31/10/2012

Y otra vez las patotas de UTA y DOTA

tapa-732.jpg Mientras tres delegados de la linea 60 Monsa se solidarizaban con un chofer de la línea 430 despedido que estaba encadenado en la terminal, llegaron matones armados con armas de fuego y garrotes metálicos, enviados por la UTA (Unión Tranviarios Automotor) y la empresa DOTA para desalojar al chofer despedido y amenazaron de muerte a los delegados de la 60 apoyando sus armas en la cabeza y en el pecho de los trabajadores. Gracias a la paralización de la línea 60 la patota se fue. Por Periódico El Roble.


Los hechos de violencia contra los delegados de la 60 son permanentes y
gravísimos: incendio del auto del delegado Néstor Marcolin, ingreso en la casa del delegado Daniel Farella, destruyeron su mobiliario, amenazaron y maniataron a su nieta adolescente, incendio del auto del
delegado Héctor Cáceres, amenaza de muerte con arma de fuego al delegado Esteban Simonetta, amenazas a la esposa del delegado Hereñu, amenazas permanentes con armas de fuego a los verdaderos trabajadores de la 60 por sicarios contratados sin tareas específicas que tienen legajo de DOTA, MONSA línea 60.

El ejemplo más claro fue el barra brava de Chicago que murió en el hospital Santojani, que tenía legajo de DOTA línea 60 de reciente ingreso cuando se hizo cargo de la línea y monopolio DOTA.

El paro continuó y se tuvieron realizando cortes en la panamericana y marchas al Ministerio de Trabajo en L.N. Alem para que se acaben las patotas y las amenazas, y la reincorporación de 4 trabajadores despedidos injustamente por haberse enfermado trabajando en
la empresa y no querer darles un cambio de tarea.

Este conflicto es el mismo que originó todos los paros de este año y que la empresa se niega a solucionar contando con la complicidad de la UTA y el aval del gobierno.

Contactos:

Héctor Caceres: 1565684026

Néstor Marcolin: 1564800700

Esteban Simonetta: 1164797500



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba