Brasil, de enfrentamiento y derrotas muy importantes en el tema agua, es un ejemplo que comienza a revertir el proceso de los años 90 de privatización como única alternativa para el continente”, comienza diciendo Marcelo. A continuación relata como fue ese proceso de subasta de recursos naturales en su país: “En el 92 comienza un proceso de privatización de las zonas más rentables del país, el departamento de Maldonado y se instala una filial de la transnacional Suez. En el 2000 se instala una segunda filial transnacional, Aguas de Bilbao. Ya en el 2002 se empieza a hablar de la privatización del área metropolitana y de las principales ciudades”. A partir de allí, Marcelo junto a un grupo de asambleistas empezaron a agrupar a diversas organizaciones ambientales, sociales y sindicales que buscaban la mejor alternativa para destruir ese proceso de vaciamiento y abandono por parte de los gobiernos. Es así como en el año 2002 a un vecino se le ocurre proponer una reforma de la Constitución de Uruguay: “armamos un texto que se estructura alrededor de la idea de que el agua es un derecho humano fundamental”. Marcelo cuenta que dicho texto consta de cuatro pilares básicos: “que el agua es patrimonio publico; que el abastecimiento y saneamiento debe ser prestado por personas jurídicas estatales; que no se puede exportar el agua como una mercancía; y que sea posible la gestión sustentable de recursos”.

UTD de Gral. Mosconi, Salta

“El tema de las multinacionales a nosotros nos golpea mucho más fuerte porque tenemos conocimiento en profundidad de lo que es la contaminación del agua por haber trabajado en YPF. Las multinacionales ponen barreras para que la población no se entere de la contaminación que producen”.

“A causa de la contaminación los chicos nacen deformes, se conragian el cólera, infinidades de cosas que se van sumando y nos van matando día a día”.

Para los desocupados de la UTD de Mosconi “la protesta no es por planes sociales, sino por la recuperación de los recursos naturales”, y denuncian que no tienen agua para beber. Entre las propuestas que hace la UTD están las “investigaciones para hacer parcelas y así poder tener agua las 24 horas”.

Claudia Korol, Equipo de Educación Popular

Participó de un encuentro en México en el cual se trató el tema de las represas. De ese encuentro Claudia Korol dio a conocer algunas conclusiones: “una de las propuestas es la articulación de la batalla por el agua y los bienes naturales, en los distintos grupos, organizaciones, movimientos e investigaciones que están luchando para que esto cambie”. Y cuenta que el segundo tema que se puso en discusión fue, como en el caso de Brasil, la lucha que hay en el campo, “a la cual le falta mayor articulación con la gente de la ciudad, entonces buscamos lazos”.

“Otro de los puntos es la discusión de tarifas, y de cómo están ganando las transnacionales, cómo se generan tarifas que no tienen nada que ver con los intereses de la población sino con las grandes ganancias de las compañías”.

Otro de los temas es la represión que sufren los sectores en lucha: “a veces la represión tiene que ver con una forma de comunicación que demoniza a los luchadores para hacerlos perder el consenso de la población; pero también hay represión directa a las luchas”. Y termina resumiendo que “es importante unir el tema de los derechos y el agua como un bien por un lado, y por el otro la defensa de la vida en concreto, tener información compartida, tener posibilidad de solidaridad”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba