06/12/2012

“Las radios comunitarias somos convidados de piedra”

tapa-784.jpg Liliana Belforte, integrante de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), habló primero de lo que implica la adecuación en el marco del artículo 161. Coincidió en que se trata de un traspaso entre algunas manos, pero no es la lógica. Sin embargo planteó que en el marco de la Ley y este 7D, si bien “las radios comunitarias somos convidados de piedra” se ha podido reflexionar sobre la comunicación, la asignación de las licencias, qué implica discutir la LSCA, qué se pone en juego. Esto permitió “corrernos de la disputa bipolar donde todas las opiniones eran o a favor o en contra”. Por RNMA.


Planteó además que desde AMARC han militado la Ley “entendiendo que es un piso de derechos, falta mucho pero se hicieron avances interesantes como la creación de delegaciones, son pequeños pasitos”.

Planteó a su vez como un avance en cuanto a las radios comunitarias que el ultimo llamado a concurso ha intentado la reserva del 33% aunque esto se torna muy complejo en zonas como el Gran Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires y las grandes ciudades del país.

Finalmente, respecto a este tema señaló que “Nosotros (las radios comunitarias) vamos a tener que ir por todo, en cada espacio hay que pedir primero que se hagan los concursos y después hay que presentarse en las condiciones que sea, hay que ir a por eso”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba