21/10/2012

Voces en la marcha

tapa-715.jpg La multitudinaria marcha estuvo encuadrada por un fervor potente y toda la convicción hacia el pedido de Justica para Mariano Ferreyra. Ello se vio reforzado a partir del documento leído al final de la movilización, sobre un escenario a espaldas de la casa de Gobierno, y sus cerradas puertas y ventanas. Por El Saltimbanqui Radio.


“Fue un crimen político, porque involucró al Estado, a las burocracias sindicales que le sirven, a sus aparatos de represión y a los capitalistas que usufructúan el ferrocarril privatizado”, indicaba el documento.

A su vez, mientras se marchaba, los cantos de los militantes resonaban por Avenida de mayo:

“Che Cristina no me olvido de ese día, que a Pedraza lo cuidó tu policía”, se cantó.

El Saltimbanqui estuvo en la marcha y pudo dar con algunos de los protagonistas. En primer término, Jorge Altamira, quien nos da cuenta sobre algunos datos que no son tomados en cuenta y que señalan claramente la connivencia que persiste hoy por hoy, entre funcionarios del estado y Pedraza.

También Myriam Bregman estuvo presente. Nos habló sobre la significancia que tiene este tipo de movilizaciones en el marco del desarrollo del juicio a Pedraza.

A su vez, El saltimbanqui se encontró con Rodrigo, militante del PTS, quién nos contó de que se trata la “Muestra itinerante fotográfica sobre Mariano Ferreyra”.

Por El Saltimbanqui Radio

Logo_Saltimbanqui.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba