25/07/2012

Plan Pro.Cre.Ar.: ¿Una solución a los problemas habitacionales?

Fottap.jpgSe realizó el sorteo de los primeros préstamos del Programa de Crédito Argentino para la construcción de viviendas, financiado con fondos de la Anses. Alcanza a 400.000 familias, pero algunos requisitos ponen en duda su verdadero alcance. Un recorrido por la historia reciente de la crisis habitacional que atraviesan ciertas regiones del país. Por ANRed


El viernes de la última semana, en el edificio de la Lotería Nacional, se realizó el sorteo de los primeros préstamos del Programa de Crédito Argentino (Pro.Cre.Ar.) para la construcción de una vivienda única familiar. Durante la jornada se asignaron ““vía sorteo por Lotería- 11.659 créditos. El programa global, que fue presentado el 12 de junio pasado por Cristina Fernández de Kirchner, planea beneficiar, en el plazo de cuatro años, a 400.000 familias con montos que ascienden hasta 350.000 pesos. El programa tiene un doble objetivo. Por un lado, atacar las falencias habitacionales que existen en todo el país. En ese sentido, el préstamo es únicamente para la construcción de nuevas viviendas, ya sea en terrenos fiscales como en terrenos de los propios interesados. Por otro lado, al inyectar más de 20.000 millones de pesos con los primeros 100.000 préstamos proyectados para el corriente año, se busca encontrar una respuesta a la crisis internacional y a los propios problemas de una economía que ya empieza a mostrar signos de desaceleración.

Pro.Cre.Ar es una línea de financiamiento que se fondea principalmente con dinero de la Anses, con una tasa fija para los primeros 5 años y con un tope de la tasa variable a partir del sexto año. Los montos a asignar van de los 200 a los 350 mil pesos según los ingresos netos familiares, con un plazo máximo de 30 años para las familias de menores ingresos y de 20 años para aquellas que superen los $5.000 mensuales.

A pesar de que no existe un ingreso familiar neto mínimo para ser precandidato de adjudicación del préstamo, todo parece indicar que la mayor parte de los beneficiarios no serán aquellos grupos más carenciados: la relación cuota/ingreso debe ser del 40% y, en caso de trabajar en relación de dependencia, es requisito estar en blanco, siendo los sectores de más bajos ingresos los más vulnerables al empleo informal y a la inestabilidad laboral.

foto2-16.jpg

Este plan se diferencia así del plan de compra de viviendas propuesto por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires semanas atrás; ya que, al no estar destinados a la compra de viviendas ya existentes, estos préstamos no generarán un exceso de demanda adicional por lo que no inflará el precio de las propiedades. Según el Director Ejecutivo de la Anses, Diego Bossio, el programa tiene alcance nacional y todas las provincias estuvieron contempladas en la asignación de cupos en función del déficit habitacional y de las solicitudes de créditos.

Déficit habitacional

Cifras emitidas por el Ministerio de Planificación Federal indican que desde mayo del 2003 ““año de asunción del ex Presidente Néstor Kirchner- a la fecha, se han finalizado 600 mil soluciones habitacionales en todo el país y se están ejecutando otras 230 mil unidades más. Sin embargo, los datos arrojados por el Censo del 2010 son preocupantes: un 25 por ciento de los hogares del país sufre aún carencias habitacionales.

El porcentaje de hogares en condiciones precarias (familias que viven en ranchos, casillas, pensiones, inquilinatos, locales, casas precarias) o en forma irregular (vive de prestado, en el lugar de trabajo o mantiene una ocupación de la propiedad) se distribuye irregularmente a lo largo y ancho del país. Los alrededores de Buenos Aires y el NOA son las regiones donde mayores problemas habitacionales existen, siendo Formosa, Chaco y Misiones las provincias que tienen más del 50% de hogares con estas condiciones. En el otro extremo, La Pampa, la Ciudad de Buenos Aires y Chubut, son las zonas donde el porcentaje de los hogares dignos ronda el 85%.

De los tres millones de familias que no viven en condiciones dignas, se distinguen 500.000 con déficit cuantitativo ““familias sin vivienda- y 2.500.000 cualitativo -hogares con hacinamiento o calidad de vivienda deficitaria.

cuadro1.png

Las 830.000 soluciones habitacionales conseguidas bajo la gestión kirchnerista lejos están de ser suficientes, ya que todavía quedan 3 millones más por resolver. El Plan Pro.Cre.Ar., que promete crear 400.000 nuevas viviendas, promete reducir esa estadística, aunque las estimaciones parecen indicar que se estaría lejos de acabar con el problema que afecta a los sectores más vulnerables. Por un lado, los requisitos para acceder a los préstamos podrán ser cumplidos por una porción de la clase trabajadora, mayormente la que engrosa las filas de la clase media, pero no de los sectores más carenciados; estos últimos son los más afectados a la precarización laboral. Por otro lado, varios analistas coinciden en que el atraso en materia en el problema habitacional viene desde hace varias décadas atrás, y haría falta un programa más amplio con mucho mayor alcance y magnitud.

Respuesta de los sectores más humildes

En las provincias donde los pobladores sufren más esta suele combinarse una serie de factores más estructurales, como la concentración de la tierra y la falta de tierras fiscales. En Jujuy, por ejemplo, una de las provincias más pobres y con hogares más precarios del país, la tierra está mayoritariamente en manos de grandes empresas, como la firma agroindustrial Ledesma. Estos factores también se mezclan con el fenómeno de la pobreza, el alto precio de la tierra para los sectores populares, el agotamiento de suelo ocioso y las dificultades para adquirir tierra legalmente.

Parque_Indoamericano.jpg

En este contexto de graves problemas habitacionales, queda al descubierto la miseria en la que vive buena parte de la población y la distribución inequitativa de la tierra ““sobre todo en las zonas más pobres del país-, lo cual explica el aumento de ocupaciones de tierras y viviendas en los últimos años. Sólo para nombrar los casos más emblemáticos se destaca, en noviembre del año pasado, el desalojo de los Qom en Formosa con el saldo de dos muertes; la toma de tierras pertenecientes al ingenio azucarero Ledesma en Jujuy por parte de 700 familias, con una brutal represión que dejó 4 muertos y varios heridos; y, hace menos de dos años, la famosa toma del Parque Indoamericano en Villa Soldati por parte de tres mil familias, donde fueron asesinados tres trabajadores que exigían viviendas dignas.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba