26/12/2012

Ceremonia en el country San Matías: ‘Los espíritus están acá, aunque no lo crean’

itapa.jpgEl Movimiento en Defensa de la Pacha reivindicó la presencia de los espíritus de los pueblos originarios en el corazón del futuro country San Matías, en Ingeniero Maschwitz, partido de Escobar. La inusual acción tuvo lugar el pasado domingo 23 de diciembre durante 45 minutos entre las canchas de tenis y el “Club House”, donde se encuentra un sitio arqueológico de 2 mil años de antiguedad. Prendimos un fueguito, tocamos música sikuri, ofrendamos a la Pachamama y nos retiramos dejando una Apacheta, un pequeño montículo de piedras que identifica los lugares sagrados.


San Matías tiene 200 hectáreas y es desarrollado por EIDICO al lado de El Cantón (500 has) y Nordelta 2 (1500 has), en lo que comienza a conocerse como “Nuevo Escobar”. Los tres emprendimientos están en construcción.

“Pacha, ya cumplimos con nuestro compromiso, estamos molestando a algunos pero yo sé que no nos entienden simplemente. Si entendieran nos dejarían tranquilos que hagamos esta ceremonia, no tiene sentido, además no venimos acá a vivir y a quedarnos para siempre”, expresó el abuelo kolla Pedro Moreira ante la llegada de los custodios que irrumpieron durante la ofrenda.

Con esta ceremonia ancestral, el Movimiento en Defensa de la Pacha culminó la demarcación de los siete sitios arqueológicos ubicados entre la ruta 25 de Escobar, la ruta 27 de Tigre, el río Luján y las vías del tren General Mitre, en una superficie de unas 8000 hectáreas atravesadas por los arroyos Escobar, Garín y Claro. La zona coincide con un territorio de humedales y campos que están desapareciendo desde los “™90 para dar paso a los grandes complejos de barrios privados.

i1-2.jpg

i2-2.jpg

i3-2.jpg

ANUNCIOS INFLADOS

En marzo de 2011, EIDICO anunció a través del Diario Clarín su compromiso de preservar 2500 metros cuadrados de un sitio arqueológico detectado cuatro meses antes en San Matías. “El hallazgo de este sitio obligó a Eidico a readecuar el diseño del barrio ““parte del club house coincidía con la reserva”“”, decía el artículo periodístico. Su principal directivo, Jorge O”™Reilly, aseguraba en radio: “Estamos viendo de qué manera podemos hacer allí un lugar atractivo y didáctico que pueda ser visitado por el público”.

A pesar de todo lo anterior, pudimos comprobar que poco de esto parece estar realizándose. El sitio indígena se encuentra sin señalización entre las canchas de tenis y el futuro bar del “Club House”, y además es desconocido para la mayoría de los propietarios que visitan las obras los fines de semana.

Una de las familias vecinas del nuevo country se acercó hasta el lugar de la reivindicación; primero se quedaron en el auto pero luego dialogaron con miembros del MDP. El hombre consideró muy difícil que el lugar cuente con acceso público, y dijo que hay mucha “paranoia” de la gente por “los saqueos de los últimos días”. El jefe de obras del country también había descartado esta posibilidad unos días antes, en una de las recorridas que hicimos para localizar el sitio arqueológico.

i4.jpg

i5.jpg

LAS PALABRAS DE PEDRO

Durante la ceremonia, en una ronda, el abuelo nacido en La Quiaca expresó a cada uno de los miembros del MDP mientras los sahumereaba: “Que Tata Inti (Padre Sol) te acompañe en tu salud, en tu trabajo, en tus actividades, y te de fuerzas para venir a acompañarnos en estos espacios que intentamos defender”.

“Nuestros abuelos caminaban libremente por estos lugares, intentamos que sigan transitando a pesar de todo”, alegó el referente del Movimiento en Defensa de la Pacha. “Cada día están agrediendo más a nuestra Madre Tierra, y quitando los espacios de nuestros ancestros”, alertó.

Ante la llegada del jefe de la seguridad privada, los integrantes del MDP explicaron que se trataba de una ceremonia en un sitio sagrado, cuya existencia fue divulgada por la empresa.

“Le pedimos a la Pacha que nos de fuerzas y que le haga entender nuestra actitud a nuestros hermanos. No venimos con violencia, no venimos con agresividad, no venimos a prepotear a nadie, simplemente venimos a pedir a la Pacha que nos ayude”, expresó Pedro.

“Que Tata Inti nos de la energía para seguir caminando, crecer, vivir e intentar alguna vez por lo menos ser felices”, manifestó el integrante del pueblo kolla.

“Yo creo que sin duda los espíritus de acá nos van a dar tremenda mano, como ya nos demostraron en todo este tiempo”, aseguró el abuelo. “La Pachamama desde abajo también va a intentar cambiar estas cosas”, dijo con seguridad.

Finalmente, la jornada culminó tranquila y en alegría ya que se pudo llevar a cabo la reivindicación planeada hace algunas semanas. “Vamos a seguir marcando más lugares”, anunciábamos a fines de noviembre, cuando señalizamos los cementerios indígenas de La Bellaca.

De esta manera, como dijo Pedro: “Pacha, ya cumplimos con nuestro compromiso”.

Fotos: Lucía Surban y Movimiento en Defensa de la Pacha

Fuente y más fotos en: Indymedia Pueblos Originarios



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba