09/03/2006

“No puedo ser la mujer de tu vida, porque soy la mujer de mi vida”

bis.jpgLa jornada por el Día Internacional de la Mujer contó con la presencia de una gran cantidad de organizaciones que se movilizaron desde Congreso a Plaza de Mayo. Más de 9000 personas levantaron consignas y puntos de reclamo y de exigencia tales como: aborto legal y gratuito, anticonceptivos y ni una muerte más por aborto clandestino, libertad a Romina Tejerina, basta de violencia contra la mujer e igual trabajo igual salario. ANRed entrevistó a distintas mujeres que contaron por qué participaron de la marcha y no se quedaron en casa cebando mate al marido.

Fotos ANRed.


Alrededor de las 16, empezaron a poblar la Plaza de los Dos Congresos mujeres y hombres en respuesta a la convocatoria por el Día Internacional de la Mujer.

El arte estuvo nuevamente presente y de la mejor manera: conjugado con la lucha política y reivindicativa. De este modo, La Casa del Encuentro montó una performance en donde, las que participan de este espacio, vestían de brujas y adornaban una obra de teatro que expresaba la bronca ante el sistema de opresión. A su vez, la murga Lesbianbanda acompañaba con los ritmos característicos de este estilo musical, dando rienda suelta a divertidos pasos de baile de las manifestantes.

muj.jpg

Por otra parte, las frases con la técnica del stencil y las pintadas con aerosol tuvieron un lugar nítido y privilegiado gracias a la chapa verde que rodea el monumento ubicado en el centro de esta plaza y que está siendo restaurado. Nada impidió que la creatividad dijera con todas las letras: Presente. Ese fue el lugar en donde los reclamos comenzaron a plasmarse gráficamente para luego extenderse por la Av. Corrientes hasta desembocar en Plaza de Mayo, acompañado por los cantos de protesta.

muj2.jpg

A las 17, se inició la marcha hacia la Plaza de Mayo encabezada por una bandera única, cuya inscripción era “Día Internacional de la Mujer”. Caminaron por Diagonal Norte haciéndose oír con la batucada y repartiendo, algunas, originales volantes con forma de flores. Los cánticos contra la doctrina opresora de la Iglesia se intensificaron a medida que se acercaban a la Catedral Metropolitana, fuertemente custodiada por efectivos policiales.

muj3.jpg

En Plaza de Mayo se leyó una carta de las mujeres de Las Heras. La misma reivindicaba este día y reclamaba dignidad para los y las trabajadoras. Al mismo tiempo, hicieron alusión a la militarización de la localidad santacruceña al denunciar los aprietes y extorsiones de las fuerzas de seguridad de civil y exigieron que la Gendarmería Nacional se retire de la zona.

El encuentro por el día de la Mujer finalizó con los reclamos y la lucha como construcción de la política desde lo cotidiano.


Testimonios

 Olga del Polo Obrero: “El caso de Romina Tejerina es un caso testigo. Nosotras creemos que es un crimen social. A Romina se le negaron los mínimos derechos: no tuvo acceso a la educación sexual, ni a los anticonceptivos. Y, por supuesto, no pudo decidir sobre su cuerpo. No tuvo acceso a un aborto, en tanto fue un embarazo que surgió de una violación y por lo tanto no deseado. El violador fue liberado en un juicio sumario que duró 23 días mientras que Romina, una muchacha de la clase trabajadora, fue juzgada por usar pollera corta, porque le gustaba ir a bailar, o discutía con sus padres. Claramente un enjuiciamiento a todas las jóvenes y los jóvenes. Romina ha recibido un castigo de clase. Si ella hubiera sido una chica con una prepaga, seguramente accedía a un aborto clandestino y no hubiera vivido el calvario que vive hoy. A esto se le suma la indiferencia más rotunda de muchos sectores sociales y la complicidad directa del gobierno de Kirchner, que dice que defiende los derechos humanos.

“Romina representa una bandera de todo el movimiento de mujeres. Por eso está presente hoy, el 8 de Marzo, que marchamos como frente único con muchas organizaciones pidiendo su libertad y pidiendo todas las reivindicaciones en donde englobamos tanto los derechos laborales como los derechos sexuales”.

 Elsa del MTD Oscar Barrios: “Nosotros nos reivindicarnos como mujeres. Que se den cuenta los compañeros de las diferencias con que nos criaron. En los barrios, trabajamos en talleres y tratamos las cuestiones de género con las compañeras, que tienen una respuesta positiva porque ellas empiezan a experimentar cambios que trasladan a su vida personal”.

C10.jpg

 Celina de la Regional La Plata-Berisso en el Frente Popular Dario Santillán: “El hecho de tener un espacio de mujeres es algo que legaliza nuestra lucha. Cuando nuestros compañeros entiendan que estas reivindicaciones son de todas y todos, enriqueceremos aún más la lucha. El hecho de participar entre mujeres y hombres nos fortalece. Lo que no significa que no se den espacios específicos de mujeres.

“Luchamos por aborto libre y seguro, porque nuestras mujeres se nos mueren en los barrios o sufran un sistema de clandestinidad que ahonda en el tema de la injusticia social. Nosotras no queremos que nos golpee más el sistema capitalista, que no nos golpeen más en nuestros hogares, queremos relaciones horizontales. Este es un derecho que hemos ganado con todo el movimiento de mujeres, que en nuestro país, a partir de la recuperación de la democracia, ha sido un movimiento coherente, informal, es decir que no posee estructura.

No tenemos apuro, esto es algo que atraviesa la lucha, que se debe construir día a día”.

 Julieta del MTD Lugano en el Frente Darío Santillán: “Desde el movimiento de desocupados tratamos de buscar ejes en común con el movimiento sindical. Nosotras somos desocupadas luchando por tener trabajo digno. Las compañeras ocupadas tienen trabajo pero tienen problemas salariales. Este sería un eje de lucha. Al mismo tiempo, las que luchamos somos todas mujeres y nos juntamos para debatir cómo fortalecer nuestra lucha al interior de nuestras organizaciones. Si queremos un cambio social, tenemos que ir prefigurando eso que queremos en la práctica, por eso intentamos intercambiar con el resto de los movimientos y compartir desde allí los problemas que surgen por ser mujeres trabajadores. La idea es seguir organizándonos desde abajo, fortalecernos como espacio en lucha”.

C20.jpg

Fabiana de “La Casa del Encuentro” (espacio feminista/lesbico cultural y social): “Estamos vestidas de brujas de color violeta ya que somos las ‘brujas que salen’ a denunciar y exigir. Desde el feminismo, creemos que tenemos que comunicarnos desde otro lugar, desde nuestros cuerpos y nuestras vidas. Nos vestimos de brujas parodiando a las ‘Brujas de Salem’, y de alguna manera, reivindicamos a aquellas mujeres que salieron de la norma y fueron quemadas en la hoguera por la santa inquisición, las reivindicamos como las primeras luchadoras.

“Este día en particular, nos movilizamos por la libertad de decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas, por el aborto legal y gratuito para todas, por la culminación de la violencia, por una educación sexual no-sexista, por la lucha contra la red que hay de mujeres que son secuestradas y desaparecidas.

“Nosotras creemos que lo importante es tomar conciencia de esta opresión sobre las mujeres, tratamos de estar en la calle con nuestro arte, con nuestros colores”.

C1.jpg

 Silvana, trabajadora del Hospital Garrahan: “Además de seguir reclamando por reivindicaciones que son de todos los trabajadores nos parece que hoy la tarea fundamental es apoyar a todas las compañeras que están luchando. Esto se demuestra con el apoyo fuerte a la comisión de mujeres de Las Heras, que están presentes en esta marcha, como así también las compañeras del Hospital Francés que están peleando por la defensa de su puestos de trabajo.

“No nos olvidamos de las reivindicaciones propias de nuestro género, por eso es que pedimos aborto legal libre y gratuito, libertad inmediata a Romina y cárcel al violador. A su vez, lo que queremos destacar es que el intento y objetivo de este gobierno es disfrazar esta jornada de lucha como una fiesta de la mujer, por eso queremos rescatar el carácter de lucha y clasista de la movilización. Hoy, en el Garrahan pasamos un video en donde se veía la explotación de las trabajadoras del pescado en Mar del Plata. Era una crónica de varias compañeras y contaban que trabajan jornadas de 16 horas, que no tiene derechos a vacaciones, no se les reconocen feriados han perdido todos los derechos pero lo que no se pierde nunca es la convicción de que tenemos que pelear para recuperarlos.

“Hoy una lucha reivindicativa por salario o por defensa de la fuente de trabajo si no la planteas en términos políticos es muy difícil llevarla adelante. Nosotros en el Garrahan nos enfrentamos directamente con la política del gobierno que justamente no es invertir en salud ni aumentar los sueldos de los estatales, de ahí que la pelea esta atravesada por una cuestión política”.

C2.jpg

Organizaciones presentes:

Lesbianas Artistas, Mujeres Zona Norte, Lesbian banda, La Casa del Encuentro, Pan y rosas, Mesa Feminista de Socialismo Libertario, trabajadoras/es del Hospital Francés y Garrahan, UTP, UTDOCH, Movimiento Carlos Almirón, FOS, FTC, CCC, M29, MAS, MST- TV, MTL, UTL, CTD, PO, FPDS, Marabunta Izquierda Revolucionaria, FUBA, entre otros.

C13bis.jpg

El origen del día de la mujer conjuga clase y género

El origen de esta conmemoración se sitúa en una acción organizada por mujeres obreras del siglo XIX en reclamo de sus derechos: el 8 de marzo de 1857, las obreras de una fábrica textil de Nueva York se declararon en huelga contra las extenuantes jornadas de doce horas y los salarios miserables. Medio siglo más tarde, en el mes de marzo de 1909, 140 jóvenes murieron calcinadas en la fábrica textil donde trabajaban encerradas en condiciones inhumanas.

Pero, ya en 1910, durante un Congreso Internacional de Mujeres Socialistas, la alemana Clara Zetkin había propuesto que se estableciera el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, en homenaje a aquellas que llevaron adelante las primeras acciones organizadas de mujeres trabajadoras contra la explotación capitalista.

Si se plantea una perspectiva de clase es porque la opresión de las mujeres tiene la “legitimidad” que le otorga un sistema basado en la explotación de la enorme mayoría por una pequeña minoría de parásitos capitalistas; un sistema donde la perpetuación de las jerarquías y las desigualdades son parte fundamental de su funcionamiento.

C14.jpg

El capitalismo, basado en la explotación y la opresión de millones de individuos a lo largo y ancho del planeta, conquistando para la ampliación de sus mercados no sólo a pueblos enteros, sino también tierras vírgenes y parajes inhóspitos, ha introducido en su maquinaria de explotación a las mujeres, los niños y las niñas.

El discurso capitalista hacia la mujer discrimina y margina. Impone un prototipo: la mujer como cosa. Esa práctica excluye a la gran mayoría., se les niega la posibilidad de independizarse de su hogar, de disfrutar más de la vida, de encarar proyectos nuevos.

Desde el campo popular, se denuncia la explotación, la discriminación, la violencia, las agresiones que se sufren cotidianamente. De esta manera se legitima la lucha de las mujeres trabajadoras que pelearon por sus derechos desde mediados del siglo xix .

Se plantea la urgencia de continuar con las exigencias y con los reclamos. Es necesario desterrar el mito capitalista de que “la mujer es una cosa que se está independizando y haciendose valer”. Los cuerpos, que en aquel entonces se plantaron ante la explotación, hoy también construyen, día a día, un espacio de lucha. Pelean contra el sometimiento que impone el sistema y denuncian esta realidad en la calle y en la acción.

C9.jpg


La frase del título de esta nota pertenece al colectivo feminista “Mujeres Creando” (Bolivia).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba