05/12/2012

Línea 135: Patotas y una historia de nunca acabar

Chofer_linea_135_Credito_Los_Ojos_de_Anita.jpgEn los últimos meses la línea 135 de colectivos fue escenario de despidos arbitrarios entre sus trabajadores, entrevistamos a Germán, el Flaco, chofer despedido y en proceso de reincorporación, quien fue separado de su puesto por denunciar manejos extraños por parte de la empresa y delegados de la UTA, de parte de los cuáles sufrió ataques, golpizas y amenazas de muerte. Por El Caminante


El Caminante se entrevistó con Germán, chofer despedido de la línea 135, quien fuera amenazado en numerosas oportunidades por delegados, e incluso atacado, golpeado y amenazado con armas de fuego.

¿Cuales fueron las condiciones de tu despido de la línea 135?

Yo fui despedido en octubre del 2011 porque venia haciendo algunos reclamos de mejoras de las condiciones de trabajo. Cuando estaba trabajando vi que estaban sacando muchos servicios. Eso daba mucho malestar entre los choferes y los pasajeros también. Y, consultando el cuerpo de delegados, me decían que sacaban coches porque los choferes se enfermaban, que estaban de vacaciones, que pedían licencia. Pasó un tiempo y nos fuimos dando cuenta que mandaban los choferes a la line 60 porque el mes siguiente iban a haber elecciones de delegados. Nosotros ya lo teníamos claro, nos habíamos comunicado con los compañeros de la 60, nos decían que tenían entre 150 y 200 personas desconocidas, que sabían que eran de otras líneas y que estaban allí para votar a los delegados que la empresa dictaminaba. Esto generó que trabajáramos muy mal, la gente nos insultaba, nos escupía, dejábamos un montón de gente afuera porque habían sacado un 30% de las unidades. La línea 135 es una línea chica, y sacando 10 coches, ya se siente un montón, más en la hora pico. A mi me ponía mal que un cuerpo de delegados este organizando algo así, y se los decía en la cara, hasta que me despiden de palabra porque no me había llegado ningún telegrama. Ahí yo empiezo a avisar a la línea, con una rifa, (como no me habían depositado el sueldo la excusa de la rifa era para transmitir el despido ante los compañeros porque el transporte publico es muy particular porque nos vemos 3 o 4 compañeros y el resto de los 100 no nos vemos, nos enteramos a los 4 meses que uno no está). Con la rifa voy difundiendo lo que me pasó y eso les empezó a molestar mucho más a la empresa, fue ahí cuando empiezan las amenazas. A mi mamá le dicen que voy a aparecer por el Riachuelo, que me deje de joder, que no ande más por la empresa. Al otro día me llama personalmente por teléfono el delegado Rodríguez y me dice lo mismo, que él no se había metido pero que ahora se iba a meter, que si me veía por la empresa me iba a romper la cabeza, que yo sabía muy bien cual eran los métodos de la UTA (sindicato del transporte automotor), que no me haga el boludo.

Yo seguí haciendo lo de la rifa, en un momento me pongo a hacer el tramite del fondo de desempleo, me doy cuenta que me falta un primer telegrama, ya nos habíamos mandado varios telegramas con la empresa pero me faltaba uno, el primero. Entonces llamo por teléfono a la empresa, me dicen de pasar el día siguiente, que no va a haber ningún problema.

Entonces me presento a las 11 por la mañana, ante la administración y me dicen que aguarde 15 minutos que un tal Alejandro estaba preparando el telegrama y que no iba a haber ningún problema. En este momento se hacen presentes dos delegados con cuatro choferes más,nosotros le decimos los perros de la empresa, compañeros que gozan de ciertos privilegios por cumplir estas tareas.

En un momento uno me dice, “te dijimos que no andes más por acá”. Las únicas palabras que me dijeron antes de la golpiza. Empezaron a golpearme, con un arma de fuego me apuntan a la cabeza, esto no se habrá durado 2 minutos, este Alejandro aparece a los dos minutos haciéndose el sorprendido por lo que sucedió, cuando desde donde yo estaba y donde tiene el la oficina había un vidrio donde se veía todo. Ahí interviene gendarmería, llega la ambulancia, me llevan al hospital, me suturan la cabeza. Hacemos un comunicado de prensa, lo difundimos en los medios posibles a nuestro alcance. Yo ya había iniciado la demanda por discriminación gremial, que esta por tener sentencia firme en estos días, para antes de diciembre. Según el abogado hay un 90 % de probabilidad que se gane, con lo cual podría pronto reintegrar mi trabajo.

¿Cómo se desarolló la causa judicial?

Para presentar la causa necesitaba testigos. Fueron unos trabajadores de la 60, ex compañeros que se habían jubilado, un compañero de la línea, Luciano. A uno de ellos, Julio, llaman a su casa y dicen a su señora que tenga cuidado con lo que hace su marido, porque ella iba a tener un accidente, entonces ese fue el primer testigo que se me cae, se asusto bastante. Cuando se enteran que Luciano era testigo mio lo despiden, o sea primero lo amenazan, amenazas directas e indirectas. Llamaron a su casa, pintaron la casa de su papa entre otras cosas. Entonces ya teníamos dos testigos amenazados en la causa laboral. A los que estuvieron presente el día en la empresa, trabajadores administrativos y una empleada de limpieza, ninguno trabaja más hoy en la empresa. Amenazas y despidos, y arreglos también. En la causa penal, creemos que hay una vinculación directa con la empresa, más allá de los que me hicieron la agresión. El tesorero es el que digita todo eso. Hoy esta en mano de la justicia. Luciano lo despiden terriblemente mal, porque él estaba enfermo. No le reconocen nada, no le pagaron nada, porque no reconocieron la enfermedad. El inicia también una reclamación por discriminación gremial, el era del grupo que veníamos activando dentro de la empresa. En los primeros pasos del juicio, la empresa le ofrece reincorporarse, pero sin pagar los meses caídos.

Entró hace 15 días de vuelta en un ambiente bastante hostil, los delegados habían juntado anteriormente a todos diciéndole que a el que se veía hablar con Luciano, lo crucificaba. Después lo castigaba con el tiempo, siempre mandando un colectivo vacío atrás. A cualquier hora que salía tenía un chofer atrás, lo que genera es presión, estas cargado tratando de no cometer ningún error, de no dejar afuera un pasajero, de llevar a todos lo mas posible y el que viene atrás no levanta ni un pasajero, no respecta los horarios pero no le dicen nada, no le sancionan. El compañero Luciano denunció a este chofer, y le rompieron el parabrisas a él y a otro compañero más de la empresa y se fueron dando otras amenazas porque en este tiempo a Luciano y a mi se acercaron varios compañeros y bueno filtro y llegó al delegado y siguió lo mismo, nos amenazaron.

En el marco de una asamblea, El viernes 2 de noviembre, a la madrugada, la policía le toca el timbre al compañero Luciano avisándole que estaba encendiéndose su vehículo. El compañero fue a trabajar igual ese día con mucha bronca y mal dormido, algunos preguntándole como si supieran lo que había pasado “como andas, ¿viniste caminando?”, cosas así directas de ese tipo. Al mediodía fue la asamblea, y lo mismo cuando el compañero quiere intervenir, planteando problemas del trabajo, lo rodean y lo empiezan a golpear, lo clásico. En esta situación había muchos testigos, entre 40 y 50 compañeros. Entre 3 o 4 lo separan, y lo patearon, le tiraron por la corbata la verdad bastante miserable de parte de ellos. Así fueron los últimos acontecimientos.

¿Se habló mucho de la UTA, el sindicato pero como es la empresa?

La empresa es mafiosa, sino hace recuento de lo que fue pasando en la 60 a partir de que DOTA se hace dueña de la línea”¦como que estos métodos están claramente dígitos por la empresa: secuestros, entrada a casas, 3 autos incendiados”¦hay un montón de situaciones en la otras líneas de la DOTA y se manejan igual. Patoteros, aprietes amenazas y despidos, autos incendiados. Es bien especifico de la DOTA.

¿Qué interés sacan los “compañeros”cómplices de las golpizas y demás acciones contra los otros trabajadores?

Hacen estos trabajitos porque sacan unos beneficios pero que si uno mira es tan miserable y perverso como el sistema. Lo hacen por un día de trabajo que se quedan dormidos entonces la empresa no les hace nada, pueden acomodar su turno mañana o tarde, o trabajan menos horas cuando todos trabajamos 9 horas para el mismo sueldo. Y por eso se prestan a hacer estas cosas. Los caramelos que dan la empresa no son para todos en algún momento se lo van a cortar a uno, cuando se lo dan a uno es porque se lo tienen que sacar a otro. Entonces cuando ese uno se lo sacan, lo mismo que hacia él le va a volver a pasar, lo van a patotear.

¿Como es la relación entre estas denuncias y el aparato judicial?

El tema de la discriminación gremial es un fallo nuevo, no se desde cuando pero no hay muchos antecedentes, capaz desde el 2003-2004. Lo que dicen muchos laboralistas es que es como un veranito judicial digamos, que esto se va a terminar en algún momento. Pero reuniendo las pruebas necesarias cualquier trabajador de hecho que este reclamando, no se lo puede discriminar y creemos en ese sentido que en la justicia laboral hay un avance.

Después, tengo mis contradicciones. No hay tantos casos que llegan a la justicia, por lo general “se arreglan”, y con estos aprietes mafiosos y violentos los compañeros van para atrás digamos, dicen no voy a arriesgar mi vida por el laburo. Después si me preguntas por la justicia penal, es también relativo porque de todos los hechos que hubo, no hay ningún detenido, el único avance que vemos es con la situación de Mariano Ferreyra, que se está destapando la olla de a poco pero de lo que es la situación en las líneas de colectivo, ninguna de las situaciones que hubo, incluso en la 60 hay detenidos, ellos lo hacen a la sombra, y si lo hacen con testigo algo pasa para que no se de a conocer. Y o creo que esta empresa en particular ha gozado del emparo del gobierno, del subsidio, fue una de las cuales más creció, que recibió más subsidios así que debe haber relaciones carnales por el medio.

Foto: Los ojos de Anita


Notas relacionadas:

Urgente: chofer delegado de la línea 135 sufre quema de su vehículo y luego el ataque de una patota de la UTA

“Están saliendo a luz los ataques como metodología empresarial”

Las patotas contra los choferes de colectivos

Agresión a chofer de la línea 135 del Grupo Dota por patota a las órdenes de los empresarios

Trabajadores de la Linea 60 en lucha

Urgente: policía y gendarmería están por desalojar a trabajadores de la línea 60

Patota agrede a nieta de delegado de la línea 60

Trabajadores de la línea 60 continúan con el paro



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba